Los desarrollos premium desplazaron a los de clase media

Guia 23 de mayo de 2019 Por
Miguel Camps, titular de la AEV, reconoce que la devaluación hizo retroceder a los créditos UVA y frenó el impulso de inversores.
inmo

Miguel Camps, presidente de la Asociación de Empresarios de la Vivienda (AEV), analiza el escenario actual del mercado y lamenta el retiro de los créditos, una herramienta que -junto a otras- reclama su institución.
–¿Cómo les fue a los empresarios de la vivienda en el último año?
–En general 2018 fue malo, aunque raro, debido a que hasta abril fue un año; y otro muy distinto en los últimos dos cuatrimestres. Durante el primer cuatrimestre se mantuvo la inercia de 2017 de ventas vinculadas a créditos UVA. Hubo ánimo inversor en los productos más "premium" y funcionó el mercado del usado. Luego de la devaluación se detuvo todo abruptamente. El comprador con crédito se retiró del mercado como resultado del aumento de tasas y la expectativa de inflación venidera que amenazaba. Y el inversor, en general, se puso en modo "wait and see". Paralelamente, el sector financiero retiró la oferta de créditos.
–¿Cómo afectó esto a la creación o a la desaparición de productos?
–Lamentablemente, los que desaparecieron fueron los compradores con créditos UVA, con lo cual los productos dedicados a ellos (fundamentalmente clase media, por cuyo acceso a la vivienda nuestra institución trabaja hace 50 años) fueron los más golpeados. En sí no creemos que haya habido ningún producto particularmente exitoso en este contexto, pero definitivamente lograron mejor performance aquellos denominados "premium".
– ¿Qué nuevas zonas y barrios surgieron en el país, y en particular en la Ciudad de Buenos Aires?
En estos contextos se vuelve a las zonas más tradicionales, vinculadas al inversor más sofisticado, con la excepción de alguna zona que sorprenda producto de cambios en obras públicas relevantes. En la CABA, es el caso de las resultantes del Paseo del Bajo y de los cambios que generan los viaductos, por ejemplo.
–¿Cuáles serán las nuevas áreas de oportunidad?
Seguimos bregando por el acceso a la vivienda y creemos que la incipiente nueva economía del sector (caso 2017) volverá en cuanto se estabilice la economía y haya certezas políticas.
–¿Qué movimiento generó la venta de terrenos de la AABE?
–Definitivamente puso en el mercado tierras que era insólito que fueran del Estado, donde había canchas de fútbol o galpones. Esto permitirá inversión y desarrollo de zonas que en algunos casos tenían cortes abruptos por grandes extensiones de tierras no urbanizadas.
–Respecto de la vivienda social, ¿cuáles son las ideas que propone la AEV?
–La vivienda para el sector más bajo de la sociedad es una responsabilidad del Estado. Para el segmento inmediato superior, bregamos por un desarrollo de una industria del crédito sustentable en el largo plazo. Creemos que se habían dado los pasos necesarios. En esa línea AEV está trabajando junto con CAMARCO y CEDU en la Mesa de la Vivienda para volver a un mercado que desarrolle créditos que permitan el acceso. Los tres tenemos la misma mirada sobre la necesidad de la sociedad.

Te puede interesar