China planea comprar más soja a Argentina

Agro 11 de octubre de 2018 Por
Estiman que los embarques al país asiático podrían alcanzar los 1,8 millón de toneladas entre setiembre de 2018 y febrero de 2019.
soja

El conflicto con EE.UU. potenciaría las posibilidades comerciales de nuestro país, aunque para cubrir una posible demanda habría que importar…desde EE.UU.

Por el conflicto comercial que mantiene con los Estados Unidos, China comenzó a transferir sus compras de soja norteamericana hacia Brasil, pero por necesidad de mayor suministro, comenzará a adquirirla desde Argentina.
Así lo explicó la compañía Oil World en su informe semanal, en el que detalló que "como el suministro exportador brasileño declina estacionalmente y cae debajo del nivel de hace un año en octubre/diciembre 2018, China se vuelva hacia Argentina".
Además, indicaron que en setiembre, se prevé que Argentina exporte aproximadamente 100.000 toneladas de soja a China. "Estimamos que los embarques a China podrían alcanzar los 1,8 millón de toneladas entre setiembre de 2018 y febrero de 2019, contra ninguno hace un año", agregaron.
Siguiendo esa línea, Oil World asegura que prevén compras adicionales de soja de parte de Argentina a Estados Unidos en las próximas semanas.
"Proyectamos que se importarán 1,6 millón de toneladas de soja estadounidense en setiembre 2018/febrero 2019 y posiblemente otros 0,2 a 0,4 millones de toneladas en marzo del siguiente año", calcularon, basándose principalmente en los datos de la caída en la cosecha de soja a principios de este año.
La importación de soja por parte de los operadores en Argentina es necesaria por una cuestión de volumen y cantidad. A mediados el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda) ya había informado nuevas ventas de soja hacia Argentina por más de 500 mil toneladas, marcando un récord desde 1997 a esta parte.
El principal motivo de esta medida de las industrias aceiteras locales fue el fuerte achique que sufrió la cosecha de soja argentina, a raíz de la peor sequía en 50 años. Las plantas que elaboran harinas, aceites y biodiésel en base a la oleaginosa necesitan materia prima para funcionar, y la producción local no alcanzó para abastecer la demanda de las fábricas. Se trató de una cuestión de oportunidad de precios y "la necesidad de las fábricas de no estar paradas, nada más", graficaron los operadores en su momento.

Te puede interesar