Condenaron al autor de varios hechos a 7 años de prisión

Sucesos 11 de junio de 2019 Por
Fue durante la realización de un juicio abreviado presidido por la jueza Cristina Fortunato. Se trata de Fernando Antonio Saavedra, alias "Tati", de 18 años. El fiscal Carlos Vottero estuvo a cargo de la investigación.
audiencia Saavedra (Web)
La jueza Fortunato terminó homologando el acuerdo. - Castellanos

Ayer a la mañana, en la Sala N° 2 de la Oficina de Gestión Judicial que funciona en los Tribunales de Rafaela, se desarrolló primero un ampliación de imputativa y seguidamente, un juicio en el que se abreviaron los procedimientos, el cuál fue homologado por la magistrada interviniente.
En primer término el fiscal Carlos Vottero cambió una carátula por un hecho cometido por el encartado, Fernando Antonio Saavedra, alias "Tati", de 18 años de edad. De acuerdo al relato del representante del Ministerio Público de la Acusación el 15 de setiembre del año pasado Saavedra sorprendió a dos hermanos de apellido Góngora en la esquina de calles Geuna y Corti. En un determinado momento esgrimió un arma de fuego amenazando a ambos para luego retirarse, aunque volvió más tarde a bordo de una motocicleta y allí sí efectuó tres disparos dos de los cuáles impactaron en la pierna derecha y el restante en la izquierda, prvocándole en principio lesiones graves que luego se transformaron en lesiones gravísimas debido a que a Rodrigo Góngora debieron amputarle una pierna.

El abreviado

Tras ello se efectuó el abreviado. En esa instancia la Jueza Fortunato le hizo reconocer a "Tati" Saavedra su firma en el acuerdo y tras la respuesta afirmativa le hizo saber los alcances del procedimiento escogido y sus consecuencias.
En definitiva el fiscal Vottero; el defensor Germán Verna y el imputado Fernando Antonio Saavedra, acordaron una pena de siete años de prisión de cumplimiento efectivo más accesorias legales y costas del proceso.
Saavedra fue condenado como autor de los delitos de abuso de arma; lesiones gravísimas agravadas (por el uso de arma de fuego); portación de arma de fuego de uso civil; amenazas calificadas. El funcionario del MPA precisó que la condena también fue por la coautoría de los delitos de violación de domicilio; hurto simple y daño; robo calificado por el uso de arma de fuego. Todos los delitos fueron atribuidos en concurso real entre sí.


Cuatro hechos delictivos

El primer hecho que investigó Vottero fue cometido el sábado 15 de setiembre de 2018, alrededor de las 15.30. "En circunstancias en que un sujeto estaba junto a su hermano en la vereda de su casa en el barrio Mora de Rafaela, se hizo presente Saavedra a bordo de un automóvil", precisó el fiscal. "Tras detenerse el vehículo, le solicitó a uno de los hermanos que se acerque y, ante su negativa, le apuntó con un arma de fuego de puño, efectuó un disparo y se retiró del lugar", relató.
"Más tarde, Saavedra regresó en una motocicleta y comenzó a efectuar disparos en dirección a una de las víctimas, causándole lesiones de carácter gravísimas", determinó Vottero. También aclaró que "el arma de fuego que utilizó Saavedra la portaba sin la debida autorización legal para hacerlo".
El segundo de los hechos atribuídos ocurrió el sábado 22 de diciembre de 2018. "En horas del mediodía, mientras un hombre estaba junto a su pareja y su suegra en la vereda de su casa, se acercó Saavedra manejando una motocicleta y apuntó con un arma de fuego causando temor", explicó Vottero.
El tercer hecho fue cometido una semana después. "Alrededor de las 18, Saavedra y otra persona interceptaron a un hombre y le efectuaron tres disparos", precisó el fiscal. "Luego de ello, la víctima dejó la motocicleta que utilizaba para movilizarse, en un patio dentro del terreno perteneciente al domicilio de su abuela.
Ante esta situación, Saavedra y su acompañante ingresaron a la vivienda sin autorización, se apropiaron de la motocicleta, la sustrajeron y se fueron del lugar", contó Vottero.
El último hecho se produjo el pasado jueves 3 de enero alrededor de las 20. "Saavedra y otro hombre aún no identificado, arribaron a una distribuidora rafaelina", manifestó. "Mientras uno de ellos apuntaba con un arma de fuego, el otro exigía la entrega de dinero y celulares a los presentes en el lugar", concluyó Vottero.

Te puede interesar