Semilla de algodón, una alternativa para la producción lechera

Agro 11 de abril de 2019 Por
PAGINA 16

Por Ing. Rodolfo Berca- Especial para INFO RURAL CASTELLANOS. La incursión de la semilla de algodón en el mercado a un bajo costo, en relación a otros productos, como los granos, ha motivado que sea utilizado como una alternativa más para paliar el déficit de alimentos en momentos críticos del año.
La semilla de algodón es un recurso muy valioso como suplemento energético y proteico, además de aportar buenos tenores de fibra para mantener niveles normales de grasa en leche.
Como tiene altas concentraciones de energía, proteínas y fibra, las cantidades requeridas en la dieta son bajas, aun para vacas de muy alta producción.
No necesita molienda, es muy paletable y se puede combinar con otros recursos forrajeros, como las pasturas, henos, y silajes.
Además, es un alimento altamente susceptible a la contaminación con aflatoxinas que afectan la producción y salud animal.
Es por ello importante tener debida atención a las condiciones de almacenamiento como al porcentaje de humedad de la semilla.
Por otra parte, la semilla de algodón contiene gosipol, que es tóxica para los animales, aunque los rumiantes son más tolerantes a este compuesto y los más jóvenes ( 6-8 meses de edad ) son más afectados, por lo que conviene también tener presentes las proporciones correctas.
Contiene la siguiente composición nutritiva:
Materia seca = 84-95 %
Energia metabólica = 3,71-3,83 Mcal/kg materia seca
Proteina bruta = 19,8-24 % /kg materia seca
Fibra bruta = 18-25 %/kg materia seca
Fibra detergente neutra = 39-47 %/kg materia seca
Fibra detergente ácida = 29-40 %/kg materia seca
Lignina = 15-17,3 %/kg materia seca
Calcio = 0,10-0,16 %/kg materia grasa
Fosforo = 0,48-0,75 %/kg materia seca
Magnesio = 0,32-0,40 %/kg materia seca
Digestibilidad = 66 %/KG materia seca
Comparada con otras semillas oleaginosas, como la soja y el girasol, el algodón se distingue por ser un multinutriente que aporta energía, proteínas, fibra y minerales.
La ración en vacas en lactancia no debe superar el 25 % del consumo de materia seca total.
Produce los siguientes efectos:
-Aumentos moderados en la producción de leche ( 10 % )
-Aumentos en el porcentaje de materia grasa en leche (mayor al 10 % )
-Cambios en la composición de los ácidos grasos (aumentan los de cadena larga)
-Disminución en los porcentajes de proteínas (caseína)

Problemas

La utilización de semillas de algodón, por otra parte, plantea algunos problemas. Uno de los principales es la contaminacion con micotoxinas, dado que la cubierta de linter aumenta la capacidad para absorber humedad ambiente y las altas concentraciones de nutrientes constituyen un medio de cultivo ideal para el crecimiento del hongo.
Los síntomas tóxicos en vaquillonas y vacas que consumen raciones con 15 y 20 % de semilla de algodón contaminado son apreciables: pérdidas de la condición corporal, reducción de la producción de leche, disminución del consumo.
Para minimizar estos síntomas se recomienda almacenarla con un bajo contenido de humedad , preferentemente inferior al 12 %, bajo techo, sobre piso de cemento con leve pendiente y en un medio con buenas condiciones de aireación.
En relación al gosipol, no se encontraron indicios de toxicidad en vacas lecheras cuando consumieron raciones con hasta 30 % de semilla de algodón.

Conclusiones

La semilla de algodón es un suplemento energético-proteico que puede utilizarse con buenos resultados en raciones de vacas lecheras ya sea con pasturas y/o henos y silajes.
Es un ingrediente apto para vacas en el primer tercio de lactancia.
En la dieta no debiera superar el 25 % para no comprometer la perfomance animal.
Finalmente, no se deben alimentar animales jóvenes ( 6-8 meses de edad ).-
(*) Ingeniero Agronomo Rodolfo Berca, matricula profesional 10251, con experiencia en producción de leche, producción de carne y agricultura, celular 3492650398.

Te puede interesar