"Soy un agradecido a esta profesión y a la Liga Rafaelina"

Deportes 05 de noviembre de 2018 Por
El domingo 28 de octubre, el árbitro Víctor Colman dirigió su último partido. Fue en la final por el Ascenso a la Primera "A" entre Talleres de María Juana e Independiente de Ataliva.
Ver galería Arbitro Víctor Colman-Enrique Calderon-Emanuel
1 / 3 - El último partido oficial de Víctor junto a su hijo Emanuel y Enrique Calderón. - Gentileza Javier Pairetti

En charla con CASTELLANOS repasó sus 23 años en la actividad local y nacional, confirmando que seguirá como Instructor Nacional. "La familia fue el sostén de permanecer siempre", afirmó.

Guillermo Bersano - El domingo 28 de octubre de 2018 no será un día más en su vida. Víctor Colman, nacido el 24 de agosto de 1968 en la localidad de Nelson, le pone punto final a su carrera como árbitro luego de haber transitado durante 23 años en forma ininterrumpida las canchas de la Liga Rafaelina de Fútbol. Llegó el momento de colgar el silbato en una actividad que amó y abrazó por vocación en 1995, cuando de la mano del Instructor Arbitral "Tato" Godoy llegó al referato, donde por ejemplo fue elegido cuatro veces como el Mejor Árbitro del Año. Junto a CASTELLANOS compartió las sensaciones de dejar la preparación semanal y estar al pie del cañón cada fin de semana para darle paso a una nueva época en su vida.
- ¿Fue difícil haber tomado esta decisión?
- Hace dos años, cuando empecé a realizar el curso de Instructor Nacional de Árbitros, empecé a manejar la posibilidad de terminar y recibirme para después dejar la actividad oficial. Al arbitraje con el tiempo lo fui queriendo, y es por eso que voy a seguir en la enseñanza.
- ¿Fue difícil aceptar aquella invitación de acercarte a la Liga?
- No, para nada. Llegué a Rafaela en 1993 desde Nelson, y trabajando en el frigorífico un compañero de trabajo que era Instructor Liguista, "Tato" Godoy, me invitó a que haga el curso de árbitro y que pruebe. Al principio iba con algunas dudas, quería ver si me interesaba, y así fueron 23 años consecutivos con esta camiseta de árbitro que tanto amo.
- ¿Cuándo debutaste en Primera? 
- Lo recuerdo muy bien, aunque primero lo hice en Inferiores en cancha de Peñarol con Julio Espíndola. En Primera fue en 1995, en un partido de la Zona Norte de la Primera "B". Era el clásico entre Independiente de Ataliva y Moreno de Lehmann, en donde fui designado para dirigir Reserva. El árbitro de Primera se enfermó y me avisaron que tenía que dirigir el partido principal, y si bien no fue como lo esperaba, a partir de ahí aprendí muchísimo para manejarme dentro de un campo de juego y la relación con jugadores, técnicos y dirigentes.
- Dirigiste en una época con grandes árbitros...
- Sí, cómo no recordarlos. Había un gran grupo de personas y árbitros como Juan Carlos Rodríguez Rojas, Darío García, Luis Trucco, Rubén Trucco Valdez, Armando Trucco y Roberto Beltramo, entre otros, que me marcaron la forma de dirigir y el camino a seguir.
- De aquellos comienzo duros en cuanto a la indumentaria deportiva a la de hoy...
- Sí, jajaja, en aquel momento había un solo juego de ropa para árbitro, el cual teníamos que utilizarla los sábados en Inferiores, llegar a casa, que tu mujer o esposa la lave y el domingo volver a vestir la misma indumentaria. Había que cuidarla muchísimo porque era para todo el año. Ahora por suerte cambiaron y todos tenemos juegos de ropa arbitral, traje y una preparación física importante con profesores a cargo. Recuerdo que en nuestros inicios la parte física la hacíamos con Domingo Barberis, que junto con su bicicleta nos llevaba a correr cerca del Anfiteatro para hacer la pretemporada.
- ¿Qué sensación te deja haber dirigido el último partido junto a tu hijo Emanuel?
- Sin duda que el domingo 28 de octubre quedará grabado siempre en mi memoria y en el corazón ya que dirigí junto a Emanuel, que heredó la inclinación por el arbitraje. Además, lo hice con mi amigo, Enrique Calderón, con quien comenzamos juntos el curso de Árbitros, y con Leandro Aragno, que tiene un gran futuro. El partido salió felizmente muy bien, así que me llevo muchas cosas positivas por este camino que transité
- ¿Cómo fue la relación con clubes, dirigentes, jugadores, técnicos y prensa?
- Solamente tengo palabras de agradecimiento para todos. Me he ganado el respeto en cada partido a través de los años, y en la mayoría de los casos hay diálogo. Cómo es fútbol, hay algunos que miran solamente el resultado, y si el árbitro lo perjudicó sos el peor. En Liga Rafaelina, en la mayoría de los casos, la relación ha sido buena.
- Son los que entran a la cancha y no tienen hinchada, ¿cuál es el sostén?
- Sin lugar a dudas el respaldo y el acompañamiento es la familia, en mi caso de mi esposa Danisa y de mis hijos Franco y Emanuel. Son ellos los que deben soportar todo, desde fines de semana sin cumpleaños, día del Padre, Madre y demás.

La tecnología
y el fútbol 

En un pasaje de la entrevista Colman dio su parecer sobre el VAR: "Son elementos de la tecnología que acompañan el desempeño de un árbitro y ayudan a bajar el margen de error en algunas situaciones. En cuanto a la aplicación para nuestro fútbol de Liga es muy costoso. Por ejemplo, los auriculares de comunicación para la terna arbitral tienen un costo de 30.000 pesos. Igualmente creo que lo que se adquiera y sirva, es bienvenido".

La enseñanza para
los que vienen

Recibido de Instructor Nacional de Árbitros, Colman acompaña junto a Luis Trucco la enseñanza de la reglamentación y la forma de desem

Te puede interesar