Exponen que la ley de alquileres es presa "de un juego político"

Locales 05 de noviembre de 2018 Por
Uno de los referentes de los empresarios del rubro inmobiliario analizó la gestación de una nueva normativa sobre locaciones urbanas, postulando como "el meollo de la cuestión" la necesidad de que no se desincentive al inversor, para que la oferta de propiedades se mantenga y favorezca a todas las partes.
alquiler
- N. Gramaglia

En otro orden, los porqués de la conveniencia de seguir apostando a la construcción y el dato de un acuerdo inminente sobre la modificación del Código Urbano de la ciudad.

Luis Gaggiotti, histórico dirigente de la Cámara Inmobiliaria de Rafaela y destacado empresario del rubro, habló de varios temas sensibles tanto para la actividad en sí misma como para la comunidad en general con "Red Urbana", (FM 97,3 Radio Universidad).
El primer disparador de la requisitoria periodística rondó en torno al tratamiento de una nueva ley de alquileres: "La ley no se votó", respondió. "Están haciendo algunas modificaciones en Comisión propuestas por la Asociación de Inquilinos y la Federación Inmobiliaria de la República Argentina porque hay aspectos bastante conflictivos".
En tal sentido, aseguró que el proyecto original adolecía a su juicio de "deficiencias importantes. Cuando uno intenta legislar en un mercado dinámico y que tiene tantos aspectos distintos como los alquileres esto normalmente se perjudica a quien quiere beneficiar".
Entre esos puntos, Gaggiotti cargó contra los intentos de proponer determinaciones de los precios de los alquileres en contratos a tres años: "Es complicado en el contexto actual", razonó con lógica. Otro elemento que ya había sido señalado por otros directivos de la Cámara Inmobiliaria en señal de rechazo, era la elaboración de un proyecto siguiendo los parámetros del mercado porteño, y sin tener en cuenta los del resto de la Argentina. Al respecto el empresario local sentenció: "Hay como dos países distintos, una cosa es Buenos Aires y otra el interior. Es cierto que en Buenos Aires hay grandes abusos en lo que hace a los honorarios que se cobran, o se hacen pagar expensas extraordinarias a los inquilinos que no corresponderían, piden adelantos de gastos de varios meses al inquilino, pero son metodologías muy distintas que las del interior, que por ejemplo aquí no se dan, o existen en mucho menor medida".
Por otra parte, fustigó el intento de la nueva normativa de colocar al corredor inmobiliario "como un mandatario del propietario y no del inquilino". "Nosotros, acá en Rafaela cumplimos la doble función", ejemplificó. "Tratamos de arribar a acuerdos justos para ambas partes, que si hay determinado derecho del inquilino como por ejemplo que la propiedad esté en buenas condiciones, que sea respetado. La ley distorsionaría entonces la calidad del mandatario, aunque hay leyes provinciales que establecen nuestras incumbencias profesionales, como por ejemplo en Santa Fe, y entiendo que eso no puede ser superado por una nueva ley nacional".
Asimismo, Luis Gaggiotti insistió en desarrollar un concepto que ya había esbozado en un tramo inicial: "El aspecto principal es no desmotivar al inversor". "Pues, la solución a todas las distorsiones pasa por aumentar la oferta, no restringir la demanda. Ir hacia un panorama en el cual la construcción sea una reserva de valor importante, que redunde en mayor cantidad de unidades y se amplíe el mercado. Hay pocos atractivos en este momento para el rubro, la rentabilidad está realmente baja. Históricamente rondaba en un 6 a 7 por ciento anual sea en dólares como en pesos, y hoy ronda en un 2,5 por ciento. Ese es el meollo".
Finalmente efectuó una valoración del tipo político: "Me parece que hay momentos políticos, lamentablemente que inciden en el tratamiento de la ley. Esta ley fue tratada hace dos años y quedó en suspenso. Entonces en este momento cuando a la vez se discute el presupuesto, entran en juego cosas que antes no lo estaban. Parecería que hay que hacer ciertas concesiones para lograr acuerdos en otros lados. Estamos inmersos en este juego político y se pueden tomar decisiones que no se condicen con la realidad de la economía".

El mercado en general.
Aquí, y ahora.

"Por supuesto que la inestabilidad que vivimos hasta hace dos o tres meses provocó un enfriamiento importante en el proceso de toma de decisiones", admitió Luis Gaggiotti al responder sobre la incidencia de la calma que muestra el dólar en las últimas semanas.
Panorama complejo que según su visión afectó "tanto al que compra como al que vende", lamentando la "caída" de "los créditos hipotecarios que habían dinamizado bastante al mercado". "En este momento hay un reacomodamiento lógico, muchos propietarios van a tener que aceptar que los valores en dólares han bajado. Y este proceso a veces no es tan rápido. Se hacen algunas operaciones hoy en día, no con la dinámica deseada, pero siempre hay alguien que quiere vender y comprar". También evaluó: "Consideramos que habrá en más un horizonte de estabilidad que hará más previsible el desarrollo de las operaciones porque la gran devaluación ya se dio. Hoy el competidor más grande que tiene el mercado inmobiliario es las tasas de interés", evaluó.
Respecto de la marcha de los créditos hipotecarios UVA, sostuvo que aquellos que pudieron comprar a través de ellos antes de la devaluación "fueron ganadores, porque me parece que hoy no podría volver a comprar la misma propiedad, como asimismo el que vendió en ese momento hoy estaría complicado en su decisión de vender". A futuro, también los tomadores de estos empréstitos seguirían en ventaja, según el rafaelino, pero por sobre todo, aquel que pudo ahorrar algunos dólares. "Conviene comprar metros cuadrados en construcción porque la valuación se mide por el índice del sector, que evoluciona pero no en la media del dólar, mientras (la divisa norteamericana) aumentó un ciento por ciento, el índice lo hizo en un cuarenta, hay un margen importante".

Código urbano: Avances

Por último, fue oportuna la consulta a Luis Gaggiotti sobre la marcha de la configuración final de la ordenanza que modificará al Código Urbano de la ciudad. "Sí, muy bueno el tema, hemos estado casi todo el año integrando la Comisión Asesora Municipal de Urbanismo, con reuniones en las cuales se ha dado una discusión amplia con los técnicos, concejales, consensuando modificaciones y redactando ordenanza final para llevarla al Concejo". Entre las enmiendas y aunque sin profundizar, adelantó: "Hay factibilidades, modificaciones que mejorarían la situación en bulevares fundacionales, también se contemplan las cocheras que es un rubro importante que tendríamos que ir teniendo en cuenta en la ciudad, en definitiva, se trató de un proceso dinámico, constructivo y espero que eso se mantenga en el tiempo", cerró.

Te puede interesar