Nicolás Ternavasio, un corredor ejemplo de Fair Play

Deportes 22 de mayo de 2019 Por
El sanvicentino tuvo un gran gesto en su última competencia. El sitio Toda Pasión, lo reflejó de la siguiente manera.
pasion-runner-nico

Lourdes Aguiar - Un grupo de participantes se desvió en una carrera de 10 kilómetros y Nicolás Ternavasio los esperó porque sintió que era lo correcto. No se subió al podio y se perdió el premio económico, tan necesario para ayudar a costear el viaje al Mundial de Atletismo en Rumania para el que clasificó. Pasión Runner charló con él y te cuenta los detalles de este ejemplificador gesto.
Se trataba de los 10 km de IPS Avanza, en Vicente López. Llegando al séptimo, estaba en el cuarto puesto con dos corredores a unos 30 metros delante. En una de las tantas curvas cerradas que había en el circuito, los atletas que iban delante suyo se equivocaron en el recorrido y giraron, siguiendo varios metros en dirección equivocada. Al llegar a ese punto Nicolás dudó, pero tomó la dirección correcta, sin tener la posibilidad de avisarles a sus dos competidores que ya habían desaparecido de su vista. De estar cuarto a 30 metros, pasó a estar segundo llevando unos 150 metros de diferencia.
Apenas vio venir a sus dos "rivales", a lo lejos, frenó inmediatamente y se quedó trotando en el lugar, esperando que lo vuelvan a alcanzar. Cuando ya estaban más cerca escuchó sus gritos diciéndole que siga adelante, pero no lo hizo. Una vez que estuvieron los tres juntos, retomaron el ritmo de la carrera. Hicieron en grupo esos tres kilómetros hasta el final, que se definió en un sprint, donde Nico terminó cuarto y quedó fuera del podio, perdiendo la posibilidad de acceder a los premios en efectivo.
Para Nicolás "correr no es solo correr. En carrera se toman muchas decisiones (no siempre son las mismas), y cada uno hace lo que cree correcto en ese momento". Ternavasio decidió esperar a los otros corredores, porque hizo lo correcto, aunque eso significara perderse la posibilidad de hacer podio. Él es de San Vicente, Santa Fe, y después de jugar casi toda su vida al fútbol, en el 2002 empezó a correr. Siempre se entrenó solo. Se consagró en el Campeonato Argentino de 42 km (y tiene el récord provincial en esa distancia) y de 50 km (con el récord nacional). Además, tiene varias medallas en Campeonatos argentinos de 10 km y media maratón.
Nicolás y su esposa Verónica son corredores y ambos trabajan, además de entrenar. Cuando corren se turnan para cuidar a su hijo y coordinan sus tiempos como un equipo. Nicolás entrena a un grupo de corredores en su pueblo y arma prácticas a distancia para atletas de todo el país. Ahora apunta a las ultramaratones y quiere sumar más kilómetros. En septiembre estará compitiendo en el Mundial de Atletismo en 50 km, en Rumania. Para esto, Nico está vendiendo bonos, hará una cena y está entrenando fuerte, aún sin tener el dinero para viajar.
La decisión de Nicolás consagró a otros corredores. No se arrepiente y lo cuenta como una anécdota. Ahora sueña con juntar el dinero para viajar a Rumania y correr en el Mundial de Atletismo. Un ejemplo de Fair Play y esfuerzo para todos.

Te puede interesar