Los pastores recuperan la libertad tras el pago de fianza

Sucesos 08 de noviembre de 2018 Por
Lo decidió el Juez de la IPP Osvaldo Carlos desestimando el pedido de prisión preventiva del fiscal Gustavo Bumaguin quien momento antes había ampliado la imputación contra la mujer, acusándola de Estupro y corrupción de menores.
audiencia pastores
- foto Castellanos

En el transcurso de una audiencia de medidas cautelares realizada ayer en la Sala N° 1 de los Tribunales locales, el Juez de la Investigación Penal Preparatoria, Dr. Osvaldo Carlos, decidió hacer lugar a lo solicitado por la defensora Mónica Ronchi y otorgar la libertad tras el pago de una fianza fijada en $ 25.000 para cada uno, a la pareja de pastores - Alberto Eduardo B., de 37 años; y Laura Beatriz V., de 35-, desestimando de esa manera lo solicitado por el fiscal Gustavo Bumaguin para que aplique la prisión preventiva sin plazos de los encartados".
Recordamos que Bumaguin los había acusado de Reducción a la servidumbre reiterado en dos oportunidades en concurso real entre sí para ambos; mientras que ayer acusó a la mujer de Estupro y corrupción de menores, al señalarla como que obligaba a un menor de 13 años a mantener relaciones sexuales a cambio de dinero cuando su esposo se iba a trabajar. Además, el fiscal relató otros episodios que habría protagonizado la mujer, agregando que faltaban colectar testimonios de otros posibles menores que podrían haber sido abusados. Pero de nada valieron los argumentos del representante del Ministerio Público de la Acusación sobre que el delito de promoción o facilitamiento de la corrupción y/ de la prostitución de menores tiene una pena mínima muy alta lo que puede generar una futura condena que aliente la fuga de los imputados. Sin embargo el juez decidió para evitar ello el pago de una fianza fijada en $ 25.000 para cada uno.

¿Lesiones leves ...?

En la mañana de ayer se desarrolló un juicio abreviado presidido por el Dr. Alejandro Mognaschi, con la participación del fiscal Gustavo Bumaguin y del abogado defensor Juan Manuel Chiappero, en representación del imputado: Maximiliano Pedro Sini, un joven de 24 años afincado en calle Estrada al 2300 de nuestra ciudad, quien entre el 22 de febrero y el 5 de abril (la fecha concreta no trascendió), cuando vivía con su pareja en un departamento de calle Sáenz Díaz, golpeó salvajemente a su hija de apenas un mes y diez días de vida. La golpiza fue tan fuerte que le causó heridas, politraumatismos y fracturas. Sin embargo, la situación ganó en dramatismo cuando Sini y su pareja llevaron a la beba al Hospital local donde sugirieron que quede internada, algo que sus padres incumplieron, llevándosela nuevamente a su casa. Más tarde, debido a la severidad de sus dolencias, la niña tuvo que ser derivada al Hospital "Orlando Alassia" de Santa Fe. Principalmente porque seguía teniendo hematomas (una en un párpado) y fracturas varias en distintas partes del cuerpo. De todas formas, a pesar del inconcebible escenario, Sini fue condenado a un año de prisión de ejecución condicional (no sufrirá encierro) tras haber sido acusado solamente de lesiones leves dolosas agravadas por el vínculo en calidad de autor.
Según detallaron tras la audiencia, la legislación vigente estipula que ante estos casos el mínimo de prisión es de seis meses y el máximo de dos años.


Las lesiones

Al momento de ser revisada médicamente a la beba le diagnosticaron politraumatismo encefalocraneano (TEC), cefalohematoma, fracturas múltiples en cúbito y radio izquierdo, y anemia entre otras lesiones en piel. En el Hospital de Niños le detectaron hematoma parieto temporal derecho de 10 x 6 cm de diámetro, aumento de grosor de hueso de antebrazo izquierdo. Al realizarse 'screening' radiológico se informó fractura de cúbito y radio, -fractura y refractura consolidada, cayo óseo sobre cayo óseo-, fractura con deformidad que no recibió tratamiento en el momento en el que se produjo y que podría llevar 20 días de evolución.
También la menor a raíz de las golpizas provocadas por su progenitor, padecía un hematoma en párpado izquierdo y sufusión en planta del pie derecho, fractura de peroné derecho de semanas de evolución y fractura parietal derecha.
Nota de Redacción: Es cierto que con la calificación de "Lesiones" establece esa pena. Ahora bien, el sentido común, solo eso (ni hablar del jurídico) ¿causarle fracturas y politraumatismos a un bebé no implica una "Tentativa de Homicidio calificado por empleo de dolo eventual en concurso real con lesiones gravísimas (por el riesgo de muerte" conforme lo establecen los arts. 91, 42 y 80 del Código Penal)? Cabe aclarar que el juez no puede imponer más pena que la que las partes acordaron.

Te puede interesar