Santa Fe, a la caza del voto "blando"

Locales 15 de abril de 2019 Por
"Si hay un triunfo de María Eugenia (Bielsa) en la interna es mucho más fácil después en las generales". El autor de la frase es el senador por el departamento San Jerónimo, Danilo Capitani, el compañero de fórmula de la rosarina.
elecciones voto urna comicios  santa fe (7)

La lectura del dirigente puede ser sesgada, no sin cierta legitimidad, por estar directamente involucrado. Pero ese punto de vista cosecha no pocos adherentes entre estrategas o analistas de la política provincial. La hipótesis es la siguiente: La chance de Antonio Bonfatti sería mayor si enfrenta en las generales a Omar Perotti, y no a Bielsa.
Compartimos el punto de vista. Va de suyo que más allá de los acuerdos superestructurales, el voto de base kirchnerista, o no kirchnerista pero con tendencia de centroizquierda, "progresista", será muy difícil de contener para Perotti. Tanto en las PASO frente a María Eugenia Bielsa como eventualmente en las generales ante Bonfatti.
Bielsa además, tiene otros activos. Comparte -con el socialismo- un fuerte predicamento en Rosario, donde huelga decirlo una vez más, se concentra un alto porcentaje de sufragantes, factor clave para cualquier elección, y muy probablemente decisivo.
Además es mujer, atributo "políticamente correcto" en estos tiempos de auge reinvindicativo de la participación femenina en lugares de decisión. Posee además, un interesante discurso, nulos antecedentes que puedan ser utilizados en su contra y "ese no sé qué" de la política que inquieta y hace poco predecible ubicar cuál puede ser su techo electoral. Esto último hace de Bielsa una posible receptora ya no exclusivamente del voto de centroizquierda, sino del voto fluctuante, "blando" por lo general proveniente de sectores medios y que termina repartiendo premios o castigos conforme los avatares de cada coyuntura.
Desde el campamento socialista varios generales de campaña comparten el mismo diagnóstico. Y por ahora la estrategia es clara. Confrontar con Perotti pero sin tirarle al rafaelino "la artillería pesada" que se reservarían para las generales, y ningunear por estos días a Bielsa. Al punto que en una de sus últimas declaraciones, el gobernador Miguel Lifschitz solo ubicó a Omar Perotti junto a Antonio Bonfatti en el rango de los aspirantes "con chances serias" de ganar la Gobernación.
Más allá del fogoneo entre los precandidatos, la "caza del voto blando", se efectúa bajo dos premisas "madre". La inseguridad y la crisis económica. El Frente Progresista cavila sobre una tercera: el rechazo a la "grieta" entre macristas y cristinistas. Así, el FPCyS la única expresión de "la alternativa intermedia y superadora", que entienden muchos, ha otorgado réditos en recientes elecciones distritales en otras provincias. El propio Lifschitz no para de mostrarse en esa "ancha avenida del medio" y muy cerca de su nave insignia, Roberto Lavagna. Y por ejemplo, para dar sustento a nuestra hipótesis, analizó con estas palabras los resultados en Río Negro y Neuquén: "El kirchnerismo y Cambiemos no son opción, es nuestra responsabilidad construir esa tercera posición".

