Marcelo Gallardo deberá ver la primera final por televisión

Deportes 05 de noviembre de 2018 Por
El entrenador de River fue suspendido por un total de cuatro partidos por los hechos ocurridos en el partido ante Gremio de Porto Alegre y no podrá estar en la Bombonera.
Gallardo
Gallardo recibió una sanción menor a la esperada.

El sábado la Conmebol dio a conocer su esperado fallo y se confirmó que Marcelo Gallardo fue suspendido por un total de cuatro partidos. Es por eso que no podrá estar en el banco de suplentes de River en las finales de la Copa Libertadores que su equipo disputará ante Boca Juniors los días 10 (en la Bombonera) y 24 de noviembre (en el Monumental).
La Conmebol confirmó el castigo que se impuso al "Muñeco" por haber violado una sanción previa en el duelo de vuelta de las semifinales ante Gremio de Porto Alegre. En el punto uno del fallo, se rechaza el reclamo de Gremio y se ratifica a River como finalista de la Copa Libertadores 2018. En el punto dos, en tanto, se establece que Gallardo no podrá acceder al estadio en el próximo partido del torneo ni tampoco mantener comunicación con sus ayudantes o jugadores. Mientras tanto que en el punto tres, añade tres encuentros de suspensión para "El Muñeco", aunque no establece prohibición de ingreso a los escenarios en los que se jueguen esos cotejos.
En este marco, Gallardo no podrá estar en la Bombonera y queda obligado a ver la primera final por televisión. En la vuelta en el Monumental podría entrar al estadio, aunque su lugar en el banco de suplentes será ocupado nuevamente por su ayudante Matías Biscay. La suspensión corre solo para partidos organizados por la Conmebol. Además, Gallardo deberá pagar una multa de 50 mil dólares, los cuales serán debitados automáticamente de los montos que River deba percibir por derechos de televisación o patrocinio.
Gallardo había sido sancionado por ingresar tarde al campo de juego en el encuentro de ida ante Gremio en el Monumental. Además de una multa económica (1.500 dólares), el castigo preveía que podía estar en el estadio, aunque sin mantener comunicación con sus ayudantes ni ingresar al vestuario. El Muñeco violó ambas medidas: no solo mantuvo diálogo con el banco de suplentes a través un handy, sino que bajó al vestuario y dio indicaciones a los jugadores en el entretiempo. El conjunto brasileño recurrió a la Conmebol por este hecho y pidió los puntos del partido ante River. Sin embargo, el organismo decidió no hacer lugar al reclamo: ratificó al Millonario como finalista, pero impuso un castigo a su técnico.

Te puede interesar