Fronterense comenzó a ser juzgado en nuestra ciudad

Sucesos 26 de abril de 2019 Por
La primera jornada se desarrolló ayer desde las 8 bajo la conducción del juez de la IPP Dr. Javier Bottero. FRM, fronterense de 30 años está acusado por el fiscal Loyola de diversos ilícitos por lo que pedirá seis años de prisión efectiva.
juicio manzanelli 1
El juicio comenzó ayer en la Sala Nº 2 presidido por el juez Javier Bottero. - Castellanos

La defensa anticipó que solicitará la absolución y cuestionó además, los dichos de representante del MPA respecto al calibre del arma.


(Por Nilo Peretto) Desde las 8 de ayer comenzó a desarrollarse en la Sala N° 2 de la Oficina de Gestión Judicial que funciona en los Tribunales locales, la primera audiencia de un nuevo juicio oral y público que cuenta con un Tribunal unipersonal que conduce el juez de la Investigación Penal Preparatoria, Dr. Javier Bottero. El acusado, identificado como FRM, un sujeto nacido en San Francisco pero afincado en el barrio Eva Perón de la ciudad de Frontera, está acusado por el fiscal Guillermo Loyola de Robo calificado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa en concurso real con Portación indebida de arma de fuego de uso civil, hecho ocurrido el 27 de julio de 2016 alrededor de las 7.50 horas. El imputado cuenta con la asesoría legal de la Defensora Regional, Dra. Estrella Moreno. En la audiencia de ayer desfilaron testigos aportados por la Fiscalía; mientras que todo continuará hoy con otras personas convocadas por el fiscal Loyola y los testigos que aporte la defensa. En tanto el lunes desde las 8 serán los alegatos de clausura; mientras que el jueves 2 de mayo el juez Bottero leerá la parte resolutiva de la sentencia.

Alegatos de apertura

Tras las presentaciones de rigor, el fiscal Guillermo Loyola comenzó diciendo en su alegato de apertura que esa fiscalía iba a demostrar a lo largo del debate, que el día 27 de julio de 2016 a las 7.50 aproximadamente, el imputado arribó a un taller de fundición ubicado en Calle 7 al 2200 de la ciudad de Frontera, llevando consigo un revólver calibre 32 largo cromado. Al ingresar al sujeto le ordenó al propietario del taller que le entregara el dinero que tenía y ante la negativa de éste, le pidió el teléfono celular a lo que también se negó. Tras ello ambos comenzaron a forcejear; el dueño del lugar logró quitarle el arma al encartado arrojándola a la vereda y éste, intentó escapar pero fue rápidamente detenido por personal de la Comisaría N° 6 de Frontera que arribó al lugar convocado por una mujer que había observado lo que sucedía. Loyola agregó que el arma incautada tenía cuatro proyectiles del mismo calibre y era apta para efectuar disparos, de acuerdo a las pericias realizadas posteriormente por personal de la Policía Científica. Finalmente agregó que FRM no contaba con autorización legal para portar armas y adelantó que durante el alegato final iba a solicitar una pena de seis años de prisión de cumplimiento efectivo más costas del proceso.

Dichos cuestionados

A su turno la Dra. Estrella Moreno cuestionó los dichos de Loyola respecto del arma supuestamente utilizada por FRM para concretar el hecho endilgado. Se recuerda que el fiscal señaló que FRM utilizó un revólver calibre 32 largo y en la resolución del acto de apertura a juicio, había aseverado que se trataba de un revólver pero calibre 22 largo, asegurando producía un cambio en la plataforma fáctica que a su entender, afecta el principio de congruencia de manera irreparable y el derecho de defensa en juicio, solicitando en consecuencia que el representante del MPA se atenga a los términos del acto de apertura a juicio ya que de lo contrario, solicitarían las nulidades correspondientes.
Finalmente indicó que existe una marcada endeblez probatoria en la acusación fiscal que será demostrada por la defensa a lo largo del debate, lo que impedirá la condena de su defendido, y entonces en el alegato de clausura que se desarrollará el próximo viernes desde las 8, solicitarán la absolución del mismo.

Te puede interesar

Boletín de noticias