Pussetto y el sueño de Selección

Deportes 12 de junio de 2019 Por
Luego de una muy buena temporada en el Udinese de Italia, Ignacio Pussetto se ilusiona con mantener su nivel futbolístico para formar parte del nuevo ciclo de la Selección Argentina encabezado por Lionel Scaloni.
Sin título 2
- Instagram Nacho Pussetto.

"Sé que la posibilidad está o que en la mira estoy", aseguró el jugador surgido de las categorías inferiores de Atlético de Rafaela. Nacho tampoco olvidó al club que lo vio nacer futbolísticamente y deseó que "ojalá le vaya de la mejor manera, que pueda volver lo más rápido posible a Primera División y que vengan los éxitos".


El oriundo de Cañada Rosquín, Ignacio Pussetto (23 años) se convirtió en una de las figuras más rutilantes surgidas del semillero de Atlético de Rafaela. A su corta edad, el jugador del Udinese de Italia se destacó con sus rendimientos en la Serie A y llamó la atención de varios clubes grandes (ya sonó en reiteradas oportunidades como refuerzo posible de Boca). Tras una intensa temporada en el Viejo Continente, Nacho retornó a Rafaela para disfrutar de sus vacaciones junto a su pareja, familia y amigos. Por estas circunstancias, en el programa "La Diaria" de Radio Universidad aprovecharon la ocasión para entrevistar a Pussetto, uno de los jugadores más nombrados en los últimos mercados de pases, quien afirmó en primera instancia su alegría por volver a la ciudad que lo vio crecer futbolísticamente y humanamente, y por su presente en el club europeo.
Luego, hizo mención a la dificultad de adaptarse a la Primera División de Argentina y después dar el salto a nivel internacional esquivando las lesiones y jugando una gran cantidad de partidos: "Debuté de chico en Primera, pero se me hizo muy difícil jugar al principio. Después me costaba mucho el tema de las lesiones… no le encontraba la vuelta… siempre tenía algún problema nuevo. Por suerte hace dos años que no tengo una lesión que me influya y que vengo jugando con continuidad que es lo más importante. Lo fácil muchas veces es llegar, el problema es mantenerse porque ahí es cuando más hay que apretar y cuando más hay que trabajar. Tuve la cabeza para poder hacerlo y espero poder seguir de la misma manera".
Respecto a su adaptación al fútbol italiano, Nacho puntualizó que fue un poco más sencillo porque comenzó a jugar enseguida (al tercer partido de su arribo ya era titular). Sin embargo, también mencionó que hay otros factores que influyen como el hecho de un nuevo idioma o estar lejos de su familia. "Le tengo que agradecer a mi novia que estuvo ahí acompañándome. Ella se bancó todas mis malas caras a las vueltas de los entrenamientos. No fue fácil pero hoy estoy mucho más adaptado… no te digo completamente… pero hoy lo puedo disfrutar un poco más", manifestó el ex jugador de Atlético y Huracán.
Posteriormente, el oriundo de Cañada Rosquín ahondó más sobre el tópico del cambio de idioma: "El italiano no es difícil. Por suerte tuve un profesor que me enseñó un poco y después me largué a hablarlo con la gente en la calle… salir a tomar un café o a cenar y hablarlo. Además, juntarme con italianos hace que uno por la fuerza tenga que aprender y hoy no te digo que lo manejo cien por cien, pero puedo tener una conversación fluida con alguien y hacerme entender".
Sobre cómo es el fútbol italiano señaló lo siguiente: "Es un fútbol muy táctico, muy físico, que te da pocos espacios, sobre todo cuando sos atacante. No vas a encontrar nunca a una defensa mal parada y es muy difícil que puedas encontrar un uno contra uno. La mayoría de los equipos juega con cinco defensores… en realidad son tres y dos laterales-volantes… entonces se hace un fútbol muy difícil. Me gusta la idea de juego que tienen, es algo que de a poco uno lo va incorporando y ojalá pueda seguir creciendo ahí".
