Atlético rescató un punto en el final con mucha polémica

Deportes 10 de noviembre de 2018 Por
Cuando parecía que La Crema caería 2 a 1 ante Central Córdoba en barrio Alberdi, y que de esta manera se cortaría la racha positiva tras dos victorias consecutivas, Marco Borgnino anotó el gol del empate final ...
15418222680270
- fotos: D.Camusso

... en una acción que dio para el reclamo aireado de parte de los visitantes ya que el segundo asistente había cobrado el off side que Pablo Díaz retrajo.
Anteriormente, Cristian Vega y Facundo Melivilo, uno en cada tiempo, habían anotado para el Ferroviario, mientras que por medio de Matías Quiroga en el cierre del primer tiempo, Atlético había llegado a la igualdad transitoria.

Nicolás Domenella – Este viernes por la noche, en el marco de la 10ª fecha del Torneo de la Primera B Nacional, en el estadio Nuevo Monumental, Atlético de Rafaela igualó 2 a 2 ante Central Córdoba de Santiago del Estero. Matías Quiroga y Marco Borgnino convirtieron los goles para el local, el segundo sobre la hora en una polémica que se desató luego de que el asistente cobrara un offs side anulando la conquista que, finalmente, Pablo Díaz convalidó desatando la bronca en la visita. El Ferroviario se había puesto en ventaja dos veces por intermedio de Cristian Vega y Facundo Melivilo.

El partido

Atlético llegaba a este duelo tras cosechar dos victorias consecutivas habiendo, además, mantenido el arco en cero, aunque en ninguna de esas presentaciones le sobró nada, supo golpear en los momentos justos, ganando solidez defensiva, cambiando el ánimo de un plantel que venía golpeado por los malos resultados. Es por ello que el juego de anoche cobraba cierta relevancia, siendo que los de Alberdi buscaban mejorar cuestiones futbolísticas, al mismo tiempo, ratificar otras virtudes para no ser sorprendido por un rival que sumó menos puntos de los merecidos en su vuelta a la categoría.
En la previa, Llop adelantó que tendría una sola variante, ya que se metía en la formación, dejando atrás la lesión y luego de haber sumado minutos antes Los Andes, de Matías Quiroga en la delantera en lugar de Mauro Albertengo.
Por su parte, la visita llegaba de empatar ante Olimpo en un juego polémico en perjuicio de los bahienses pero traía consigo esa urgencia de alzarse con un triunfo ya que hasta aquí solo lo había conseguido una vez en el campeonato, situación que lo deja como colista en la tabla de promedios. Atento a ello es que Coleoni pensó un equipo con 5 cambios, además de un corrimiento táctico para jugar con dibujo tradicional.

atletico-central cordoba 1t 099
Matías Quiroga empató el trámite sobre el cierre del primer tiempo. foto: D.Camusso

El primer tiempo

En ese contexto, desde nuestra perspectiva, se presentaba el partido ante el Ferroviario que comenzó algo accidentado y cortado después de que Ángelo Martino recibiera un golpe en el codo en propio campo y que el mismo jugador devolviera la atención a Cristian Vega en la siguiente jugada ganándose la amarilla de arranque. Con la pelota en el inicio en terreno local, Central apostaba en una presión alta, tratando de ensuciar las salidas de los centrales pero, en la primera que saltó cerca, Quiroga descargó para Borgnino que con espacio encaró pero su segundo toque se fue largo cuando se imponía el remate.
La visita, obligado por su situación en las tablas, intentaba jugar lo más cerca de Macagno posible, moviendo la pelota de lado a lado a través del protagonismo de Nahuel Luján, pero sin hallar fisura la buena defensa de Atlético. Por el contrario, los de Llop, con menor tiempo la pelota en su poder, las pocas veces que pisaron el área provocaron al menos, el susurro ya que, en la segunda acción, Borgnino habilitó de taco a Quiroga que ganó la posición con la cabeza primero y con el pie después para meterse en zona de gatillo, pero su jugada se ensució por el cruce de Dutari a tiempo cuando el delantero ya había leído el pase atrás para un compañero mejor ubicado.


