Seguirá preso el autor de los robos a una estación de servicio

Sucesos 06 de noviembre de 2018 Por
EXCLUSIVO ÚNICO MEDIO - La preventiva la decretó el Juez de la IPP Dr. Javier Bottero contra Sebastián Mauricio A., de 22 años.

La fiscal Lorena Korakis lo acusó de Robo calificado por el uso de arma de fuego y Tenencia indebida de arma de fuego de uso civil. Había perpetrado presuntamente dos ilícitos en el comercio ubicado en Bv. Hipólito Yrigoyen y calle Aguado de nuestro medio.

En una audiencia de medidas cautelares realizadas esta mañana en la Sala N° 1 de la Oficina de Gestión Judicial que funciona en los Tribunales rafaelinos y con Diario CASTELLANOS como único medio de comunicación presente, el Juez de la Investigación Penal Preparatoria, Dr. Javier Bottero, decretó la prisión preventiva sin plazos para Sebastián Mauricio A., de 22 años, a quien el domingo -también con este Diario como único medio- la fiscal Lorena Korakis le imputó su probable responsabilidad de dos ilícitos caratulados como Robo calificado por el uso de arma de fuego; y Tenencia indebida de arma de fuego de uso civil, reiterado en dos oportunidades, ambos en calidad de autor y en concurso real entre sí. Los episodios que le endilgó Korakis a SMA, ocurrieron los días 15 de octubre y 1° de noviembre pasado en la estación de servicio ubicada en Bv. Hipólito Yrigoyen y calle Aguado del barrio Mosconi de nuestra ciudad cuando el sujeto sorprendió al personal en ambas ocasiones y les sustrajo dinero en efectivo portando una especie de pistolón de un caño calibre 36.

La solicitud de Korakis

Tras las presentaciones correspondientes, el juez le dio la palabra a la representante del Ministerio Público de la Acusación, quien anticipó que iba a solicitar la prisión preventiva para el encartado, al entender que se daban los tres inicisos del Art. 220 del Código Procesal Penal de la Provincia de Santa Fe, que hacen referencia a la Responsabilidad penal probable del acusado en los hechos que se le imputan; la pena en expectativa que eventualmente pudiera corresponderle en caso de ser condenado y que deberá ser indefectiblemente de cumplimiento efectivo; y el riesgo de fuga o de entorpecimiento probatorio en caso de recuperar la libertad. La fiscal no tiene dudas respecto de la participación del sujeto toda vez que en el último episodio -del 1° de noviembre a las 5.30 horas-, el playero de la estación de servicio lo golpeó primero con un trozo de madera haciéndole caer el arma y luego, le quitó la capucha y lo pudo reconocer ya que habitualmente concurre a la estación de servicio. Además -y en cuanto a la pena en expectativa- alegó que será de cumplimiento efectivo primero por la carátula escogida y, luego, porque SNA ya cuenta con un antecedente condenatorio anterior.

La defensa

A su turno la Dra. Mónica Ronchi, del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal, disintió con la calificación legal elegida por Korakis, al entender que se trataba de un Robo simple, debido a que el arma que llevaba consigo estaba descargada y así lo señalan precedentes de fallos anteriores. En tanto indicó que tampoco debería ser imputado por Portación de arma sino por Tenencia ya que la misma se comprobó no tenía proyectiles.

Decisión

Finalmente tras escuchar a las partes y más allá de la posición defensiva, el juez javier Bottero decidió imponer la prisión preventiva sin plazos para el encartado.

Los hechos

Recordamos que de acuerdo al relato de la Dra. Korakis el día 15 de octubre pasado siendo aproximadamente las 3.20 horas, el acusado llegó a la estación de servicio Esso ubicada en Bv. Yrigoyen y calle Aguado portando un pistolón recortado calibre 36 de un caño con la que amenazó al playero Andrés C., y mediante amenazas le sustrajo una billetera que contenía aproximadamente unos $2.500 en efectivo para darse luego a la fuga.
Más adelante la fiscal indicó que el pasado jueves 1° del corriente aproximadamente a las 5.30 horas, SMA llegó nuevamente a la misma estación de servicio. Allí sorprendió al playero y a la empleada del Shopp de la estación cuando estaban realizando el cambio de turno. El acusado, portando un arma similar a la anterior -seguramente la misma- los amenazó y les exigió la entrega del dinero. Primero le sustrajo $1.500 al playero y luego tomó unos tres mil pesos que estaban sobre el mostrador, amenazando nuevamente a los trabajadores para que no lo sigan señalando que de lo contrario los mataría. No obstante en un momento determinado el empleado de la estación de servicio logró quitarle el arma de fuego y también la capucha con la que se cubría el rostro, por lo que SMA escapó rápidamente del lugar. Más tarde fue detenido en la Plaza 25 de Mayo por personal policial mientras se desempeñaba como lavacoche en el lugar.

Te puede interesar