Principio de acuerdo entre el personal y la empresa Marengo

Locales 12 de febrero de 2019 Por
En audiencia realizada ayer en el Ministerio de Trabajo se fijaron plazos perentorios para el pago de haberes retrasados. De todos modos, desde el gremio STIA advierten que seguirán "monitoreando la situación", manteniéndose "en estado de asamblea".
PAGINA 7 ARRIBA

Durante la mañana de ayer, y en formal audiencia concretada en la sede del Ministerio de Trabajo –delegación Rafaela-, la empresa Marengo se comprometió a completar el pago del medio aguinaldo y parte del sueldo de diciembre, todo ello para el día viernes 15 de febrero.
El reclamo venía generando tensión en las previas conversaciones entre los dirigentes del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA, seccional Rafaela) y la empresa Marengo S.A., donde laboran unos 70 de sus afiliados.
Ante la demora en la liquidación de los rubros reclamados, el punto de eclosión -como informó en forma exclusiva CASTELLANOS-, se concretó en la jornada del pasado 7 de febrero, en la cual los trabajadores protestaron asistiendo a sus lugares de trabajo, pero efectuando retención de tareas.
Franco Cristaldo, el secretario general de STIA dijo ayer sobre el resultado de la audiencia: "Para nosotros fue en general satisfactorio, porque nos vamos con el compromiso concreto del pago de buena parte de lo atrasado". "Pero seguiremos en estado de asamblea permanente, no podemos quedarnos mientras nuestros trabajadores, que ya vienen con una pérdida del poder adquisitivo producto de las políticas económicas implementadas desde el Gobierno nacional, ni siquiera puedan afrontar las obligaciones básicas como el pago de alquileres ante situaciones como ésta". Aunque aclarando reiteradamente: "Por supuesto que entendemos algunas razones, sabemos que el empresariado Pyme atraviesa una situación difícil y ratificamos que estamos también para acompañar el cuidado de la producción y los puestos de trabajo".
A la audiencia concurrieron por parte del gremio el propio Cristaldo, acompañado del también dirigente de STIA y trabajador de Marengo Nicolás González, patrocinados por el abogado Jorge Romero. El presidente de la firma, Florentino Gabriel Rivarossa se presentó junto a su letrada patrocinante, Carla Bassani.
En dicha instancia también se dejó expresamente consignado que las partes "no podrán adoptar medidas que alteren o agraven la situación original del conflicto", en el marco de lo preceptuado en el art. 14 de la ley provincial 10.468.

El bono

El otro objeto de la audiencia fue lograr algún avance respecto del pago de la suma adicional no remunerativa ($2.500 a cada trabajador), que fuera dispuesta por el decreto del Poder Ejecutivo Nacional N° 1043/18.
Al respecto las partes convinieron encontrarse en una próxima instancia similar, el día 28 de febrero.
Es oportuno recordar que gran parte del empresariado nacional en su momento rechazó la inconsulta decisión del Gobierno nacional de establecer ese bono, en un contexto en donde ya desde la UIA u otras entidades empresarias habían expresado varias señales de alerta, por ejemplo e íntimamente relacionadas, la dificultad para afrontar aguinaldos.
Finalmente cabe recordar que Marengo, fabricante de golosinas, ha sido doblemente golpeada en los últimos años por la macroeconomía: libre ingreso de mercaderías del extranjero y desplome del consumo interno.
El procedimiento preventivo de crisis y la inclusión en el Programa de Recuperación Productiva (REPRO), son dos herramientas a los que la empresa local echó recientemente mano para intentar salir a flote de la complicada coyuntura.

Te puede interesar