La industria santafesina volvió a caer 6,8% en mayo

Locales 06 de julio de 2019 Por
La comparación interanual se da con el comienzo de la parte más aguda de la recesión, a partir de mayo de 2018. En los primeros cinco meses del año la caída acumulada de la actividad de la industria provincial es de 11,9%.
industria

El nivel de producción industrial mostró en Santa Fe en mayo de 2019 un nuevo retroceso de -6,8% interanual, acumulando en cinco meses un descenso de -11,9% en relación al mismo período del año anterior.
Según el Instituto de Investigaciones Económicas de FISFE, en mayo de 2019 y por décimo tercer mes consecutivo, la actividad fabril santafesina volvió a retroceder en términos interanuales a pesar del bajo nivel de comparación (mayo de 2018:-4,9% interanual).


La disminución de la producción exhibida en mayo de 2019 se manifestó en el 77% de las ramas industriales presentes en nuestra provincia. Un grupo de 46 importantes actividades manufactureras, sobre 60 relevadas, mostraron menor actividad en relación al mismo mes del año pasado.


La pérdida de 203 mil trabajadores registrados (en el orden nacional y en los doce últimos meses), el retroceso real de las remuneraciones de los asalariados (abril de 2019: -9,9% interanual; ventas en centros de compras abril/19: -22,9% interanual), las elevadas tasas de interés y la contracción real del crédito (abril/19: -29,8% interanual), junto a otros factores, restaron demanda a sectores industriales santafesinos, tales como: fiambres y embutidos (-11,3%), envases de vidrio (-5,6%), productos lácteos (-9,5%), bebidas alcohólicas y gaseosas (-14,9% y -12,3%), prendas de vestir (-14,7%), calzado (-6,9%), papel y productos de papel (-4%), edición (-2,4%), detergentes y jabones (-12,1%), aparatos de uso doméstico (-17,9%), motocicletas (-67,3%), y muebles y colchones (-28,8%), entre otras.

La crisis automotriz (-20,7%) impacto en Santa Fe en la industria siderúrgica (-20,7%), autopartes (-9,7%), caucho y plástico (-10,8%) y maquinaria de uso especial (-21,4%). El descenso del nivel de actividad en la industria de la construcción (ISAC mayo/19: -3,4%), y de las inversiones (formación de capital fijo, I T/19: -24,6% interanual), arrastró a la baja a varias ramas de la industria metalúrgica, entre ellas: productos metálicos para uso estructural (-3,8%), productos de metal y servicios trabajo metales (-5,5%), motores, generadores y transformadores eléctricos (-9,9%), y a otras como, minerales no metálicos (-6,5%), aserrado y cepillado de madera (-5,8%), pinturas (-10,4%) y la propia industria siderúrgica.


Entre las actividades que lograron los mejores resultados se destacan agroquímicos (+43,8%) y molienda de oleaginosas (+8,8%) por la mayor cosecha e importaciones de porotos de soja, y maquinaria de uso general (+20,3%) asociada a minería y petróleo.


En el plano nacional, el total de asalariados registrados en el sector privado presentó en abril de 2019 una caída de -2,2% interanual, es decir, -141 mil asalariados menos que en el mismo mes del año anterior. La industria manufacturera fue la actividad sectorial que enfrentó la mayor destrucción de empleo, en términos relativos (-5,4% interanual) y absolutos (-64,2 mil asalariados).


En la provincia, el total de asalariados registrados en el sector privado se contrajo en abril -2% en relación al mismo mes del año 2018, representando -10,2 mil asalariados menos que en el mismo mes del año anterior.
Además, durante mayo de 2019, el procesamiento de algo más de 3,5 millones de toneladas de soja representó un alza de +8,8% en relación a igual mes del año pasado.

En cinco meses se industrializaron 13,7 millones de toneladas, equivalente a un avance de +2,6% en cotejo a igual período de 2018. La elaboración de aceite de soja en mayo de 2019 trepó en nuestra provincia a 686 mil toneladas (+6,8% interanual), acumulando en cinco meses 2,7 millones de toneladas, un volumen +2,9% superior con respecto al mismo período del año anterior. Las ventas externas de aceite de soja acumuladas al mes de mayo de 2019 presentan una mejora de +31,8% en volumen y +13,6% en valor, totalizando prácticamente 2,1 millones de toneladas y 1.346 millones de dólares.


A nivel nacional la actividad frigorífica en el sector bovino registró en los cinco primeros meses de 2019 un nivel de faena -2,9% menor al año anterior. El consumo interno de carne bovina por habitante enfrentó en la medición acumulada al mes de mayo de 2019 un notorio descenso de -13,2% interanual, ubicándose en 51 kilogramos.


En tanto, la industria láctea santafesina enfrentó en mayo de 2019 un nuevo retroceso de 9,5% interanual, acumulando en cinco meses una baja de - 10,4% en relación al mismo período del año anterior. La utilización de la capacidad instalada durante abril de 2019 cayó a 38,8%, representando una caída de -11% respecto al registro del mismo mes del año pasado. Las ventas en el mercado interno de productos lácteos acumularon al cierre del primer cuatrimestre de 2019 un importante descenso: leche fluida (-12,1%), leche en polvo (-8,1%), quesos (-6,9%) y otros productos lácteos (-14,1%). En Santa Fe, el precio pagado al productor, según panel SIGLeA, se ubicó en mayo de 2019, en un nivel +131% por encima en relación a igual mes del año anterior. Las exportaciones argentinas de leche entera en polvo presentaron en mayo de 2019 un fuerte descenso interanual, acumulando en cinco meses un retroceso de -36% en volumen y -41% en valor en relación al mismo período del año pasado.


Finalmente, el informe destacó que la actividad siderometalúrgica en la provincia de Santa Fe presentó en mayo de 2019 una contracción de -20,9% interanual, acumulando en cinco meses una disminución de -17,8% en relación al mismo período del año anterior. La elaboración de productos laminados en caliente se retrotrajo -3,3% frente a igual mes de 2018 y -23,3% en la medición acumulada al quinto mes del año.


El complejo metalúrgico en la provincia de Santa Fe presentó en mayo de 2019 una baja de -20,4% interanual. Un grupo de 13 ramas metalúrgicas, sobre un total de 15 analizadas, observaron menor producción en relación al año anterior.


La caída del saldo de crédito al sector privado junto a las elevadas y sostenidas tasas de interés observadas al menos en el último año impide las posibilidades de sostenimiento y recuperación de los niveles de actividad. De acuerdo a un reciente informe del Banco Central en abril de 2019 el saldo de financiamiento en moneda nacional al sector privado se redujo -2,3% real en comparación con el mes anterior.

Esta caída resultó generalizada entre todas las líneas crediticias y en todos los grupos de entidades financieras. En términos interanuales los préstamos en pesos al sector privado cayeron -29,8% real, principalmente por el desempeño de las líneas comerciales (documentos, bienes en locación financiera y adelantos).

El crédito total a las empresas se redujo -2,6% real en el mes y -16,4% interanual. Los préstamos al comercio y a la construcción presentaron las mayores caídas interanuales relativas. El financiamiento a las familias disminuyó -1,8% en términos reales respecto a marzo, mientras que en el cotejo interanual se retrotrajo -20% interanual real, principalmente por el desempeño de los prendarios y personales.

Te puede interesar