Nueva colecta para juntar leche

Locales 12 de julio de 2019 Por
un litro de leche
un litro de leche

Los integrantes del equipo de trabajo de la campaña "un litro de leche por mes" realizarán este sábado otra colecta destinada a juntar leche para destinarla a las copas y merenderos que hay en la ciudad. Juan Ruggia, integrante del grupo organizador, recordó que el mismo está integrado por "jóvenes que comenzamos con esta tarea hace tres años, pero esto no fue idea nuestra, sino que replicamos algo que existe en muchos lugares del país. Nosotros tomamos la idea de gente de Alta Gracia, en la provincia de Córdoba".
La colecta se hará mañana a partir de las 9 hasta las 13 en la plaza 25 de Mayo frente a la Catedral y los que estén en condiciones de hacerlo pueden aportar leche larga vida, entera o descremada, o leche en polvo.
En una entrevista concedida a Radio Universidad, Ruggia destacó que "Rafaela es una ciudad muy solidaria, no solamente con lo que hacemos nosotros sino con un montón de organizaciones sociales, grupo de personas que le dan respuesta desde lo social, lo colectivo que al final es lo que importa. Muchas veces el Estado se retira o a través de las políticas económicas comienza a generar cosas que no nos gustan y que impactan directamente a las personas".
En ese marco, destacó las acciones de algunas empresas, como el caso de Mahle. En la valvulera, "sus operarios cada tres meses destinan parte de su salario para la leche. La empresa pone un precio de cuánto está el litro de leche y le pregunta cuántos litros de leche quieren donar y ese dinero lo sacan de su salario para ponerlo a disposicion de nosotros. Obviamente el litro de leche, no el dinero físico. Los empleados suman sus aportes y lograr una determinada cantidad de litros y la empresa lo duplica. Por ejemplo, nos avisaron que mañana (por hoy) tenemos que ir a buscar 700 litros de leche. Es un montón para nosotros, es casi un mes de leche para todos los merenderos que nosotros ayudamos".
Subrayó también que "hay otras empresas que nos dan una mano, varios comercios, puntualmente en algunos meses del año nos dan un aporte la Sociedad Rural, diferentes organizaciones que cuando tienen eventos particulares, reúnen gente para juntar algún producto, también nos hacen llegar su ayuda".
Ruggia recordó que "a veces la gente se acerca con dinero y le decimos que nosotros no lo agarramos y por ahí se enojan, pero en realidad es para nosotros una cuestión de transparencia. Si queremos dar una mano podemos ir al kiosquero del barrio y dar una mano también comprándole la leche a ellos y después llevarla a la colecta, es un doble favor".

Más demanda

El representante de la organización también admitió que en los últimos meses "creció no solamente la cantidad de chicos que están yendo a los merenderos, sino la cantidad de gente que ve ésto y abre las puertas de su casa para recibirlos. Antes si llovía o hacia frío los chicos no iban, se quedaban en sus casas o iban más tarde. Ahora llueve, truene, frío o calor a las 8 de la mañana de los sábados están en la puertas de las copas de leche, no solamente ellos sino sus primos, sus padres, madres. Entonces la situación es compleja y no hay forma de salir que no sea con todos trabajando para atender esas situaciones".
También se nota que pese a la buena voluntad, hay gente que perdió capacidad de poder ayudar. "Lo vemos en las colectas, antes había personas que llevaban un pack de leche y ahora llevan la mitad; y el que aportaba 5 ahora alcanza para 2 y hay quienes ya no pueden ayudar".
Exhortó a los rafaelinos a que "si tienen la posibilidad de hacerlo y quieren hacer el esfuerzo o tienen en su casa, un litro de leche son 5 tazas, es un montón para las copas de leche y para los chicos. Los invitamos para eso, si lo único que tenemos en casa es un litro de leche, para nosotros es mucho, no nos quedemos nunca con que nos parezca poco. Todo suma".

Te puede interesar