Apuntes para un correcto manejo del rodeo de cría

Agro 06 de junio de 2019 Por
Finalizando la serie de notas sobre el manejo del rodeo de cría, compartimos con los lectores la tercera y última parte del material ofrecido.
PAGINA 18

Tercera Parte - Por Ing. Rodolfo Berca (Postumo)
 Se trata, como ya se anticipó en las anteriores entregas, de consejos que hacen a un manejo más eficiente del rodeo, que puede redundar en mayor productividad y mejores beneficios para el productor.

Manejo de la reposición

En el momento de hacer el destete, se podrá hacer una primera selección de terneras para reposición, de acuerdo a sus características externas.
En cuanto al nivel nutricional, se deberá decidir si las terneras de reposición serán entoradas a los 15 meses o a los 27 meses.
El entore a los 15 meses elimina una categoría ociosa del campo, pero tiene algunas desventajas:
1-hay que lograr altas ganancias de peso en momentos de escasez de pasto
2-si la vaquillona no come muy bien tendrá problemas al primer parto
3-si come demasiado en preparto habrá riesgo de distocia
4-el animal demanda una especial atención en el parto
5-si no se alimenta bien fallará su segundo servicio o se atrasará la fecha de parto.
Debe tener alto peso al destete, no menor a los 180-190 kg a principios de marzo.
Debe asegurarse un alto nivel nutricional con pasturas y/o verdeos para una ganancia diaria de 400 a 450 grs/día de marzo a octubre.
También se hace necesario un estricto control de la parasitosis, habiendo 2 sistemas:
1-desparasitar cada 30-40 días todo el lote de terneras
2-se caravanean 30 animales. A la mitad de ellas se las desparasita cada 30 días y el resto queda como testigo. Se pesa mensualmente y si la diferencia de ganancia de peso es mayor al 10 % se desparasita al total del lote.
Hay que dar estricto cumplimiento al plan sanitario (mancha, aftosa, carbunclo, cobre, etc).
En cambio, el entore a los 24-27 meses reduce el nivel nutricional por lo que las terneras de reposición podrán utilizar recursos forrajeros de inferior calidad, en especial en el primer invierno. Se mantendrá en este caso un control de la parasitosis y programa sanitario.
Las consideraciones generales son:
1- en la etapa post-destete es importante el correcto manejo de las parasitosis internas y externas
2-en cuanto a la parasitosis interna el periodo otoño-invierno es el mas apto para la enfermedad debido al bajo nivel inmunitario, menor plano nutricional y altas disponibilidad de larvas infectantes en el forraje
3-vigilar a los toros para evitar robos, o sea, que den servicio a vaquillonas de menor edad.

Rentabilidad

El resultado económico que se obtiene es: (producción física x precio) - gastos directos = margen bruto cría.
Para llegar al resultado final al margen bruto hay que deducirle los gastos de estructura, impuestos y gastos de administración (que son los gastos indirectos).
-Producción física: Está determinada por la carga animal, eficiencia reproductiva y peso al destete.
La carga animal es el número de vacas/ha, depende del nivel forrajero disponible y de la actitud empresaria en lo referente a riesgos e inversiones.Si la carga animal es excesiva respecto al forraje disponible afecta a la eficiencia reproductiva.
La eficiencia reproductiva es la cantidad de terneros destetados en relacion a las vacas entoradas. Se lo mide en % de destete que es la cantidad de terneros logrados por cada 100 vacas entoradas.
-Precios: Es el factor de mayor variabilidad ya que tiene variaciones estacionales (dentro del año) y cíclicas (a lo largo de varios años). A mayor precio, mayor ingreso y mayor margen bruto.
-Gastos directos: Tienen poca variación a lo largo del tiempo ya que la variabilidad en 8 años de gestión de cría no supera el 10 %, mientras que la oscilación en los precios de venta es superior al 70 %.
El primer paso para mejorar la eficiencia reproductiva es aumentar el % de preñez.
Tener en cuenta que entre el logro de preñez y destete transcurren 14 a 16 meses durante los cuales se producen perdidas.
La situación inicial de muchos campos de cria son baja preñez y altas perdidas preñez-destete, dando un 71 % de destete.
El paso que sigue es llegar a alta preñez pero manteniendo altas perdidas preñez-destete, dando un índice de destete del 81 %.
Por último, se logra conjugar alta preñez y bajas perdidas preñez-destete, dando valores de destete del 90 % sobre vacas entoradas.
Precio del ternero está gobernado por la oferta y demanda. Las afectan causas climáticas (sequias, inundaciones, etc) y económicas (inflación, liquidez del sector, expectativas, relación insumo-producto, nuevos mercados, etc).
En la variación del precio del ternero hay un periodo favorable para vender en primavera-verano y otro desfavorable en otoño-invierno.-
Ingeniero Agronómo Rodolfo Berca, matrícula profesional 10251, con experiencia en producción de leche, producción de carne y agricultura, celular 3492650398.-

Te puede interesar