Mombaldone

Cultura 11 de mayo de 2019 Por
MOMBALDONE 1

Mombaldone es una localidad de la provincia de Asti, en el límite con la provincia de Alessandria, con 232 habitantes. El antiguo pueblo, de carácter medieval, aún bien conservado, surgió en la época romana. En el 991 se menciona por primera vez el lugar en un documento público.
El pueblo permaneció en posesión de los Marqueses Del Carretto de Savona durante toda la Edad Media, antes de ser cedido al Municipio de Asti.
Los Saboya adquirieron el feudo en 1382 y determinaron para Mombaldone el comienzo de un largo período de tranquilidad, interrumpido solo por la invasión napoleónica, que llevó muerte y devastación.
Inmerso en los barrancos, como un oasis en un desierto de toba refinado por las hiniestas, Mombaldone es el único pueblo de la Langa Astigiana todavía rodeado por los muros originales.
El asentamiento consiste esencialmente en dos pueblos, separados por las ruinas del castillo.
El primero, de carácter medieval, todavía bien conservado, data de la época romana, pero su primer núcleo habitacional fue construido en las laderas del monte Arbarella. El otro, de desarrollo urbano más reciente, surgió alrededor de la estación de tren.
Las casas, que se caracterizan por sus estructuras medievales, ofrecen detalles constructivos en piedra arenisca, desde alféizares hasta ventanas, desde portales (algunos con un escudo de los Del Carretto) hasta las arcadas.
El trazado urbano es simple: un esquema lineal recorrido por una sola calle principal, pavimentada con piedras y callejuelas laterales. El pueblo es reforzado hacia el valle con fuertes murallas defensivas.
La entrada al pueblo es a través de la Puerta Urbana.
Es una puerta de arco agudo, intacta en su forma de origen medieval, que constituye el acceso al antiguo pueblo fortificado, cuyo aglomerado es rico en residencias de estilo renacentista, reelaborado, embellecido o restaurado entre mediados del siglo XVII y hoy.
Una particularidad es la presencia de túneles, salas y pasajes secretos, hoy en gran parte abandonados, cuyos trazados se pierden en la leyenda, pero que a principios de este siglo todavía eran transitables. En particular, datan de finales del 1300 los túneles que desde el castillo pasaban por debajo del cercano río Bormida en dirección al pueblo de Spigno Monferrato y el pasaje excavado en la toba que, partiendo de la Portiola (una de las puertas que cerraba el pueblo), una cueva sostenida por bóvedas de piedra expuesta, que comunicaba la calle principal con el pronunciado descenso en el fondo del cual estaba, cerca del río, el abrevadero de caballos, listos para ser montados en caso de una fuga precipitada sin ser notado por ningún sitiador.
En la Piazza Umberto I, epicentro del pueblo, confluyen los principales monumentos.
El Oratorio de la Cofradía de los Santos Fabiano y Sebastiano ubicado justo al lado de la iglesia parroquial, casi esperando al visitante al final de la única calle central del pueblo. Construido en un foso del castillo en 1764, en estilo barroco. Conserva frescos de 1883. Restaurado en 1995-1997, se utiliza para conferencias, exposiciones, reuniones, eventos culturales y musicales.
La Iglesia Parroquial de San Nicolao es un edificio construido en 1790 en el foso del castillo y está ubicado al final de la única calle central del pueblo. Tiene una característica planta hexagonal, cuyos lados parecen insinuar otros tantos altares. La fachada está enriquecida por columnas y un pequeño tímpano. El campanario, parcialmente incorporado en la estructura, está coronado por una cubierta circular. Conserva pinturas barrocas de buen nivel. Tiene un órgano gigantesco de 1885.
Más allá de la plaza, el camino sube hacia la cumbre más alta del barrio, donde el pueblo se pierde en el campo. Bordea los restos del castillo (siglos XIII-XIV), parcialmente demolido en 1637.
Hoy el castillo es mas bien un suntuoso edificio del siglo XVIII que conservó las características externas de las paredes originales. Los descendientes de los Del Carretto todavía están establecidos en el Castillo: ya no dominan a los habitantes, sino que cuidan amorosamente de la preservación del pueblo y su identidad histórico-cultural.
En el centro del castillo se alza una torre cuadrada -típica del sistema de torre de observación-, poco más que una ruina, abatida no solo por el tiempo y el descuido, sino también por voluntad de un noble.
Fue el marqués Aleramo Del Carretto, a cuya familia desde 1209 se le concedió la investidura del feudo de Mombaldone, en donar en el siglo pasado parte de las piedras de la torre para permitir la finalización de la sección de ferrocarril que conecta Mombaldone a Spigno.
La Fortaleza es un edificio enorme con exteriores de piedra a la vista, documentado ya en 1209 y repetidamente remodelado. Desde 1981 alberga un restaurante internacional.
Dejando de lado el pueblo, de asentamiento moderno, formado a partir de 1870 alrededor de los edificios ferroviarios de la línea Acqui-Savona, está el Molino hidráulico (siglos XVI-XVII) al norte del puente sobre el Bormida. La antigua construcción aseguró la supervivencia de la comunidad local a lo largo de los siglos, pero ahora está privado de los equipos originales.

Te puede interesar