Los policías que hacían falsos allanamientos evitaron el juicio oral

Sucesos 12 de abril de 2019 Por
Acordaron penas de cinco y cuatro años por medio de acuerdos abreviados. Uno de los cabecillas sigue investigado.
patrullero_35
- Imagen ilustrativa

Finalmente y en camino a cumplirse dos años de su detención, los cuatro policías que integraban la banda que cometía allanamientos ilegales en distintas propiedades de Santa Fe y la zona, evitaron el juicio oral y público luego de acordar distintas penas por medio de juicios abreviados. Se trata de la causa que investigó a los efectivos Adrián Celer, Leonardo Velázquez, Cristian Gutiérrez y Exequiel Romero, todos detenidos desde el 10 de noviembre del 2017. Los cuatro uniformados, que se encuentran en disponibilidad, fueron apresados porque ingresaron de manera ilegal a una propiedad ubicada en Iturraspe y el terraplén donde increparon al ocupante para que este les entregue la "droga y las armas". Cuatro días después de aquel hecho, el juez penal Sergio Carraro ordenó que todos permanezcan en prisión preventiva sin plazo tras haber sido imputados por los delitos de "tentativa de robo calificado, allanamiento ilegal, tenencia ilegítima de arma de fuego de guerra y tentativa de falsificación de documento público".
Si bien el caso iba camino al juicio oral y público, entre el viernes de la semana pasada y el miércoles, los uniformados optaron por asumir la responsabilidad y cerrar penas por medios de juicios exprés con los fiscales del caso, Ezequiel Hernández y Mariela Jiménez. Quienes primero acordaron fueron Gutiérrez y Romero en el marco de una audiencia llevada a cabo el viernes ante el juez penal Jorge Patrizi. En el caso de Gutiérrez, acordó por cinco años y en el de Romero por cuatro años y seis meses de prisión. En ambos casos de efectivo cumplimiento.
En tanto, en la jornada del miércoles, ante el juez Rodolfo Mingarini, Celer acordó también cinco años de prisión, mientras que Velázquez cerró por cuatro años y dos meses de cárcel.

Contrabando en Freyre

Ayer a la madrugada, efectivos de la Sección Seguridad Vial de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) secuestró en un procedimiento en la ruta provincial 1 ropa de vestir y de cama introducida al país de contrabando. El monto de lo incautado por GNA asciende a $1 millón de pesos y el conductor de la camioneta Peugeot Expert blanca que lo trasladaba fue demorado por ser supuesto autor de encubrimiento de contrabando. Se trata de un hombre de 70 años domiciliado en la ciudad de Frontera que fue detenido en el acceso norte a Freyre cuando lo interceptaron los gendarmes que hacían un control de rutina. Dentro del vehículo había prendas de vestir y ropa de cama que habría sido ingresada al país sin control aduanero. Los gendarmes trabajaron bajo las directivas del Juzgado Federal de San Francisco.

Te puede interesar

Boletín de noticias