Bielsa: Otra perspectiva y un "chisporroteo" en la previa

Cumpliendo lo prometido el lunes anterior, completamos el comentario en parte desarrollado en el subtítulo precedente en función de lo que significa la presencia de María Eugenia Bielsa compitiendo en los comicios. Aunque suene algo impropio y hasta anacrónico mencionarlo, lo primero que distingue a la dama y a la vez condiciona, es su linaje. No nació en cualquier cuna, sino siendo nieta del jurista Rafael Pedro Bielsa, considerado "el padre" del Derecho Administrativo argentino. Su padre y hermano del mismo nombre, también abogados y en el caso de este último, ex Ministro de Relaciones Exteriores, entre otros cargos. El clan se completa con Marcelo, "el loco", de fama internacional con el fútbol. Pero el propio currículum personal de María Eugenia está lleno de lauros y de improntas. Como se sabe, fue vicegobernadora, concejal, y diputada provincial, puesto al que llegó siendo en 2011 la candidata más votada en el estreno del sistema de boleta única. Su estruendosa renuncia un par de años más tarde al cargo, el rechazo posterior a candidaturas y su estilo la hicieron merecedora de fraseologías muy arraigadas a la mística peronista. "Mito del eterno retorno", "renunciamiento histórico", fueron palabras utilizadas por comenaristas políticos para referirse a ella. En la actual oportunidad también llega siendo proponiendo "algo diferente". Parte de un hecho fuerte, objetivo. El 90%, o más de la estructura dirigencial está contra ella, es decir, abroquelada atrás de la precandidatura de Omar Perotti. La desproporción recuerda aquella también histórica interna por la Presidencia entre Antonio Cafiero y Carlos Menem, allá por 1988. En Rafaela, donde está previsto su arribo para mañana martes, la situación política no es distinta. No está acompañada de una fuerza poderosa. Varios de los precandidatos locales hacen su debut en la arena política. Pero lo antedicho no exime de algunas diferencias que a veces afloran, al punto de ser circularizadas a la prensa. Como un libelo remitido por "el encargado de prensa de Encuentro por Santa Fe", a través del cual desmintió un supuesto rumor sobre una venida anticipada de Bielsa para este último viernes, y acusó sin nominar pero con evidente referencia a otro espacio interno "bielsista" de "robo" de cartelería. Como se dice, en todas partes se cuecen habas.

Campaña a todo ritmo

La contienda aún no cala hondo en el ciudadano medio, preocupado en general y con lógicas razones en resolver las sobre-exigencias de la coyuntura. Pero a fuerza de los medios propagandísticos, conferencias, incesante peregrinar de los precandidatos "timbreando" en domicilios particulares, haciéndose ver en espacios y eventos públicos, la campaña va ganando lugar en la agenda. Notable siendo la forma que los oficialismos (local y provincial) utilizan para canalizar el grueso de la campaña, esto es, las actividades oficiales. Algo que advertimos hace rato desde este espacio, y que recientemente han compartido otros análisis. Sin embargo en el caso de la Provincia, el principal anuncio de una buena nueva para Rafaela no pudo convertirse en "la positiva sorpresa bomba", ya que los detalles de la licitación de la segunda etapa del Hospital Regional fueron divulgados el sábado y antes que nadie por Diario CASTELLANOS, a puro olfato y trabajo de agenda periodística.

De encuestas, "trolls" y "giro Keynesiano"

Pasan los días, las semanas, los meses, y la pendiente para el Gobierno nacional, y específicamente respecto a la figura del presidente Mauricio Macri no encuentra fondo alguno desde el cual rebotar. El pulso se advierte fácilmente a través de la observación, tanto de indicadores objetivos como el del también tangible pero cambiante humor social. Se sabe de la relatividad del valor de las encuestas, pero al mismo tiempo nada desaconseja tener en cuenta aquellas que provienen de consultoras reconocidas, como el caso de Synopsis, la cual en base al análisis de 2379 respuestas de ciudadanos de distritos claves entre el 4 y el 6 de abril confirmó la tendencia en descenso tanto de la imagen presidencial como de la percepción negativa de su gestión. Pero lo más interesante del trabajo de Synopsis -y que viene realizando ya en encuestas similares anteriores-, es la proyección en distintos escenarios electorales (según qué candidatos opositores se presenten), y sus concernientes hipótesis en cuanto a ballotages. Por primera vez, el presidente Mauricio Macri perdería en todos los supuestos. Incluso hasta si la contrincante fuera Cristina Fernández de Kirchner. Pero por muy escaso margen, "empate técnico", sería el diagnóstico adecuado. Lo más preocupante para el Gobierno es que esos márgenes se amplían considerablemente -en su contra- si enfrente en un ballotage Macri lo tendría a Sergio Massa, quien lo derrotaría por 8 puntos, y sobre todo Roberto Lavagna, quien sacaría una ventaja superior a los 20 puntos. Por ello no extrañó la circulación, vía las tradicionales cadenas de whatsapps, de contenidos -que antes solo tenían como destinatario al kirchnerismo- tendientes a atacar a esas figuras del peronismo alternativo, especialmente al tigrense. Para esta semana se esperan anuncios en materia económica. La abismal distancia entre lo que se propondría con el acervo ideológico y práctico del macrismo es tal vez otro emergente de la urgencia electoral. ¿Quién hubiera imaginado al presidente Mauricio Macri y a sus principales alfiles del Gobierno hablar de "congelamiento de precios" o medidas similares?

Te puede interesar