En cuanto a su rendimiento, Ignacio realizó una evaluación positiva del mismo ya que disputó 35 encuentros de 38, algunos entrando desde el banco de suplentes, aunque la mayoría de titular. A su vez, destacó que los resultados del equipo fueron muy buenos porque finalizaron en la posición Nº 12 en una liga que tiene muchos equipos grandes como Juventus, Inter, Milan, Nápoli, entre otros. También resaltó que Udinese es una institución que jugó los últimos 25 años en la Serie A, algo que solamente Inter y Milan lograron, que tuvo jugadores de renombre y que tiene su propio estadio (la mayoría de los estadios en Italia son municipales). Eso habla de lo ordenado que es el club, aunque "algunos años puede pelear campeonatos y otros les toca pelear abajo".
Respecto a cómo es el hincha italiano, Pussetto comentó lo siguiente: "No me puedo quejar. Tengo un cariño con la gente que me dejó sorprendido porque corearon dos veces mi nombre y me dijeron que con el último que lo habían hecho fue con Di Natale (Antonio). Es algo que a uno lo pone bien porque yo trabajo para seguir mejorando, para demostrar que puedo estar a la altura y que pasen esas cosas a uno lo reconfortan. Eso demuestra que tengo que seguir trabajando, seguir esforzándome porque sé que la gente tiene ese afecto que quiere que me vaya bien".
Otro tema de los que habló fue de la presencia de otros argentinos en el plantel como Rodrigo de Paul y Juan Musso: "Encontrar a Rodrigo de Paul de llegada fue súper importante para mí y para mi novia, por el hecho de que ella tenga una compañera con quien hablar. Después también está Juan Musso que para mí va a ser el próximo arquero de la Selección… no entiendo por qué no está ahora… son decisiones.
Se formó un lindo grupo, nos juntamos siempre, veíamos los partidos. Más que todo, lo más importante para mí son las personas que nos acompañan porque son ellas las que nosotros nos vamos lejos y se quedan solas, y si no tienen compañía la sufren. Ellas estaban siempre juntas y la verdad que se hizo mucho más fácil".
Con relación a sus cambios de función a lo largo de su estadía en Italia, Ignacio expresó que en sus primeros partidos el equipo disponía de un sistema 4-2-3-1, donde jugaba como externo que es la posición en la que se siente más cómodo. No obstante, la formación varió a un 3-5-2: "En un principio me hicieron jugar de lateral-volante y me liquidaban porque me hacían cerrar a la espalda del central… lo puedo hacer físicamente pero no tengo el oficio. Después me probaron un partido de segundo punta, jugué bárbaro y al segundo partido seguí jugando de segundo punta. Empecé a jugar en esa posición con una referencia adelante, y ahí es donde me sentía más cómodo".
Sobre cómo es el hecho de enfrentar a figuras a nivel internacional dijo: "Es más duro de lo que pensás. Es otro nivel. Son jugadores a los que no se les escapa una… tenés que estar mucho más finos que ellos o te ganan. Normalmente ganan… enfrentás a centrales como Chiellini o Koulibaly, me tocó la posibilidad de jugar contra él y la verdad es un central muy fuerte. Uno tiene que estar lo más fino posible y tratar de no cometer errores, y hacerlos sufrir un poco… no es fácil, pero hay que trabajar para eso".
Acerca del recambio que fue la Selección de Italia aseveró: "Es una Selección que no encuentra el equipo y que ahora sufre una renovación, como Argentina. La de ellos un poco más fuerte por el hecho de que quedaron fuera del Mundial y no venían haciendo las cosas bien. Pero tienen grandes jugadores jóvenes que yo creo que en muy poco tiempo se va a hablar de ellos en los equipos grandes. Tienen una buena base a largo plazo porque hay que darles tiempo". "Salió por todos lados que les interesa y de hecho mi representante me dijo que el técnico me había observado, que me tenía en la mira, pero nunca nadie me llamó. Yo hoy pienso en la Selección Argentina que es lo que uno siempre sueña", explicó Nacho con relación a la posibilidad de nacionalizarse italiano para jugar en el equipo de Roberto Mancini.
