Cinco de los sujetos siguen prófugos

Sucesos 17 de mayo de 2019 Por
De los nueve que escaparon cuatro fueron recapturados. Los cinco que aún no fueron hallados, cuatro cumplían condena por homicidio.
profugos
Existe preocupación por la falta de novedades respecto de los fugados. - Archivo

Ya pasó más de una semana de la fuga de los nueves presos que cumplían condena en el penal de Coronda, y qué por motivos que aún se tratan de esclarecer, escaparon del colectivo del Servicio Penitenciario provincial que los trasladaba por la autopista Santa Fe Rosario a la altura de Granadero Baigorria. Todo sucedió el miércoles 8, pasado el mediodía. Esa misma jornada, las fuerzas policiales lograron detener a dos de los nueve prófugos. Uno de ellos fue Alberto Augusto Quiróz, de 42 años, quien se encuentra detenido desde 2014, cumpliendo una condena de 13 años de prisión. Fue condenado por el delito de homicidio en ocasión de robo, agravado por el uso de arma de fuego. También fue recapturado ese mismo día Diego Alberto Sosa, de 25 años (el más joven de los nueve). Fue condenado por el delito de robo calificado y cumplía una condena de seis años, que según información del Servicio Penitenciario, cumpliría en diciembre de este año.
Un día después de la fuga, el jueves de la semana pasada, la policía logró dar con uno más. Todo quedó registrado en un video del sistema de monitoreo dependiente del Ministerio de Seguridad de la Provincia en la ciudad de Rosario. Nahuel Arce, de 26 años, fue interceptado en el Renault 19 en el que se trasladaba. El detenido fue condenado a 8 años de prisión por el delito de homicidio.
El último de los recapturados fue Alejandro Andrés Candia, de 33 años. Sucedió el lunes a las 20, en calle Centeno al 2500 en la zona sur de la ciudad de Rosario. Su prontuario policial revela que tiene condenas por los delitos de asalto a mano armada muy violentos , robo y evasión reiterada.

Buscados

Leandro Ubaldo Cabalié es rosarino y tiene 32 años. Se encuentra cumpliendo condena en el penal de Coronda por homicidio.
Carlos Andrés Dángelo tiene 33 años. Nacido en Rosario y fue condenado por el delito de homicidio criminis causa.
Alfredo Patricio Rojas tiene 34 años y nació en Las Garcitas, provincia de Chaco. Cumple condena por amenazas coactivas, homicidio agravado por el uso de arma de fuego y lesiones graves calificadas. Cumple con una condena de 25 años que vence en 2034.
Mariano Ezequiel Cardozo de 29 años nació en Rosario. Estaba detenido en el penal de Coronda por el delito de robo seguido de muerte agravado por el uso de arma de fuego. Cumplía con una condena de 14 años que vence en 2022.
Hugo Peralta nació en Corzuela, provincia de Chaco. Su prontuario revela una condena de 20 años por los delitos de amenazas calificadas, robo simple, robo calificado por uso de arma.


Procesaron a narcopolicías

Se trata de tres efectivos de Santa Fe, y sus nueve vendedores de drogas.

(Fuente Uno Santa Fe) En las últimas horas dictaron el auto de procesamiento con prisión preventiva para una organización narcocriminal liderada por tres policías de Santa Fe, y otras nueve personas dedicadas a la compra de estupefacientes (cocaína) en la ciudad de Rosario, para transportarla hasta la ciudad de Reconquista, estirarla con otras sustancias para un mejor rendimiento, y luego distribuirla para la venta al menudeo.
En las consideraciones generales de la medida judicial impuesta por el juez federal de Reconquista, Aldo Alurralde, se alude a una larga investigación sobre el líder de la banda de narcotraficantes que era un agente en actividad, al igual que los otros dos que lo secundaban directamente, identificados como E. G. N. S. de 28 años, A. E. Q. de 24 y B. H. C. de 26, a los que les atribuyeron los delitos de "tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravada por la calidad de funcionario público y por la participación de tres o más personas organizadas para cometerlos en concurso con el transporte de estupefacientes agravado por la calidad de funcionario policial y por la participación de tres o más personas organizadas para cometerlo".
A los otros nueve integrantes de la banda, identificados como A. G. de 18 años; F. D. G. alias "Colo" de 28; G. G. L. de 44; W. N. G. de 38; J. L. F. de 28; B. H. C. de 26, L. S. C.; J. L. F. de 27; O. R. A. de 26 y J. G. F. de 28 los imputaron por los delitos de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización por la participación de tres o más personas.

La organización criminal

La gavilla, transportaba cocaína desde la ciudad de Rosario hasta un departamento de la ciudad de Reconquista, adonde la droga era estirada con la suma de otros elementos, y posteriormente distribuida en distintos puntos de venta de las ciudades de Reconquista y de Avellaneda, comenzó a ser investigada cuando promediaba el 2018 por el juez federal de Reconquista, con la colaboración de la Brigada Antinarcóticos de la Policía de Investigaciones, que hicieron el procedimiento en la madrugada del 26 de marzo en la intersección de las rutas nacionales 11 y 98 en el sur de la ciudad de Vera, donde detuvieron a dos de los tres líderes que viajaban uniformados para sortear los controles, y que transportaban más de un kilo de cocaína de máxima pureza escondido dentro del vehículo.


Prisión perpetua para un asesino serial

Un hombre acusado de haber cometido cinco homicidios en el lapso de ocho meses en el 2015, fue condenado ayer a una pena única de prisión perpetua, en el marco de un juicio oral y público realizado en los tribunales porteños por dos de esos crímenes que ocurrieron en la ciudad de Buenos Aires. Se trata de Javier Hernán Pino (30), quien así sumó una tercera condena a prisión perpetua, dado que por los otros tres hechos -dos de ellos cometidos en la ciudad de Rosario y un tercero en una localidad santiagueña- ya había sido condenado también a la pena máxima prevista en el Código Penal, con lo cual la pena quedará unificada con las demás.
El acusado escuchó la lectura de la sentencia con la mirada enfocada al piso, como en casi todo el desarrollo del juicio oral, y apenas levantó la vista para dedicarle una mirada y una sonrisa burlona a la hermana de una de las víctimas, que se encontraba en la sala a la espera del fin de este juicio.
"Por lo menos que no siga matando gente", afirmó luego del veredicto, conmovida y en medio de lágrimas, Daniela Sosa, hermana de Claudia Sosa (32), asesinada el 8 de abril de 2015 de un balazo en la nuca en el departamento en el que vivía en la calle Tucumán 1545, cerca de Tribunales y frente a la excomisaría tercera.
Pino -de origen entrerriano y que cumplirá su condena en la cárcel de Coronda, provincia de Santa Fe, donde permaneció detenido hasta el momento- es comparado con el mayor asesino serial de la historia criminal argentina, Carlos Robledo Puch.
Los otros tres homicidios por los que Pino ya fue condenado en otros dos juicios a prisión perpetua, son el de Ariel Fernando Ríos (28), un playero de una estación de servicio de la localidad salteña de El Galpón, el 13 de julio de 2015; y el de los hermanos Agustina (28) y Javier Ponisio (25), cometidos el 16 de octubre de 2015 en Rosario. Por ese motivo, la condena a prisión perpetua resuelta hoy es por "homicidio criminis causa, en concurso real con robo agravado por uso de armas de fuego", quedó unificada con las otras.

Te puede interesar