Quedó preso un rafaelino acusado de violar a una menor

Sucesos 16 de marzo de 2019 Por
El caso es investigado por el fiscal Gustavo Bumaguin. El hombre está acusado de gravísimos delitos contra la integridad sexual de la menor, en tres hechos diferentes. Además, en otras audiencias, otorgaron prisión condicional a dos sujetos.
bumaguin
El fiscal Gustavo Bumaguin está a cargo de la investigación. - Archivo Castellanos

Un hombre de 32 años quedó en prisión preventiva, luego de ser acusado formalmente de delitos contra la integridad sexual de una menor de 16 años, hija de la pareja del imputado, con la que convivía en un domicilio de la zona Norte. El caso fue ventilado en el marco de una audiencia que se realizó a puertas cerradas, sin público ni prensa, presidida por el Dr. Alejandro Mognaschi, juez del caso. El acusado, Agustín Alejandro B., contó con la defensa técnica del Dr. Germán Verna, en tanto que el fiscal del caso es el Dr. Gustavo Bumaguin.
Los delitos por los que fue imputado Agustín Alejandro B. son abuso sexual simple, abuso sexual con acceso carnal reiterado en cinco oportunidades mientras se encontraba en situación de convivencia; y abuso sexual con acceso carnal agravado por hallarse en guarda de la menor. Todo en calidad de autor, en tres hechos diferentes.
El Dr. Alejandro Mognaschi dispuso dictar la prisión preventiva sin plazos para el imputado, al desestimar los argumentos del defensor, que hizo hincapié en que su representado dejó de tener contacto con la víctima a partir de las denuncias en su contra; y también porque siempre "estuvo a derecho", es decir, se manifestó dispuesto a presentarse ante la Justicia. Sin embargo, el testimonio de la víctima en Cámara Gesell y la contundencia de las evidencias que se expusieron en las audiencias imputativa y cautelar, convencieron al magistrado de la necesidad de dictar la prisión preventiva del sujeto.
De acuerdo a los datos que trascendieron, entre las evidencias hay numerosos testimonios de personas que tuvieron conocimiento de lo sucedido y no forman parte del grupo familiar, lo que también amerita una atención especial, ya que se trataría de testigos objetivos y con responsabilidades en el medio social en el que se desempeñan.

Dos libertades condicionales

En tanto, en otras dos audiencias consecutivas, el mismo magistrado dictaminó la adopción de medidas alternativas y la excarcelación de dos hombres. Uno, Jonatan B., de 18 años, había sido detenido a principios de diciembre acusado por un robo calificado por uso de arma blanca agravado por escalamiento.
Al sujeto, que vive en el barrio Jardín, lo acusaron de haber ingresado con un cómplice a un complejo de departamentos de calle Salta, previo escalar un portón de dos metros de altura. El muchacho habría ingresado a uno de los departamentos, donde había una joven pareja durmiendo, a los que amenazó con un cuchillo –siempre según el hilo de la imputación- y despojó de algunos elementos. El principal testigo de cargo es el muchacho víctima del hecho, que habría reconocido al asaltante porque fueron compañeros de la escuela.
En diciembre el Dr. Osvaldo Carlos había fijado la pena de prisión preventiva para el imputado, pero la misma fue posteriormente revocada por un juez de Cámara, que declaró la nulidad de lo actuado por falta de fundamentación suficiente. La causa recayó en Mognaschi, y como el imputado ya se encontraba en libertard y se presentó a la audiencia a la que había citado, se consideró que no existia peligro de fuga ni péligro de entorpecimiento procesal. Además, el abogado Germán Verna cuestionó aspectos relacionados con el supuesto delito que le endilgó a Jonatan Andrés B. la fiscal Lorena Korakis.
Finalmente, también fue excarcelado Daniel Darío S., un sujeto de 44 años que el lunes protagonizó un confuso episodio en el que habría pretendido atacar a una mujer con un cuchillo, en el contexto de una gresca en el que también intervino la policía. La fiscal Gabriela Lema lo imputó por homicidio calificado en grado de tentativa, hecho que no pudo probarse primariamente, ya que la mujer no resultó herida. Según la fiscal, el imputado no pudo consumar el hecho porque en el momento de tirar la puñalada, la víctima se agachó y luego el acusado recibió un disparo efectuado por munición de posta por uno de los policías que participaba del procedimiento. En este último caso el abogado defensor fue el Dr. Gerardo Ordóñez.

Te puede interesar