Muerte súbita: por qué sucede y cómo estar preparados

Locales 28 de septiembre de 2018 Por
Trasciende cuando sucede a futbolistas y deportistas de élite y es que suele ocurrir en gente muy joven. La "muerte súbita" pasa tras sufrir un infarto repentino en alguien aparentemente sano y sin factores de riesgo. ¿Por qué sucede? La empresa REANIMAR, visitó la ciudad para dictar cursos de RCP y el uso del desfibrilador.
Página 7
- Foto: D. Camusso

Julieta Cartocio, instructora de la Federación Argentina de Cardiología y directora de entrenamiento de la empresa REANIMAR RCP, de la ciudad de Buenos Aires, visitó la ciudad a fin de dictar cursos de Reanimación cardiopulmonar y la utilización del desfibrilador. El objetivo que persiguen es que las personas pierdan el miedo a utilizar aparatos como el desfibrilador, y aprendan las prácticas de reanimación. "Es la segunda vez que venimos a Rafaela, la respuesta de la gente siempre es muy buena, y se muestran muy entusiasmados", expresó Cartocio en diálogo con CASTELLANOS.
¿Qué puede hacer que a una persona muy joven y aparentemente sana se le pare el corazón de forma repentina?
Habitualmente las muerte súbita en menores de 35 años se produce porque padecen alguna enfermedad del corazón que desconocen y que nunca antes ha dado síntomas. Puede ocurrir por: Defectos en el propio músculo (miocardiopatías); Defectos en las arterias más cercanas al corazón; Ciertos síndromes coronarios congénitos (síndrome de Brugada o el síndrome de QT largo). Otros factores que pueden ocasionar problemas coronarios congénitos, "son los malos hábitos, fumar, comer en exceso, diabetes, colesterol, obesidad, entre otros", explicó la profesional.
Aunque las causas pueden ser diversas, la principal es un tipo de arritmia (el latido del corazón está descoordinado) conocido como "fibrilación ventricular".

Fibrilación ventricular

El corazón es una máquina capaz de regular su velocidad y de bombear la sangre a todos los tejidos para que les llegue el oxígeno y los nutrientes necesarios. Pero como todas las máquinas, a veces "falla".
La fibrilación ventricular, cuyas consecuencias pueden ser graves, se produce cuando la alteración del ritmo del corazón afecta a una zona concreta del corazón.
Dónde sucede. La arritmia en este caso ocurre en el ventrículo izquierdo. Es una de las 4 cavidades que tiene el corazón (la sangre pasa de una a otra a través de unas pequeñas compuertas que son las válvulas).
Qué ocurre. Se produce una especie de descoordinación eléctrica en el corazón que impide que este pueda bombear la sangre. Cuando la sangre llega al ventrículo izquierdo, es incapaz de impulsarla al exterior para hacer que esta llegue con fuerza a todo el organismo a través de las arterias.
Suele ocurrir por un infarto. Es lo más habitual en personas de más de 35 años. Y es que durante un infarto se produce el taponamiento de alguna de las arterias coronarias. Por ello, una zona del músculo cardíaco deja de recibir nutrientes y oxígeno, lo que provoca este tipo de anomalía en la coordinación eléctrica.
Hasta qué punto es grave. Cuando se presenta, puede solucionarse de forma rápida y eficaz mediante la aplicación de una descarga eléctrica que ordena todas las corrientes descoordinadas, de forma que el corazón vuelve rápidamente a funcionar con normalidad. Pero si no se actúa a tiempo el fallecimiento puede sobrevenir en escasos minutos. "Por eso es importante que las personas aprendan a utilizar el desfibrilador, y utilicen esta herramienta cuánto antes, porque es lo único que revierte esa arritmia que produce la muerte súbita, pretendemos que la gente pierda el miedo a la utilización de desfibrilador", indicó Julieta.
"Las chances de vida de una persona si se pone en tiempo y forma el desfibrilador más las maniobras de RCP es de un 70%; si nadie hace nada, porque no saben, las chances son 0%. Con estas maniobras lo que estamos haciendo es que corra el flujo sanguíneo, por todo el cuerpo, entonces llega oxígeno al cerebro. Una persona que no recibe oxígeno por 6 minutos, a nivel cerebral ya hay un daño irreversible. Las ambulancias tardan bastante más que 6 minutos, por eso es importante que todos estén capacitados para hacer las maniobras", agregó.

¿Por qué en personas jóvenes?

En las personas de menos de 35 años, el origen de la fibrilación ventricular suele ser una anomalía cardíaca debida a alteraciones genéticas hereditarias. Son muy poco frecuentes pero cuando se producen, suelen afectar a varios miembros de la familia.

Síntomas de alerta

El electrocardiograma es lo más útil en el diagnóstico de las arritmias. Aunque "se debe hablar con el cardiólogo, quien hará una serie de cuestionarios, y pedirá estudios específicos para detectar patologías congénitas. Se dio en muchos deportistas, porque existe una patología de base, sumado el estrés físico y de la vida cotidiana, termina siendo el desencadenante. Es importante que se hagan los aptos físicos y que hablen con el cardiólogo, a veces se puede prevenir y otras veces no, lo importante es ir al médico y ver si hay algo".
Sin embargo, para ayudar a detectar alguna anomalía de este tipo puede resultar útil revisar el pulso de vez en cuando. Ten en cuenta: si te desmayas a veces (sin razón). Algunas arritmias podrían ser las responsables, ya que en este momento quizá no ha llegado suficiente sangre al cerebro. Si has sentido palpitaciones o dolor en el pecho antes o después de desmayarte, acude al médico. Si tus pulsaciones son altas, pero por debajo de las 120 pulsaciones/min, puede ser por nervios. Si en reposo superan esta cifra, es mejor que consultes a tu médico.

Cómo actuar

Si una persona cae inconsciente de manera imprevista, lo primero que hay que hacer es llamar al servicio local de emergencias médicas y comenzar rápidamente las maniobras de Reanimación Cardiopulmonar (RCP), ya que se calcula que por cada minuto de demora, se pierde un 10% de posibilidad de sobrevida y más allá de los 5 minutos, la probabilidad se reduce considerablemente. La RCP puede ser la diferencia entre la vida y la muerte, por lo cual es fundamental que todos realicen un curso de capacitación.
-Verifique que la escena sea segura para usted ante todo. Si la víctima no responde y no respira con normalidad (o solo jadea/boquea) activar el servicio de emergencias y comenzar la RCP.
-Asegúrese de que la víctima esté tendida de espaldas y sobre una superficie firme y plana.
-Retire su ropa para dejar el pecho descubierto.
-Colóquese de rodillas de manera perpendicular al cuerpo de la víctima, ubique la base de una mano en el centro del pecho (sobre la mitad inferior del esternón) y la otra por encima de la primera.
-Con los brazos firmes y sin flexionar los codos, comience a realizar compresiones con fuerza, rápidamente y de forma constante (el ritmo y frecuencia debe ser entre 100 y 120 compresiones por minuto). Deje que el tórax vuelva a su posición normal. Trate de hacerlo hasta que la víctima se recupere, o hasta la llegada de la ambulancia. Si es posible, emplee un Desfibrilador Externo Automático (DEA).

Te puede interesar