Buscan definir reformas al Código Urbano, con la mira en los edificios de altura

Locales 11 de julio de 2019 Por
Con el objetivo declarado de establecer una agenda de trabajo conjunto entre el Estado local y las distintas instituciones implicadas en el desarrollo urbano de la ciudad, se realizó ayer una reunión de trabajo en el despacho de Intendencia.
PAGINA 3
El Intendente junto a funcionarios y representantes de los colegios, durante la reunión de ayer. - Prensa MR

Aunque la información oficial brindada tras el encuentro fue escasa, se supo que el eje principal del encuentro pasó por la necesidad de darle un corte definitivo a las modificaciones en estudio para el Código Urbano, así como en lograr avanzar en la futura modificación del reglamento de edificación.
En el despacho del intendente Luis Castellano, además del anfitrión, estuvieron los representantes del Colegio de Arquitectos, la Cámara de la Construcción y el Colegio de Ingenieros. También participaron el secretario de Desarrollo Urbano de la Municipalidad de Rafaela, Carlos Maina, y la coordinadora de Planeamiento Urbano, Mariana Nizzo.
Uno de los principales temas en debate en torno al Código Urbano tiene que ver con los edificios en altura y el análisis de las limitaciones actuales que plantea el Código. Como se sabe, hay restricciones bien claras establecidas en la normativa vigente, en cuanto a la altura máxima permitida para los edificios según la zona en donde se construyan; así como también el número de cocheras; las superficies mínimas de espacios comunes y otros ítems específicos que hacen a las especialidades técnicas que son materia de debate permanente.
A nadie escapa que las restricciones en altura ponen un límite a la rentabilidad que obtienen los desarrolladores por el uso del suelo. Por eso hay proyectos que reclaman excepciones a cambio de otras concesiones de los desarrolladores, en general vinculados a posibilidades de dar respuesta a otros problemas que puede haber en la zona donde se ejecuten los proyectos. Pero estos temas generan polémicas y discusiones que podrían tener un corte con las modificaciones buscadas en el Código Urbano.
Los aspectos a tener en cuenta son múltiples. Un ejemplo es el de las cocheras: en Rafaela, por la problemática que generan las napas freáticas en un nivel cercano a la superficie, es inviable ejecutar cocheras subterráneas, como tienen la mayoría de los edificios en altura que se construyen en otras ciudades. Esto hace que edificios y complejos de departamentos deban destinar superficies potencialmente utilizables como espacios habitables para darle uso de cochera. Además, el Código define la cantidad de cocheras que deben existir por cada determinada cantidad de unidades habitacionales.
Otro aspecto a considerar son los espacios de suelo impermeabilizado que se definen en cada lote. El aumento de las superficies construidas impermeabilizó los suelos. Al haber menos "verde" natural y más cemento, el agua de lluvia sale más rápidamente a la calle y demanda desagües más grandes para poder tener salida rápida y evitar anegamientos. También este aspecto técnico es motivo de discusiones.
La idea es ensayar varias tipologías y que en el transcurso de lo que queda del mes de julio el Ejecutivo Municipal eleve a consideración de las instituciones el anteproyecto de las modificaciones propuestas.
Además, se abordó la actualización del reglamento de Edificación, que desde hace tiempo viene atrasándose por distintos motivos y que debería estar finalizado para fines de este año. Las instituciones pidieron por algunos temas puntuales, como la puesta en marcha de un registro de constructores.

Otros temas

Por otra parte, en la reunión también se dialogó sobre la posibilidad de compartir proyectos como la refuncionalización del sector céntrico y la Recova Ripamonti.
"Fue una reunión muy productiva en donde pudimos conversar sobre diversas temáticas que hacen al desarrollo urbano de Rafaela. El valor de estas instancias es poder compartir miradas, puntos de vista y escucharnos", señaló el secretario de Desarrollo Urbano, Carlos Maina.
"Estamos pensando y proyectando la ciudad de los 150 años, y debemos hacerlo con las instituciones. Cuando lo hacemos en equipo, integrando los conocimientos, los proyectos siempre tienen mejores resultados. Por eso convocamos a las distintas entidades", agregó el funcionario.

Te puede interesar