Marta Minujín vuelve a conquistar Nueva York

Cultura 22 de mayo de 2019 Por
El Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) acaba de comprar el Minucode, una de sus obras más conocidas, y en junio presentará La Menesunda
marta

Cinco décadas después de haber conquistado la escena neoyorquina, donde llamó la atención de Andy Warhol con sus happenings, Marta Minujín vuelve a Manhattan legitimada como artista de vanguardia. Según confirmó el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) acaba de comprar elMinucode, una de sus obras más conocidas, realizada por primera vez en Nueva York en 1968. Y a fines de junio se inaugurará en el New Museum de la misma ciudad La Menesunda, histórica ambientación que realizó con Rubén Santantonín en 1965 en el Instituto Torcuato Di Tella.
Ni la artista ni la galería que la representa, Henrique Faria, quisieron revelar el monto de la transacción si no lo hace el propio museo, que exhibiría la obra el año próximo. "Puedo confirmarte que sí adquirimos la obra de Minujín. Pero MoMA no publica precios", dijo por su parte Inés Katzenstein, curadora de Arte Latinoamericano del MoMA.
Con su estilo informal habitual, Minujín hizo el anuncio desde su cuenta de Instagram (@martaminujin), que tiene más de cien mil seguidores. En la red social dijo estar "re feliz" por haber vendido al MoMA la instalación fílmica, que definió como un "social environment ultra vanguardia de los gloriosos sixties".
Sin embargo, la artista que participó hace dos años de la prestigiosa Documenta de Kassel con su monumental Partenón de libros prohibidosconfesó su decepción porque el Minucode no quede en el patrimonio de un museo argentino.
Recordó también que el Minucode se realizó por primera vez en 1968 en el Centro de Relaciones Interamericanas de Nueva York (hoy Americas Society, donde se recreó en 2010 por iniciativa de Gabriela Rangel, flamante directora artística del Malba).
La obra consistió en la filmación de cuatro cócteles que reunieron a decenas de políticos, economistas, artistas y representantes del mundo de la moda. Luego se realizó otro cóctel para el público general, en el que se proyectaron las filmaciones originales. "Marcó los sistemas superpuestos de los medios y su poder en los años 60", señaló Mauro Herlitzka, socio de Henrique Faria.
Como si esto fuera poco, Minujín adelantó que se encuentra trabajando en una escultura de 7 x 2,4 metros que colgará del techo de la nueva estación Retiro de la línea E del Subte porteño, debajo de la Avenida del Libertador, cuya inauguración está prevista para fin de mes. Consistirá en la reproducción facetada en nueve partes de la cabeza delDavid, de Miguel Ángel. Otras dos intervenciones realizadas por Graciela Hasper y Marcela Cabutti se inaugurarán en las estaciones Catalinas y Correo Central, respectivamente. Celina Chatruc, La Nación.-

Te puede interesar