Los santiagueños contestaron rápidamente en una jugada que por muy poco no terminó adentro. Luján, que se tiraba constantemente por el lado de Copetti, la pisó en el cuadro mayor cerca de Macagno hasta que se hizo lugar para sacar un centro paralelo a la última línea que llegó a la cabeza del Bicho Rossi que, molestado en el salto por Baroni, no le pudo dar la dirección deseada a esa pelota, para fortuna de Atlético.
Promediando el segmento el peligro viajó de costo a costa. Primero lo tuvo Atlético con un disparo de Nadruz de media distancia que Taborda echó al corner; en la respuesta de la visita, Rossi llegó al borde de la cancha sin marca y tiró una bola precisa a la testa de Robles que, buscando el pique que cambie la trayectoria, tal vez cerró los ojos y perdió noción del espacio, porque su disparo se fue muy mal por encima del travesaño.
Claramente a esas alturas Central Córdoba era mejor que Atlético que no le encontraba la llave al partido. Algunos arrestos individuales muy aislados de Borgnino generaban una ilusión que se esfumaba rápidamente.
Y como era de esperarse, por lo que entregaban uno y otro, el quiebre llegó a los 31´. Vega tomó una pelota despejada a medias por Copetti en la medialuna y sacó un remate que dio en el cuerpo de Romero, pero el rebote lo favoreció al santiagueño que volvió a insistir en su ejecución, esta vez, clavando la pelota en el ángulo superior derecho de Macagno que no hubiese llegado nunca a evitar la caída de su arco. El gol, entonces, fue consecuencia, por la visita espacios y tenía en Nahuel Luján, por caso, al jugador más desequilibrante de la noche.
Los minutos finales del primer tiempo se consumieron ante un Atlético bastante apático, muy lejos de lo visto en los anteriores partidos. Pero la noche tenía guardado algo especial, en realidad para Quiroga que fue en el local el que, además de pelearlas todas, generó, buscó, bajó y luchó. Martino ganó la cuerda por la izquierda en el 46´ y tiró un centro rasante para el ingreso del Flaco que, en total soledad, definió algo mordido, pero con el efecto necesario para que Taborda no pudiera contener el empate que, a pesar de todo, no era justo, en honor a la verdad, por lo hecho hasta entonces.

atletico-central cordoba 1t 034
Marco Borgnino anotó su quinto gol en tres presentaciones. foto: D.Camusso

El segundo tiempo

Para el complemento, ambos entrenadores movieron sus bancos. Ezequiel Montagna ingresó por Romero en La Crema y Facundo Melivilo lo hizo por Barraza en Central Córdoba. Encima, como para emocionarse de entrada, Gabriel Ramírez estrelló un disparo en la costura de la soldadura del arco tras cobra una falta. Pero además de las variantes en nombres, Llop también viró en la posición de algunas jugadores, fundamentalmente en Ramírez que se paró por el centro, desde donde emepzó a hacer mayor daño que por el lateral. Tal es así que a los 5´ Ramírez tocó de primera para Montagna quien definió cruzado abajo marrando por muy poco.
Atlético empezó a ganar en confianza y se adelantó en el terreno; Central no era el del primer tiempo y se veía en la necesidad de replegarse resignando aquella presión alta con la que había iniciado la noche. Aunque a los 10´, en la primera que pudo romper el medio campo, encontró otra vez la diferencia en el marcador. Sánchez ganó su banda tras vencer a Montagna y a Copetti en las marcas y tiró un centro al primer caño que Melivilo contestó de cabeza para poner arriba otra vez a los santiagueños cuando nadie lo esperaba.
A Atlético los cambios no le rendían fruto, mientras el Ferroviario se parecía más a lo del primer segmento, manejando mejor la pelota volcándose por el costado de Copetti aprovechando la velocidad de Sánchez.
Llop mandó a la escena a Pusseto y a Quiróz, privando a Mauro Albertengo de sumar minutos extrañamente. No obstante el equipo seguía siendo un compendio de voluntades que caía sistemáticamente en el recurso del pelotazo para Quiroga que ya no podía gravitar entre Dutari y Oviedo. Borgnino se fue apagando conforme los minutos y nunca se mostró como una alternativa para romper el molde.
Pero la historia se resolvió en el final, y con mucha polémica. Cuando Atlético era un manojo de intenciones personales, en un borbollón en el área, una pelota queda viva en el área y Borgnino, muy solo y pareciera que adelantado, anotó el empate que inmediatamente el asistente anula por posición adelantada, pero Pablo Díaz, lejos de haber estado en una mejor ubicación, contradijo la indicación de su compañero, lo que desató la locura y bronca en todo el plantel de Central Córdoba. Luego de las protestas, los segundos finales decretaron la igualdad para Atlético que, a pesar de haber sumado, no le sirve para mejorar la imagen que dejó, aunque siempre sirve no quedarse con las manos vacías.

Baroni con protección

atletico-central cordoba 1t 014Tomás Baroni además, fue el capitán del equipo anoche. foto: D.Camusso

Tomás Baroni, que anoche fue el capitán de Atlético, jugó todo el partido con una protección en la mano derecha, debido a que en Lomas de Zamora sufrió una fractura en el cuarto metarcapiano, producto de un forcejo donde se desplazó el dedo y se quebró. Debido a ésto debió utilizar una férula que inmovilizó el sector pero que no le impidió ni jugar ni entrenar sin inconvenientes durante toda la semana.
Pensando en lo que se viene, Llop aguarda que para el partido frente a Almagro ya estén en condiciones Lucas Blondel, Abel Masuero y Enzo Gaggi, quienes se recuperan de desgarros.

Te puede interesar