Importante intención de siembra de la soja

Agro 08 de noviembre de 2018 Por
Desde el inicio de la primavera, en los últimos días se vivió fue la octava semana con similares características, donde la inestabilidad climática, la alternancia entre un par de días soleados y otros de variada nubosidad, con temperaturas medias a altas, ventosos de dirección norte, frentes de tormentas y precipitaciones.

Las mismas que se manifestaron con variadas intensidades, chaparrones algo intensos y luego en general bajos montos, permitiendo una muy buena infiltración y recarga de los perfiles de los suelos.
Según el Sistema de Estimaciones Agrícolas, en ciertas áreas puntuales nuevamente la caída de granizo se concretó, incidiendo con diferentes grados de daños y consecuencias sobre los cultivos. La inestabilidad y el ambiente húmedo continuaron abasteciendo las necesidades de los cultivos, generando buenas condiciones, beneficiando a todo lo sembrado y brindando óptimas condiciones para el proceso de la siembra de soja de primera, el cual con el paso de los días iría aumentando el ritmo e incorporando lotes. Los montos pluviométricos acumulados en la semana, registrados en los distintos distritos de cada departamento, fluctuaron entre 15 y 85 mm. Finalizando el período con descenso de las temperaturas medias diarias, nubosidad, lloviznas y lluvias de bajas intensidades. Las tareas realizadas en la semana, en la medida en que las condiciones climáticas y del suelo lo permitieron fueron: a) proceso de siembra de arroz, algodón, sorgo granífero - forrajero y soja de primera, favorecido por las condiciones ambientales y la buena disponibilidad de agua útil en la cama de siembra.
b) monitoreo de las trampas y detección de la presencia del picudo algodonero y la realización de aplicaciones, si fuera necesario.
c) cosecha de trigo en el área de estudio, particularmente en los departamentos del norte de la misma.

Trigo

Las precipitaciones de la semana fueron regulando y marcando el ritmo de avance en el proceso de cosecha.
Dicha tarea se observó en los primeros lotes de los departamentos del centro del área de estudio, mientras que en los departamentos del norte se logró un 40 % de recolección, consolidando los rendimientos promedios enunciados y registrando aumentos en rindes a medida que la misma fue progresando.
Recordando que en los departamentos del norte del área de estudio, los rindes alcanzaron promedios mínimos de 18 a 20 qq/ha y promedios máximos de 32 a 34 qq/ha. Y los primeros rindes en los departamentos del centro fluctuaron entre 28 a 35 qq/ha.
Ante estos resultados las expectativas y perspectivas siguieron siendo alentadoras, a pesar de situaciones puntuales por las consecuencias de los eventos climáticos (vientos fuertes y granizadas).
Las precipitaciones registradas continuaron sosteniendo la condición del cultivo y cubriendo sus necesidades de fin de ciclo, en particular en los lotes de los departamentos del sur.
Hasta la fecha el estado sanitario del cultivo continuó siendo muy bueno, sin expresión de enfermedades ni de plagas.
Se observaron, los siguientes estados fenológicos: 6 "antesis" 61 (comienzo de antesis), 65 (mitad de antesis), 69 (antesis completa) 7 "grano lechoso" 75 (medio grano lechoso), 77 (grano lechoso avanzado) 8 "grano pastoso" 83 (comienzo de grano pastoso), 87 (pastoso duro) 9 "madurez" 91 (cariopse duro, difícil de dividir) y lotes más avanzados muy puntuales 92 (cariopse duro, no se marca con la uña). –

Girasol

El cultivo en un 97 % se encontró en estado bueno a muy bueno con lotes en excelentes condiciones y el 3 % restante bueno, con lotes puntuales regulares, por posición topográfica y la aptitud de los suelos.
Continuó su crecimiento y desarrollo normal, con buena disponibilidad de agua útil en los suelos, tras las nuevas precipitaciones registradas en toda el área, generando muy buenas condiciones en beneficio de los cultivares. El aspecto sanitario del cultivo, en general, se presentó muy bien.
Solo se detectaron algunos lotes con presencia de orugas que fueron relevados – monitoreados y no ocasionaron mayores problemas, ni consecuencias, hasta la fecha.
Se observaron los siguientes estados fenológicos: V "estados vegetativos", V5 (5º par de hojas verdaderas), V6 (6º par de hojas verdaderas), V7 (7º par de hojas verdaderas), V8 (8º par de hojas verdaderas), V9 (9º par de hojas verdaderas), R "estados reproductivos" R2 (distancia de menos de 2 cm entre la inserción del botón floral y la última hoja), R3 (distancia de más de 2 cm entre la inserción del botón floral y la última hoja), R5 "antesis" R5 – 1 (inicio antesis) y lotes más avanzados en R5 – 5 (mitad de floración 50 %, el % depende del área del capítulo cubierto por flores, cantidad de círculos). –

Maíz de primera

El cultivo de maíz siguió presentando muy buen estado, creciendo y desarrollándose bajo condiciones óptimas, en un 90 %. La humedad fue adecuada y las temperaturas adecuadas para el cultivo. El 10 % restante manifestó cierto grado de impacto por los diferentes eventos ocurridos en los distintos departamentos, como caídas de piedras, heladas tardías y déficit hídrico.
La variación hacia un mejor estado, del orden de los 2 puntos porcentuales estuvo dado por las condiciones ambientales registradas, revirtiéndose situaciones adversas del comiezo del ciclo. En cuanto al estado sanitario del cultivo se encontró muy bien, sin inconvenientes hasta el momento. Se observaron, los siguientes estados fenológicos: V "estados vegetativos", V5 (5º hoja desarrollada), V6 (6º hoja desarrollada) V7 (7º hoja desarrollada), V8 (8º hoja desarrollada), V9 (9º hoja desarrollada), V10 (10º hoja desarrollada) y los más avanzados en Vt (panojamiento) y muy puntualmente en R "estados reproductivos", R1 (emergencia de estigma).

Te puede interesar