Castellano recibió al jefe regional de Gendarmería

Locales 12 de enero de 2019 Por
Se trata del comandante general Gustavo Campagno. El Municipio aportará "insumos y materiales" necesarios para el cumplimiento de las acciones de prevención y represión del delito que lleve adelante la GNA en Rafaela.
Página 10
- Prensa municipal

En la mañana de ayer el intendente Luis Castellano recibió al comandante de la Región II de Gendarmería Nacional, Gustavo Campagno, con el cual firmó un convenio de colaboración para reforzar aspectos de la seguridad en Rafaela. Según el informe suministrado por el Municipio –la prensa no fue notificada del encuentro, y el mismo solo trascendió cuando ya había concluido- el acuerdo suscripto "cristaliza el apoyo solicitado por el Municipio hacia Gendarmería, (en el sentido de contar) con mayor y permanente presencia en tareas de prevención y control del delito, que se suman a las labores realizadas por la Guardia Urbana. Por su parte, el Estado local, colaborará en la provisión de distintos insumos y materiales requeridos para el cumplimiento de las misiones y funciones propias de la fuerza".
Campagno es un alto oficial de Gendarmería, que reviste con el grado de comandante general, la máxima jerarquía de la fuerza. La Región II de Gendarmería tiene sede en Rosario, pero su área de jurisdicción abarca gran parte del Litoral argentino. No es común la visita de un funcionario de tan alto rango a la ciudad, y fue sorprendente –o no tanto- que el Ejecutivo resolviera no comunicar la visita del mismo hasta luego de ocurrida, sobre todo cuando tanta importancia se le asigna –y con razón- al tema de la seguridad en Rafaela y al rol de Gendarmería. Más aún cuando del encuentro también participaron el senador Omar Perotti y el diputado provincial Roberto Mirabella, lo que le dio un marcado tono político a la cuestión. Según el parte informativo municipal, se habló de la inseguridad "no solo en Rafaela sino en el resto de la Provincia".
No es un secreto, además, que cada vez que recrudece por alguna razón la problemática de la inseguridad –sea por situaciones particulares o por uno de tantos cortocircuitos, a veces forzados, con el Gobierno provincial-, Castellano mira a Gendarmería como una fuerza a la cual recurrir para "bajar la fiebre" de la inseguridad en los barrios.
Ayer, según lo que quiso comunicar el Ejecutivo, el Intendente expresó su satisfacción por la firma del convenio, ya que "la ciudad tiene su máxima preocupación en el tema de seguridad y nosotros no vamos a quedarnos con los brazos cruzados con lo que estamos pasando y ante la falta de respuestas que el Gobierno de la Provincia tiene para con la ciudad".
"Recurrimos a Gendarmería para trabajar en coordinación para realizar operativos en la ciudad y poder brindar logística, acompañamiento a una fuerza que también lo necesita y el pedido es que vuelvan a los barrios con operativos, que trabajen contra el delito. Cada vez que Gendarmería está en los barrios, la gente siente tranquilidad, que hay una presencia fuerte acompañando y que, de esa forma, se logra un orden. Nosotros queremos que eso se dé con regularidad, necesitamos que se dé así porque el combate contra la inseguridad es frontal y de todos coordinando".
No se estableció –en la información distribuida a la prensa- qué tipo de "insumos" son los que aportará la Municipalidad a la GNA para sus misiones en Rafaela, aunque se puede especular que los mismos tienen que ver con la provisión de combustibles para los vehículos, así como el alquiler de algunos inmuebles en donde se aloja el personal destacado para hacer los patrullajes y funciones en la ciudad.
Por el momento no trascendió cuántos son los agentes que se han destacado para reforzar al personal del Escuadrón Rafaela, ni tampoco se pudo conocer cómo vienen operando en las últimas semanas las fuerzas desplegadas por Gendarmería, dado que hubo un compromiso –en reuniones anteriores- de que se retomaría la práctica anterior de concentrar los patrullajes y las intervenciones de la GNA en los barrios del norte, que son los más conflictivos y requieren un mayor despliegue de efectivos. De hecho ya se vio a móviles y personal de GNA en los barrios Zazpe, Virgen del Rosario y Mora, así como también en el barrio Martín Fierro.

Te puede interesar