Sembradoras lideran la incipiente recuperación de ventas

Agro 17 de mayo de 2019 Por
Las ventas de todos los rubros mejoran su performance, disminuyendo su ritmo de caída o pasando a números positivos en el primer trimestre de 2019, destacándose las sembradoras, que presentan un repunte en las cantidades vendidas de 43,9%.
PAGINA 27 ILUSTRACION

Según datos arrojados por el Indec sobre la venta de maquinaria agrícola en el primer trimestre del año, todos los rubros presentan un cambio de tendencia favorable si se analizan las cantidades vendidas en términos desestacionalizados, aun cuando los niveles vendidos sean inferiores a los de 2018.
Frente a este contexto, un reporte del Ireal (Fundación Mediterránea), destaca que se percibe un aumento moderado de la participación de equipos de origen nacional en las ventas de principales rubros medidos, en detrimento de las maquinarias importadas.
Al poner bajo la lupa el nivel de ventas de los diferentes rubros del sector, se destaca el caso de las sembradoras, con un importante repunte de las unidades vendidas respecto a 2018, del 43,9% en el primer trimestre de este año (en términos interanuales), luego de observarse una caída de 21% a lo largo del 2018.
Por su parte, las ventas de implementos no variaron en el trimestre (respecto de igual trimestre del año anterior), aunque es de destacar que en 2018 las unidades vendidas habían caído 23,9%.
En el caso de cosechadoras se manifestó una reducción de 10,6% en las unidades vendidas en el primer trimestre (en términos interanuales), lo cual es un guarismo que puede interpretarse con algo de optimismo si se considera que el año anterior se habían desplomado 45,8%.
En otro andarivel se encuentran los tractores, cuyas ventas manifestaron una caída de 28,8% en el primer trimestre (en términos interanuales), teniendo en cuenta que habían caído un 35,8% durante 2018.
Por último, tomando la suma de unidades y un indicador agregado de ventas a precios constantes, se manifiesta una caída en el primer trimestre de 11,8% y 14%, respectivamente. Ambos indicadores habían verificado una caída considerablemente mayor el año anterior, de 30,1% y 34,4%, respectivamente.
Al observar las variaciones de los niveles de ventas en los últimos trimestres, se contempla un cambio de tendencia en la evolución de unidades vendidas. Los peores registros en términos interanuales se habían verificado entre tercer y el cuarto trimestre de 2018, siendo que la mayor parte de las ramas de maquinaria agrícola había entrado en cifras negativas al comienzo de dicho año.
Desde el Ireal, destacaron que para analizar con mayor detalle la existencia de un cambio de tendencia, se procedió a desestacionalizar las series de las unidades vendidas por rubro (utilizando filtros estandarizados). "En términos técnicos, esta metodología permite la comparación entre trimestres seguidos, eliminando el factor estacional que presentan las series originales", aclaran.
Del examen de las series desestacionalizadas, en todos los rubros se percibe una importante mejora en el primer trimestre de 2019 respeto al cuarto trimestre de 2018.En esta ocasión, también las sembradoras presentan un desempeño destacado.
También es interesante señalar el caso de cosechadoras y tractores, que a pesar de presentar una declinación en términos interanuales, luego de quitar la estacionalidad se verifica un incremento aumento en las ventas respecto al último trimestre de 2018. El cambio de tendencia se puede identificar que se había iniciado en el cuarto trimestre de 2018, y se verifica con mayor intensidad en 2019. El primer trimestre del año normalmente no es uno de fuerte niveles de ventas, por lo cual en los próximos meses podrá confirmarse con mayor precisión la magnitud de esta recuperación.
Finalmente oportuno analizar es la evolución de la participación de la maquinaria nacional sobre el total de ventas, ya que las ventas de equipos importados en general han manifestado peor performance en los últimos trimestres.
Por otra parte, cabe destacar que a partir de la crisis económica que sufre el país desde el año pasado y la gran devaluación del peso, las ventas de máquinas importadas se redujeron en mayor medida que las nacionales, lo que hizo que la proporción de nacionales detenga su caída el año pasado.
Si bien comienza a mejorar el nivel de comercialización en la maquinaria en general, el reporte destaca que en el horizonte, otro de los riesgos para el despegue del sector se encuentra en las fluctuaciones de precios internacionales de commodities agrícolas, pues podrían condicionar la evolución futura de los ingresos generados por los sectores demandantes de máquinas en Argentina y a nivel global.

Te puede interesar