En Rafaela se tramitaron 153 causas por violencia familiar

Locales 13 de febrero de 2019 Por
Se trata del número más alto registrado en los meses de receso administrativo. Duplica, por ejemplo, al correspondiente a 2017. Nuevamente, se trató de la mayor demanda que atendió la justicia local durante el período indicado.
TAPA COLUMNA DERECHA ARRIBA

La actualidad de la ciudad y la zona suma otro triste récord estadístico: La cantidad de tramitaciones judiciales concernientes a casos de violencia familiar, tomándose como base lo sucedido en el transcurso de enero del corriente año, en el contexto de la denominada "feria judicial".
Fueron 153 las actuaciones iniciadas a través de denuncias por casos de violencia intrafamiliar, en su gran mayoría vinculadas más específicamente con ataques contra mujeres, y en menor medida niños y adolescentes.
Si bien el número no sorprendió a los operadores judiciales que trabajaron por turnos en el primer mes de 2019, ya que reflejó una tendencia, sí alarma si se comparan con los obtenidos hace dos o tres años atrás. En enero de 2016 fueron 60 casos, y en 2017, 78.
Lo sucedido marca una pauta coincidente con otros datos y emergentes de una problemática que atraviesa a todos los sectores sociales y cuyas consecuencias pueden llegar a ser gravísimas como también señala la casuística, más allá de la espectacularización que de la noticia hacen algunos medios de comunicación.
En la provincia de Santa Fe, la justicia ordinaria tramita las denuncias en función de lo normado por la ley N° 11.529, llamada "de Violencia Familiar".
En sus principales ítems, dispone la tramitación "reservada" de los expedientes, que se generan siempre por denuncias de "personas que sufriesen lesiones o malos tratos físicos o psíquicos por parte de alguno de los integrantes del grupo familiar".
No menor es lo dispuesto en el artículo quinto de dicha norma, que establece taxativamente lo que se denomina como "medidas autosatisfactivas" que puede disponer el magistrado interviniente. Entre ellas, las más conocidas son las exclusiones del hogar respecto del agresor, y también la prohibición hacia el mismo de acercarse tanto sea al propio hogar como a otros lugares de habitual frecuencia de la víctima, como pueden ser domicilios laborales.
La normativa se articula con disposiciones de otra ley provincial, la N° 13.348 "de Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres", que adhiere a la legislación nacional.
Por otra parte, es dable tener en cuenta que para dar mejor respuesta a los casos de violencia familiar en todas sus manifestaciones, especialmente la de género, la Corte Suprema de Justicia a través de su Centro de Capacitación Judicial ha venido promoviendo debates e instancias de capacitación para los agentes del Poder Judicial, abogados, otros profesionales y público en general.

Certificaciones, también por la tarde

La Oficina de Certificaciones que funciona el primer piso de calle Alvear, desde el 1° de febrero, ya lo hace también en turno vespertino, de 16 a 20. Es una dependencia particularmente requerida por los rafaelinos, quienes en gran número se acercan para realizar distintos tipos de trámites, por lo general vinculados a certificaciones de firmas, fotocopias, poderes o autorizaciones para que viajen personas menores de edad. Cerca de 3.000 fueron las gestiones receptadas en enero, solo por las mañanas.

Te puede interesar