Buscan implementar sistema de Triage en el Hospital "Dr. Jaime Ferré"

Locales 11 de julio de 2019 Por
Es un mecanismo de clasificación de patologías. La necesidad de implementarlo surge como consecuencia del hecho delictivo sucedido el martes en la Guardia del Hospital. "Estamos en pleno proceso de trabajo", sostuvo Adrián Rascón, de la Subsecretaría del Ministerio de Salud de la Provincia de Santa Fe.
Ver galería PAGINA 4 FOTO ARCHIVO GUARDIA HOSPITAL
1 / 2 - - Castellanos

El pasado martes, en la Guardia del Hospital "Dr. Jaime Ferré", ocurrió una situación de tensión cuando en las primeras horas de la mañana, un sujeto ingresó al lugar realizando amenazas con un arma blanca a los presentes y destrozando algunos vidrios. No es la primera vez que suceden hechos violentos en el efector, pero la gran mayoría surge siempre ante accidentes, hechos de sangre o situaciones shockeantes para víctimas, familiares o allegados. No pareció ser éste el caso, ya que la persona que protagonizó el ataque no estaba envuelto en una cuestión de esa naturaleza.
El director del Hospital, el doctor Jorge Bertram dialogó con CASTELLANOS y dio su versión del hecho vandálico ocurrido. "Ingresó un sujeto masculino solicitando la presencia de algún médico que él estaba buscando. Se le dijo que en el nosocomio no estaba esa persona que estaba buscando y con una actitud totalmente irracional ingresó a la Guardia desde el sector de ambulancias, sacó un arma blanca y empezó a amenazar a todo nuestro personal médico, enfermeros, personal de limpieza y golpeando todo", comenzó diciendo Bertram.
"Esto transcurrió en no más de cinco minutos", comentó el director, hasta la llegada de efectivos policiales que pudieron neutralizar al individuo y trasladarlo a la sede policial para realizar las tareas correspondientes.
Cuestionado sobre cuál fue el motivo por el cual esta persona ingresó al lugar y actuó de esa manera, Bertram dijo no tener la respuesta. "Es algo que nos vamos a seguir preguntando porque no era una persona que estaba a la espera de ser atendida, no tenía ningún familiar internado", sostuvo.
Por los actos acontecidos en el nosocomio local, junto al director del Hospital se hicieron presentes representantes del Ministerio de Salud. "La Dra. Andrea Uboldi se puso a disposición y articuló todo el personal que se puso automáticamente en contacto conmigo para ir valorando la situación", aseveró el Dr. Bertram.

Sistema de triage

Junto al director Bertram, estuvo presente el doctor Adrián Rascón, integrante de la Subsecretaría del Ministerio de Salud de la Provincia de Santa Fe. "Nos pusimos a disposición", aclaró el funcionario, dejando en claro también la idea de llevar adelante un plan para establecer un sistema de seguimiento de todos los pacientes que ingresan al Hospital. "Nos pusimos a disposición. Hay que restablecer todas las reparaciones que hagan falta, elaborar un plan de los circuitos y los procesos de seguridad", aclaró el funcionario.
Acerca de la implementación del triage, que funciona en los hospitales más grandes del país, Rascón explicó de qué se trata este sistema. "El triage es un dispositivo para que la atención sea lo más específica posible de acuerdo a la gravedad de la situación. Lo vamos a implementar, estamos en pleno proceso de trabajo", expresó.
Con este sistema, según manifestaron desde el Hospital, se busca poder ordenar el proceso de atención en una época del año donde hay "un promedio de entre 300 a 320 consultas diarias".
"El triage va a clasificar bien la patología. Se le va a explicar a la gente y uno va a poder atenuar un poco la posibilidad de violencia", sentenció Rascón.

Qué es y para qué sirve

Triage es una palabra francesa que significa clasificar, seleccionar o elegir. Así se ha denominado también al proceso con el que se selecciona a las personas a partir de su necesidad de recibir tratamiento médico inmediato cuando los recursos disponibles son limitados. Originalmente se utilizó para la clasificación de pacientes ante situaciones de catástrofe. Sin embargo, el uso rutinario de los servicios de urgencia de clínicas y hospitales por parte de personas que enfrentan situaciones de salud que no constituyen en sí mismas una emergencia, ha llevado a que este sistema también sea usado para designar prioridades en este tipo de atención.
En esencia, Triage representa la evaluación rápida de los pacientes y su ubicación en la lista de espera para la atención médica. Por desgracia, muchas personas insisten en ser atendidas de inmediato por orden de llegada y no de gravedad de sus síntomas.
El sistema de Triage divide los estados de gravedad en varias categorías incluyendo desde estados críticos a situaciones menos urgentes.
La aplicación de la priorización es de responsabilidad del equipo de enfermería del Servicio de Urgencia. Así, cuando un paciente ingresa es recibido por una enfermera o enfermero, quien controla signos vitales y aplica un cuestionario que apunta a determinar el grado de urgencia.
Triage 1-Atención inmediata: El paciente debe ser evaluado y atendido de manera inmediata dado que su condición representa un serio riesgo para su vida. Se aplica en casos de paro cardiorrespiratorio, apnea, quemaduras de la vía aérea, insuficiencia respiratoria severa, estatus convulsivo, intoxicaciones y hemorragias severas, entre otros.
Triage 2 – Manejo dentro de diez minutos como máximo: segundo orden de prioridad. Se aplica en pacientes con dolor severo, particularmente si se trata de personas mayores o factores de riesgo asociados como diabetes, cardiopatías o hipertensión arterial. También en personas con compromiso respiratorio, dolor de cabeza intenso y de comienzo súbito, compromiso de conciencia, signos de deshidratación en niños pequeños, hemorragia mayor, trauma ocular, entre otros.
Triage 3- Atención en los siguienes 30 minutos: El paciente puede esperar un tiempo razonable para ser atendido. Se aplica en personas cuya condición no implica un riesgo inmediato para su vida. Se aplica en pacientes con crisis hipertensiva sin otros factores de riesgo cardiovascular significativos, hemorragias recientes, pero que no están activas en el momento; niños con saturación de oxígeno entre 90% – 95%, convulsiones en paciente epiléptico, vómitos persistentes en niños, TEC, fractura de cadera o alguna extremidad, heridas en niños que requieran sutura con sedación, heridas abrasivas extensas, entre otros.
Triage 4 – En los siguientes 60 minutos: En esta categoría caben todos los consultantes que no están en las categorías anteriores y que además de la atención médica, requieren de un procedimiento diagnóstico o terapéutico para su resolución. Por ejemplo, pacientes adultos con cuadros gastrointestinales, torsiones de tobillo, dolor de espalda, cuadros respiratorios simples o pacientes pediátricos con cuadros bronquiales obstructivos simples, aspiración de cuerpo extraño sin dificultad respiratoria, diarreas simples, etc.
Triage 5 – Evolución y manejo en los siguientes 120 minutos: Son pacientes que requieren solo de la intervención del médico para el diagnóstico y resolución de su condición de salud y que podrían haberla requerido en una consulta ambulatoria. Por ejemplo, pacientes adultos con estados gripales, amigdalitis, picaduras de insectos, cuadros de angustia o requerimiento de recetas médicas por enfermedades crónicas. O niños con dolor de oídos, episodios de diarreas intermitentes, laringitis, etc.
De acuerdo con esta clasificación, se inicia el proceso mismo de atención.
El Triage supone también una reevaluación y asistencia continua así como la recategorización si el plazo máximo de espera es superado por la demanda de atención.

Te puede interesar