Los circuitos contra Liberty

Deportes 11 de febrero de 2019 Por
A los viejos promotores les exprimen con el canon mientras miman a los nuevos.
Ceremonia
Los organizadoes del GP de España, también se quejan del alto costo.

La Fórmula 1 siempre ha tenido momentos de agitación y presiones. Unas veces a la vista de todos y la mayor parte de ellas soterrados. Esta vez Liberty se enfrenta a sus clientes, que no son otros que los promotores de las carreras, especialmente los de verdad, los que se juegan su dinero, buscan sus patrocinadores y no cuentan con un Estado detrás que cubre todos los gastos. Agrupados en la Formula One Promoters Association (FOPA) se reunieron en Londres hace pocos días con Vicente Aguilera para defender los derechos del G.P. de España y donde faltaron Rusia, Japón, Bahréin, Abu Dhabi, China y México.¿Qué les preocupa a los que se juegan su dinero? Los vaivenes de Liberty a la hora de definir, no solo un modelo de TV, sino el modelo de negocio y lo que es más grave, un modelo de competición en el futuro. Casi todos están muy preocupados con la situación actual de indefinición, especialmente por lo que respecta a lo que sucederá a partir de 2020, año en que cambia el reglamento, y en cuanto al modelo de competición.
No solo ha de aumentar la audiencia, sino que hace falta una verdadera promoción para que aumenten los aficionados de verdad, los que van a ver las carreras en directo y no se limitan a seguirlas por las redes. Toda esta situación está pasando factura a los promotores, que ya no se conforman con las pequeñas ayudas de Liberty a la promoción del evento en las zonas de aficionados. Exigen cambios profundos en la gestión. Además, el nuevo patrón americano de la F1 está jugando con Miami la baza de una segunda carrera nacional americana que quieren incorporar al calendario en 2020 aunque sea a coste cero a la hora de pagar un canon. Esto ha puesto en pie de guerra a muchos de los que pagan más de 20 millones, con Gran Bretaña a la cabeza, que ha sido el primero en denunciar el contrato de renovación más allá de esta temporada. El promotor de la cita inglesa, Stuart Pringle, era el más beligerante con el tema Miami, y de hecho activó una cláusula para no hacer el gran premio a partir de 2020 como medida de presión. Acusa a Liberty de no tener ideas coherentes para el futuro y vaticina que si no hay arreglos, la F1 correrá solo en circuitos de segunda. Liberty ha rehusado hacer comentarios y espera que está unión se vaya deshaciendo lentamente.

Italia y España pelean

Italia, que este año debe pagar 24 millones, ya ha avisado que no está dispuesta a asumir una cifra semejante, y otros muchos países están en la misma línea, España entre ellos. De momento hay G.P. de España este año, pero el futuro, como para muchos otros promotores que no están apoyados por los gobiernos locales, es complejo. La vieja Europa y algunos otros promotores no pueden hacer frente a la competencia que llega de países de asiáticos, o del medio oriente, donde finalmente el que paga todo es el Estado. Lo cierto es que Liberty se abre a nuevos países, pero buscando que haya gobiernos que paguen la factura, lo que coloca en una complicada situación a los promotores europeos.
Lo cierto es que Liberty se abre a nuevos países, pero buscando que haya gobiernos que paguen la factura, lo que coloca en una complicada situación a los promotores europeos, y alguno otro como el de Austin, que han de costear el canon y el resto de gastos con las entradas y son conscientes de que eso es imposible.

Te puede interesar