A su vez, comentó que la posibilidad de estar en la Selección de nuestro país se mantiene latente ya que de Paul le dijo que Scaloni preguntó cómo estaba entrenando y cómo venía. "A mi representante lo llamaron y a mí me escribieron. Sé que la posibilidad está o que en la mira estoy. Eso hace que a uno le den más ganas de trabajar y de seguir esforzándose porque en algún futuro quién te dice puede llegar la oportunidad y hay que estar preparado para demostrar. Hay que estar tranquilo y no desesperarse", expuso el jugador del Udinese.
Además, Pussetto habló del presunto interés de Boca y Gustavo Alfaro por contar con sus servicios: "No recibí ningún llamado. Lo que hablé con Gustavo fue por otra cosa. Cuando salieron campeones lo felicité y nada más. Obvio que moviliza jugar en Boca, siempre lo voy a decir. Es un club grande de la Argentina que mueve multitudes. Pero hoy estoy contento allá y no evaluó esa posibilidad de volver. Cómo no llegó nada tampoco lo veo… estoy más que tranquilo allá… disfrutando de la vida. Siempre tuve las ganas de ir a Europa y de triunfar. Es un camino que no se puede hacer en un año. Estoy contento y la gente me quiere allá, y no voy a desaprovechar esa oportunidad hoy por hoy. De Boca no me llegó nada, y no sé hasta que no me llegue… por ahora no pasa nada".
Respecto al fútbol argentino, el volante- delante surgido de Atlético pronunció que le encanta y que lo sigue mirando desde afuera. "Es un fútbol muy lindo. Creo que a veces se habla mucho de más que se favorece a uno o al otro, más que del juego. Tendrían que tener el VAR… les va a solucionar muchas cosas. Es una herramienta tecnológica que funciona. A mí me anularon dos goles que ya estaban convalidados, pero tenían razones en los dos: en uno fue mano, lo tuve que mirar diez veces para darme cuenta, y en otro era offside muy fino. Es un sistema muy justo si lo maneja gente capacitada", señaló el jugador de 23 años.
Otro tema de conversación con Nacho fue cómo vivió el último proceso de Atlético, club que lo vio nacer deportivamente: "Bien… por ahí uno se pone triste porque quiere que Atlético ascienda lo más rápido posible y que tenga buenos resultados. Se hace difícil porque cada vez son más equipos, la plata en los clubes no abunda y el que se pueda reforzar mejor es el que va a pelear. Yo creo que Atlético tiene que confiar mucho en sus Divisiones Inferiores, lo digo porque soy de esas categorías, y sé que hay buenos chicos y buen material. Ojalá le vaya de la mejor manera posible, que pueda volver lo más rápido posible a Primera División y que vengan los éxitos, eso es lo que deseo siempre".

La carrera de Nacho

El jugador de Cañada Rosquín debutó en la temporada 2013-14 en Atlético de Rafaela, institución en la que siguió hasta el año 2016 y donde disputó 44 partidos, con 4 goles y 7 asistencias. Luego fue incorporado por Huracán de Parque Patricios, club en el cual jugó dos temporadas y convirtió 12 goles (8 asistencias) en 42 encuentros. Tras su buen desempeño en el "Globo" fue comprado por el Udinese de Italia donde brilló la temporada pasada (2018-19) con 5 goles y 4 asistencias en 35 partidos jugados. Pussetto continuará su carrera en el club italiano ya que es dueño de su pase, sin embargo, en un futuro seguramente será transferido a otra institución de mayor jerarquía aún.

Te puede interesar