Comenzó el recambio de armas a personal de la Unidad Regional V

Sucesos 14 de febrero de 2019 Por
Por ello ayer estuvieron en Rafaela el secretario de Coordinación del Ministerio de Seguridad, Pablo Cococcioni y el director provincial de Control de Armas, Lucas Covacich. Además, hubo una capacitación a efectivos de la Agrupación Cuerpos.
Ver galería capacitación 1
1 / 2 - Personal policial recibió capacitación para el uso del nuevo armamento. - N. Gramaglia

En horas de la tarde de ayer, en el Hall de la Jefatura de nuestra ciudad, se desarrolló un acto de presentación y entrega de nuevo armamento al personal policial de la Unidad Regional V del departamento Castellanos. En el mismo estuvieron presentes el secretario de Coordinación del ministerio de Seguridad de la Provincia de Santa Fe, pablo Cococcioni y el director provincial de Control de Armas, Lucas Covacich.
Este último, sobre el particular señalaba: "Esta entrega de armamento se hace en el marco del Plan de Renovación del equipamiento policial, que se viene complementando con diferentes acciones y que desde el ministerio de Seguridad se viene desarrollando desde que comenzó la función. La Unidad Regional V también recibió en estos días 20 escopetas nuevas calibre 12.70 con distintos equipamientos como lo que conocemos comunmente como gas pimienta. Ésto se venía utilizando y en realidad lo que hacemos es renovar equipamiento principalmente en lo que tiene que ver con pistolas, sacando de circulación aquellas que son de simple acción, y entregamos las nuevas que son de doble acción".
Más adelante el funcionario indicaba qué: "El Plan de renovación de equipamiento policial es algo que venimos desarrollando en la Provincia, en todas las unidades regionales y en las diferentes fuerzas. Actualmente, en la última licitación, la provincia de Santa Fe adquirió 5.150 pistolas nuevas que son las que estamos distribuyendo en distintas ciudades y departamentos".
Al ser consultado sobre qué se hace con las armas desechadas y cómo es el nuevo mecanismo de control de estas armas, Covacich manifestaba: "En cuanto a las desechadas pasan a ser material de rezago y luego de ello, viene una etapa administrativa en las que se les da de baja en el inventario policial y posteriormente las entregamos para su destrucción. En la actualidad tenemos encaminados un expediente de mil armas que en las próximas semanas serán destinadas al Anmat para sus destrucción. En relación a las pistolas nuevas se entregan con lo que se conoce como el registro balístico o el código de identificación balístico que es algo que tiene cada arma en particular. Para ello se realizan dos disparos controlados recuperándose las vainas. A las mismas les queda una marca que en realidad es el ADN o la huella digital del arma y esos datos se guardan en un inventario que está en poder de la Dirección de Asuntos Internos y es propiedad del ministerio de Seguridad".

Estrategia de control

La Subsecretaría de Control de Armas lleva a cabo diversas estrategias de control hacia el interior de la fuerza policial para fortalecer la seguridad y la transparencia en la gestión de armas y municiones. Bajo esta línea de acción se encuentra el Registro de Identificación Balístico que tiene como objetivo generar una base central de información útil sobre el arma y su portador. La implementación de esta herramienta permite identificar e individualizar cada arma de fuego según las estrías del cañón y las marcas producidas sobre la ojiva y la vaina. Al mismo tiempo, posibilita controlar y verificar información necesaria como el modelo, la marca, el número de serie o remarque, el grado de desgaste o deterioro de los mecanismos internos; es decir, el estado general de cada arma de fuego perteneciente a la fuerza de seguridad.
El registro, que comenzó a funcionar en agosto del 2014, cuenta en la actualidad con más de 3.100 armas auditadas y el proceso continúa hacia el interior de la Policía como con las próximas camadas de agentes que se incorporen a la fuerza.

Te puede interesar