La importancia de la nutrición para el desarrollo

Locales 16 de febrero de 2019 Por
Nutricion uces

La nutrición es un proceso que aporta al organismo la energía y los nutrientes que necesita para mantener la vida, conservar la salud y prevenir la enfermedad. Desde el vientre materno hasta el último de nuestros días la calidad y cantidad de los alimentos es un tema para tener en cuenta.
La Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES) está formando Licenciados en Nutrición que cuenten con todos los recursos para afrontar los desafíos que la profesión presenta.
En ese contexto, UCES difunde información vinculada con la importancia de la carrera que entre otras cosas, prepara a los egresados para abordar aspectos relacionados con una de las enfermedades más desafiantes para la nutrición en este siglo, que es la obesidad.
En estos tiempos la obesidad se ha convertido en una epidemia que afecta a la mayoría de los países del mundo, y si bien en cada uno de ellos se presentan características particulares, afecta a todos los sectores sociales. Engloba a niños, adolescentes y adultos, no diferencia sexos.
Lamentablemente, sigue siendo muy desestimada tanto por los gobiernos como por los propios pacientes, profesionales de la salud y empresas que comercializan soluciones "milagrosas" considerando a esta enfermedad tan compleja como un mero desorden estético o un problema de "fuerza de voluntad".
En nuestra sociedad, el paciente con exceso de peso es maltratado, discriminado y hasta culpabilizado por no lograr recuperar el peso adecuado. Cuesta que la sociedad entienda que hablamos de una enfermedad…
La comercialización de esta enfermedad permite la oferta de dietas mentirosas, dietas hiperproteicas no guiadas, dietas de ayuno intermitente, dietas del metabolismo acelerado, batidos en reemplazo de la comida, jugos desintoxicantes y miles de recursos más que se van modernizando según tiempo y espacio ante la gran demanda de estos pacientes que son víctimas de este negocio, creyendo que en breve estos recursos harán un milagro.
Se debe trabajar para lograr erradicar esos modelos que no educan ni informan a sus pacientes con la verdad, que no llevan a un adecuado control médico y se fundamentan en mitos sin sustento científico.
Estos falsos tratamientos prometen una pérdida acelerada de peso en poco tiempo y sin ejercicio físico. Recurren a la magia, no a la verdad científica. No valoran al paciente como un ejemplar único, sino que se los masifica. Fomentan la realización de ayunos, que tienen un fuerte impacto negativo en nuestra salud, consideran a la comida un problema reemplazándola por suplementos. Prohíbe algunos alimentos en relación a los horarios y hasta se les atribuyen propiedades mágicas a otros.
Es muy importante tomar conciencia, a medida que la epidemia de obesidad crece, las empresas de adelgazamiento derriban las barreras científicas y éticas de aquellos que se especializan en obesidad, que día a día se esfuerzan por brindar la información de que esta compleja enfermedad merece de un abordaje terapéutico interdisciplinario en el que el objetivo central es la adopción de hábitos de vida saludables, promoviendo un estilo físicamente activo, mejorando el patrón alimentario y con una guía o control médico que permita a su vez el manejo de las emociones y el estrés.

Te puede interesar