Condenaron a 13 años de prisión a "Pajarito" Staiger

Sucesos 12 de marzo de 2019 Por
Fue en un juicio de procedimiento abreviado que acordaron el fiscal Guillermo Loyola y el imputado, junto a la defensora Mónica Ronchi. Fue homologado por el juez Alejandro Mognaschi.
Condena Staiger
- CASTELLANOS

(Exclusivo – Unico Medio) Brian Andrés Juan Okón tenía 17 años y en la tarde del 22 de octubre de 2015 estaba en un rancho de la Villa Suroeste, donde vivía, junto a su padre y otras personas. Quizás ya esperaba alguna visita inamistosa, pero lo que seguro no pensó jamás era que estaba viviendo sus últimos momentos. Seguro que no pensaba en la muerte cuando hasta la precaria vivienda llegó Ariel Alejandro Staiger, alias "Pajarito", un hombre que por entonces tenía 31 años. Pajarito tenía una escopeta encima y venía dispuesto a usarla. "Yo a vos, guacho, te voy a matar", le dijo a Brian Okón.
De la advertencia al tronar de la escopeta no pasó más que un instante. El escopetazo, a corta distancia, derribó a la víctima. Uno de sus ocasionales compañeros, Jorge P., intentó auxiliarlo y Pajarito no anduvo con muchas vueltas: "para vos también hay", le dijo, antes de dispararle otro escopetazo, que en este caso dio en el muslo de la nueva víctima.
Brian Okón murió al día siguiente, como consecuencia de las heridas recibidas. Su muerte permaneció impune hasta abril de 2018. En los primeros días de ese mes, Staiger fue detenido acusado de la muerte del chico Okón. En ese momento, Staiger sorprendió al manifestarse dispuesto a declarar, una actitud que los imputados en general no adoptan. Hacía dos años y medio que se había registrado el asesinato y su arresto –considerando que era una vecino de la víctima y que el padre del fallecido había visto todo lo sucedido- causó intriga entre los asistentes a la audiencia de aquél día.
En pocas palabras, Steiger negó su participación en el hecho y dio una justificación elemental: "estoy viviendo ahí porque me llevaron los Okón, siempre tuve una buena relación con ellos, hasta el día de hoy", apuntó. Rápido para contestar y sin mostrar dudas, Staiger contestó las preguntas del fiscal y ante la consulta sobre su relación con los Okon, fue claro: "Tuve y tengo buena relación con Walter Okón", reiteró.
Antes, había recordado que el día del incidente escuchó a una moto pasar frente a su rancho, y que en ella iban dos sujetos a los que no reconoció. E indicó que en el asentamiento los Okón solían tener problemas porque eran acusados de provocar incendios y de robar cosas. Sin embargo, insistió en que hasta el momento de ser detenido nunca tuvo problemas con el padre de la víctima, que en todo caso fue testigo del hecho en el que murió su hijo.
Pasó casi un año desde aquella declaración. Ayer, en una audiencia que presidió el Dr. Alejandro Mognaschi, "Pajarito" Staiger fue condenado a 13 años de prisión de cumplimiento efectivo, tras ser hallado penalmente responsable de homicidio calificado por el uso de arma de fuego, abuso de armas, portación ilegal de arma de fuego y tenencia indebida de arma, ya que también se le imputó el hallazgo, en el momento de su detención, de una carabina que estaba en su rancho. Ante las preguntas de Mognaschi sobre si había comprendido que el procedimiento abreviado implicaba un reconocimiento de los hechos y su aceptación de la plena responsabilidad que le cabía por los mismos, Pajarito contestó con un "sí" que no dejó lugar a dudas, aunque durante gran parte de la audiencia estuvo con la cabeza gacha siguiendo la larga lectura de los considerandos y de la sentencia.
Además, Mognaschi -a pedido del fiscal Dr. Guillermo Loyola- declaró a Staiger reincidente por segunda vez, ya que arrastraba una condena anterior por tenencia de estupefacientes, del año 2013, y por otros hechos. La abogada defensora fue la Dra. Mónica Ronchi. La pena aplicada a Staiger vencerá el 5 de abril de 2031.

Te puede interesar