En la zona núcleo se reactivó la siembra de trigo

Agro 10 de julio de 2019 Por
trigo

Sobre el tramo final, la siembra de trigo acaricia la promesa de romper otro récord: sembrar 1,6 M de ha. La ausencia de lluvias de la última semana permitió avanzar en un 15%. El extremo sur santafesino y el norte bonaerense son las zonas más demoradas en las implantaciones del cereal, según destacó el último informe de la Bolsa de Comercio de Rosario.
A pesar de que hay localidades muy afectadas por los excesos de agua, como en El Trébol y Pellegrini dónde un 10% de sus intenciones quedarán fuera de pista, el resto de la región toma ventaja con el regreso del sol y el aire seco. En el resto de Santa Fe, no quedaran lotes sin sembrar por los excesos de agua, dicen los ingenieros que ven fortalecer las decisiones de siembra. Incluso en Pergamino, área que recibió más de 600 mm en lo que va del año, "si las condiciones acompañan, se podrá sembrar la totalidad de los lotes programados", afirman sus técnicos. Y sí, las condiciones acompañaran, los pronósticos sostienen otra semana muy fría, incluso con heladas más intensas, pero sin nubes y con tiempo estable. Esto será clave para avanzar sobre las 250 mil ha que faltan por terminar.

Llegó el frío y
espantó enfermedades

El intenso frío detuvo en seco el avance de roya que se veía una semana atrás. El tiempo frío entró en juego en forma abrupta con intensas heladas y ahora el cultivo se observa sin plagas ni enfermedades y condición muy buena a excelente. Monte Buey registró la marca más baja de la semana, con 2,2 grados bajo cero. En el 87% de los cuadros se observan los primeros foliolos desplegándose, mientras que el 10% se encuentran recién emergiendo pero sin problemas, pese las intensas heladas de los últimos días. Un 3% forma al pequeño pelotón de lotes adelantados que ya comienza el macollaje. "El frío les va a dar un gran empujón para estimular el desarrollo de raíces y macollos", explican los ingenieros.

Maíces: las heladas
activaron la cosecha

En Monte Buey, el maíz tardío comenzó a cosecharse con 20% de humedad y rindes de 110 a 120 qq/ha en seco. La cosecha del maíz tardío y de segunda dejó de estar varada por el alto contenido de humedad de sus granos. Todavía falta bajar algunos puntos más para arrancar con todo, pero ya se pudo volver a la actividad de cosecha.
En tanto, volvieron a hacerse las aplicaciones de control de malezas en la región. Rama negra vuelve a estar a encabezar la lista de la más problemática en toda la zona. El el raigrás resistente le sigue detrás. Pero las heladas tambien colaboran en el control, y contribuyeron a frenar la presencia de soja "guacha".

Te puede interesar