Charlas de café

Locales 11 de febrero de 2019 Por
78817-0000

Serafín y Bautista, como tantos otros, son rafaelinos que se encuentran para conversar sobre la realidad política, económica y social. Siempre priorizando en sus dichos a lo que sucede en su querida ciudad. Se trata de personajes de ficción y cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Lo que no es ficción es la información que manejan. Para leer, relajarse, añorar los viejos tiempos, y reflexionar sobre los actuales…
S-Holaaaa
B-Buongiorno, Serafín! Qué cara de cansado!
S-No doy más de "la calor", como diría la nonna…
B-Calavera no chilla, si el sábado andabas hecho un péndex con tu look de verano. Aparte, y como decían también los nonos, calmate que mañana llega "la fresca". Eso sí, si el pronóstico no erra.
S-Nuestros nonos jamás erraban en los pronósticos. Y tenían a lo sumo hasta sexto grado. No creo tanto en los meteorólogos, con respeto y perdón por los estudiosos y profesionales del tema.
B-Eran otros saberes, pero también otras épocas en las que el clima no estaba tan loco. ¿O no te acordás que cuando éramos chicos, que helaba tres meses de punta?
S-Cómo no me voy a acordar. ¡El frío en serio que hacía! Y además, nos mandaban todo el año de pantalón corto. ¡Qué manera de sufrir al aire libre en la plaza, en los actos del 25 de Mayo, o del 9 de Julio!!
B-Bueno, ahora si querés sufrir, también podés. Por supuesto, otro tipo de cosas.
S-No me digas que te querés quejar de nuevo por los mosquitos como hiciste el sábado a la noche en la ciclovía. ¡La pasamos genial y el señor molesto porque se olvidó de ponerse el Off!
B-Bah, callate. Ya me conocés. Realmente hay que felicitar a toda la gente que organizó ésto, que le puso el hombro, y también a la concurrencia que se portó de diez.
S-Yo me voy a quejar ahora, y con fundamento.
B-Dale, procedé, porque hasta ahora viene con poco picante esta conversación.
S-Otra vez salí a caminar por otro lugar que no tengo habituado.
B-Seguís siendo un deportista amateur con ínfulas de descubridor urbano, entonces.
S-No me asusta el mote.
B-Por dónde agarraste ahora.
S-Fue el viernes a la tarde. En realidad agarraba de nuevo para el Balneario para ejercitarme sobre la ciclovía en construcción.
B-Ajá.
S-Pero como tuve que desviar porque todavía estaban con la obra esa sobre el bulevar Santa Fe, me dije que bueno, voy a darle por los canteros de acá"…
B-Cierto. Mucha gente usa el lugar, de paso tenés esos elementos para hacer gimnasia, que están enfrente de la Parroquia
S-Exactamente. Bien, cuando andaba por ahí, todo fenómeno. El tema es cuando voy llegando al final, sobre las vías del ferrocarril.
B-Te agarró el tren?
S-No seas badola. Me propuse seguir un par de cuadras más. Y cuando andaba a la altura del Tiro Federal, veo que el semáforo del lado norte, estaba en rojo.
B-¿Y? Sí aparte de rojo, cada tanto se ponen amarillos y verdes.
S-Voy a hacer como que no te escucho. Resulta que miro, y pasa primero una moto en rojo…y después otra! Y para completarla, un Ford Ka negro….también en rojo!
B-Y, tampoco descubriste América.
S-Pero es importante que te lo cuente, ¿o no?
B-Fundamental, el no respeto a un semáforo puede significar lisa y llanamente la diferencia entre la vida y la muerte. Y dejame adivinar, seguro que los motociclistas no tenían cascos…
S-Qué adivinanza tan fácil la tuya. Obvia es la respuesta. Encima después observé otros detalles que por la hora que se hizo, te cuento mañana.
B-Dale, aceptado. De paso, comentaremos algo de lo que deje la venida del Inyenieri…
S-Nos vemos!

Te puede interesar