Charlas de café

Locales 24 de abril de 2019 Por
Pinoto y Vittorio, como tantos otros, son rafaelinos que se encuentran para conversar sobre la realidad política, económica y social.
cafe-nov-cafecito (14)

Siempre priorizando en sus dichos a lo que sucede en su querida ciudad. Se trata de personajes de ficción y cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Lo que no es ficción es la información que manejan. Para leer, relajarse, añorar los viejos tiempos, y reflexionar sobre los actuales…
P-Bongiornooooo...
V-Pinoto! Vos sí que sos una fija cada vez que vengo a este bar! Los otros amigos pasan, pero vos siempre quedás…
P-Altro que! Yo, "Tumín", el mozo, y los ristrettos, obvio.
V-Alta trilogía. ¿Cómo vai?
P-Che Vittorio, escuchame un poco.
V-Lo que haga falta...
P-Vos que sos un estudioso en materia política. Explicame un poco… ¿cómo pueden tener aspiraciones algunos muchachos que ni siquiera tienen una ideología definida?
V-A la flauta. Pero tirame la punta del ovillo, que con mucho gusto trataré de desenredar todo que pueda…
P-Hay cosas que no entiendo. Si estás en un partido centenario, y que ha dado grandes próceres al país…
V-Sí, perfecto…
P-Luego por distintos intereses y para llegar al poder, te asociás con quien te separa un abismo ideológico…
V-Ajá…
P-Pero lo peor es que en el mismo país, pero dentro de una provincia como Santa Fe, al mismo tiempo te ponés la rosa roja en el ojal…¡Cosa de locos! ¿O no?
V-Eco. Mai vis cusa parei…
P-Y en ese océano revuelto aparece el pibe candidato. Que primero llena de callos las manecitas tirando piedras en Gualeguaychú. Y después como chancho está plantado con el Paladar Blanco en la mesa de Cambiemos…
V-Bueno, pero hay que entenderlo. Este chico también tuvo cada maestro…Que la volio dire..
P-Eso es verdad, por eso te quería preguntar.
V-Y sí. Imaginate que el mentor era uno que no iba a ser más concejal, porque se había apoltronado en el sillón de la UNRaf…
P-Sí. Me acuerdo más que bien.
V-Y también andaba tocando timbres a lo pavote y golpeando puertas, para lograr tal acomodo.
P-Épocas en las que no importaba tanto regalar la única banca con tal de hacerse de un suculento sueldo. ¡Y vitalicio!
V-Mamma mía! Y lo peor… ¡Todavía habla!
P-Hay algo peor...
V-¿Qué?
P-Todavía lo escuchan!
V-Coincido. Pero pensé que ibas a decir otra cosa…
P-Insultos no, por favor. Estamos en horario de protección al menor…
V-No, me extraña. Lo que no hablamos todavía acá es que el tipo es candidato, bah, precandidato. Pero a este mar revuelto y confuso, en una de esas le ponen la crucecita y nos tenemos que bancar otros cuatro años de papa verde en el Concejo. Porque ni para ñoqui sirve…
P-Tenés razón. Siempre se puede estar peor.
V-No invoquemos a la mala fortuna, que los comeajos nos merecemos de funcionarios y legisladores a gente que ponga el lomo a la par nuestra.
P-Vamos por la positiva entonces, y a reconocer cómo siguen enfilándose los patitos en la Policía.
V-Enseguida se ven los resultados cuando la cosa va por el camino correcto. Enseguida se pusieron a recuperar motos afanadas que estaban en los galpones de la Muni. Y ahora lo escuché al Master ayer explicar eso de la base de datos…
P-Fundamental amigo. ¿Viste que están apareciendo cosas que puede hacer la Muni para colaborar por la inseguridad? No es todo quedarse de brazos cruzados y echar siempre la culpa al otro a los llorisqueos limpios.
V-Por supu. Esperemos que 125 no meta la cola y lo deje a Luisito cimentar este caminito que comenzó a recorrer con el Vasco.
P-Me sumo. Toquemos madera, hagamos cadenas de oraciones, lo que sea. Pero esto se tiene que sostener…
V-Ahora sosteneme el sombrero que es hora de ir para la fábrica. ¿Venís mañana?
P-Si no lo hago, me ponen falta!!!

Te puede interesar

Boletín de noticias