B° 9 de Julio: Enorme preocupación por una gran cantidad de hechos delictivos

Sucesos 13 de enero de 2019 Por
Los ilícitos tuvieron lugar en las últimas horas. Hubo al menos tres detenidos.
Ver galería Hechos delictivos
1 / 2 - - Castellanos

Una gran cantidad de hechos delictivos perpetrados en las últimas horas en diferentes sectores del barrio 9 de Julio han generado enorme preocupación en vecinos de esa populosa barriada.
Tres de esos hechos tuvieron lugar en horas de la madrugada de este domingo cuando desde el servicio de emergencias 911 comenzaron a comisionar a distintos lugares a personal de la Comisaría N° 2.
Uno de los sucesos tuvo lugar en calle Maipú entre 25 de Mayo y Bv. Lehmann. Allí personas desconocidas -tras forzar una puerta perteneciente a una agencia de turismo- se llevaron dos monitores de computadoras.
Más tarde personal policial debió concurrir a una carnicería de calle Avellaneda al 600. En el lugar y también tras forzar una puerta, sujetos desconocidos entraron y sustrajeron diversas mercaderías entre carnes y cuchillos, dándose posteriormente a la fuga.

Tres detenidos

Finalmente otro episodio delictivo tuvo lugar en la esquina de Avellaneda y Avanthay donde funciona un maxikiosco. Allí, tras forzar una ventana, sujetos desconocidos revolvieron absolutamente todo y luego se llevaron mercaderías varias y también elementos de electrónica. Además de la policía al sitio concurrió personal de la Guardia Urbana Rafaelina qué, tras conocer detalles de la situación, comenzó a efectuar saturaciones de prevención por las inmediaciones hasta que finalmente en la intersección de calles Balcarce y Magdalena de Lorenzi los actuantes detectaron la presencia de tres personas -dos hombres y una mujer con características similares a las aportadas por testigos- dando inmediato aviso a numerarios de la Comisaría Segunda que llegaron al lugar y lograron detenerlos.

Otros hechos

Otro hecho delictivo en el barrio 9 de Julio tuvo lugar en una panadería ubicada en la esquina de calles Pedro Pfeiffer y Hernández. Alrededor de las 16 del sábado, dos sujetos llegaron al lugar a bordo de una moto; uno de ellos bajó y a los pocos segundos salió de la panadería llevándo consigo la caja registradora del negocio que al parecer solo contenía algo de dinero y documentación.
El restante hecho tuvo lugar en Bolívar al 1000 donde sujetos desconocidos tras romper un vidrio se llevaron diversas mercaderías para luego darse a la fuga.

La secuencia de los hechos en barrio 9 de Julio

De acuerdo a averiguaciones que pudo realizar Diario CASTELLANOS, la secuencia de hechos delictivos perpetrados en barrio 9 de Julio fundamentalmente en horas de la madrugada de este domingo, todo se habría iniciado en el centro de la ciudad cuando un grupo de jóvenes absolutamente exaltados, comenzó una gresca con otros a la salida de un local bailable ubicado en calle Alvear. Tras la pelea los violentos se dispersaron y un grupo de ellos, con trozos de baldosas en las manos, tomó por calle Maipú hacia el oeste. A pocos metros de cruzar el Bv. Roca, personal de la GUR y del Centro de Monitoreo que observaba las imágenes del desplazamiento de los jóvenes, tomaron conocimiento de un hecho ilícito perpetrado en calle Maipú entre 25 de Mayo y Bv. Lehmann. Allí -como informábamos- tras romper la puerta de blindex, personas desconocidas ingresaron a una sala de recepción de una agencia de turismo y se llevaron dos de las cuatro pantallas de televisión que había colgadas en las paredes.
Más tarde se supo de otro ilícito en una carnicería de calle Avellaneda al 600 desde donde se llevaron tiras de asado, vino y un cuchillo; y poco después las fuerzas de seguridad fueron alertadas sobre otro hecho en un maxikiosco de Avellaneda y Avanthay desde donde sustrajeron mercadería y equipos electrónicos ya que allí también se reparan computadoras.

Las detenciones

Tras iniciar las recorridas corresppondientes, personal de la GUR halló en Balcarce y Magdalena de Lorenzi a dos jovencitos y una chica que se estaban cambiando de ropa. Además hallaron una guitarra eléctrica y una computadora en un cesto de residuos. Un vecino del sector manifestó al personal actuante que dichos elementos los habían dejado esos jóvenes -un mayor y dos menores- y otro -también menor y muy conocido en el barrio que ya no estaba en el lugar-. Por ello los agentes de la GUR chequeron a los jovencitos hasta que se produjo la llegada de efectivos de la Comisaría N° 2 haciéndose cargo del procedimiento.

Te puede interesar