Ni las ventas con Ahora 12 se salvan y tuvieron fuerte caída

Locales 11 de enero de 2019 Por
El tradicional programa, que recientemente fue ampliado hasta abril de este año, tuvo una fuerte disminución en la cantidad de operaciones. El Ahora 6, por su parte, se desplomó del 66 al 57%, y el Ahora 18 del 73 al 63% de costo financiero total.
ahora12

En noviembre las ventas con el Ahora 12 cayeron 42% en cantidad de transacciones y bajan 10 puntos la tasa. Además, la reducción de las tasas de interés que paga el Banco Central  (BCRA) tuvo su correlato en los planes de financiación del Gobierno. El Ahora 3 bajó del 61 al 52%, el Ahora 6 del 66 al 57%, el Ahora 12 del 71 al 61% y el Ahora 18 del 73 al 63% de costo financiero total
Estas tasas son más que convenientes si se las compara con lo que sale por fuera del programa, ya que el CFT de las tres cuotas es del 182%, de las seis es del 188%, de las 12 es del 197% y de las 18 cuotas es del 217%.
De ahí la importancia en comprar de jueves a domingos, que son los días vigentes del Ahora 12, en lugar de hacerlo de lunes a miércoles.
Desde su inicio en setiembre de 2014, el programa permite la financiación de compras en cuotas y acumuló hasta el tercer trimestre del 2018 más de $ 339.000 millones en ventas y 121 millones de operaciones. Entre enero y octubre 2018, la facturación alcanzó $ 106.050 millones, un 27% más que durante el mismo periodo de 2017. Además, la incorporación de Ahora 3 y Ahora 6 en 2017 potenció su uso: desde su comienzo facturaron más de $ 76.000 millones, con más de 47 millones de operaciones.
El Gobierno quiere poner un parate al consumo para tratar de frenar la inflación. Mientras antes había una suerte de boom del consumo en cuotas, ahora el costo financiero subió de tal medida que ya dejó de ser negocio. Como corolario, el consumidor dejó de ‘cuotear’ como antaño, al punto que disminuyen las ventas en cuotas.
Este bajón comercial no es el único problema que afrontan las empresas, sino que se le suma que desde ahora deben pagar a las tarjetas por los pagos con crédito un 3,5% si quieren la plata a los dos días hábiles, porque de lo contrario la reciben recién a los 18 días hábiles, cuando la tasa venía siendo del 2,63%, según se desprende de los datos de First Data.
Además, grandes cadenas comerciales se quejan ante el Gobierno por la actitud que tomaron las tarjetas con ‘los Ahora’, como llaman en el jerga a los planes que el macrismo copió del kirchnerismo: el Ahora 12 y el Ahora 18. Venían pagando a las 48 horas pero ahora lo hacen a los 10 días hábiles, lo que les provoca un trastorno tener la plata tantos días en la calle con tan altas tasas de interés. "Los 18 días hábiles con que nos pagan las tarjetas las compras en un pago sería buenísimo también reducirlo a las 48 horas, pero con 5 o 10 días hábiles ya estaríamos súper bien", admite el presidente de una de las cadenas de retail más grandes de la Argentina, en estricto off de récord.
¿A qué obedece este panorama? "El gran problema son las tasas de referencia, que subió mucho el costo de financiamiento. Como fabricantes, el gran problema que tenemos es que los retails nos han dejado de comprar por la falta de financiamiento, ya que si bien hay productos nacionales, hay muchos otros que son importados y están en dólares, por lo que la devaluación les pegó muy fuerte. Al no tener la posibilidad de financiamiento, y con este dólar tan volátil, ningún retail quiere tener stock que se le pueda encarecer. Al subir el costo de las cuotas, el consumidor no pude acceder a producto en varios pagos, lo que le pega fuerte al consumo. En caso de productos electrónicos, por caso, la caída ronda entre el 20 y el 30%", revela uno de los grandes players de la industria.

Hasta Abril

Lejos de terminar el año como se deseaba, el Gobierno macrista tuvo que recurrir a algunas acciones para tratar que el consumo no se rompa en pedazos. Por eso promulgó, con aumentos, el programa Precios Cuidados y en los últimos días extendió la vigencia del plan Ahora 12, que permite el pago con tarjetas de crédito en 3, 6, 12 y 18 cuotas, hasta mediados de abril de 2019.
En tal sentido, los rafaelinos podrán seguir comprando con en cuotas fijas hasta el 12 de abril aunque tendrán que abonar un interés de financiación. La gama de productos incluye indumentaria, calzado y marroquinería, materiales y herramientas para la construcción, muebles, bicicletas, motos, turismo y colchones, entre otros.
Pero los rafaelinos, en algunos negocios de la ciudad tienen, dependiendo la tarjeta de crédito y el banco emisor hasta 6 cuotas sin intereses.

Para el verano

Sin hay crisis que no se note, por eso desde la cartera de Producción y Trabajo del Gobierno Nacional informaron que durante esta temporada de verano los alquileres de carpas y sombrillas en balnearios de la Costa Atlántica bonaerense podrán pagarse con tarjeta de crédito en 3 y 6 cuotas.
Además, algunos bancos, como el Nación que tiene sede en nuestra ciudad anunciaron una serie de descuentos de hasta 50 por ciento para rubros como hotelería, balnearios, gastronomía, espectáculos, combustible, mantenimiento de autos, indumentaria y compras en supermercado en la Costa Atlántica.
Recordemos que el programa Ahora 12 comenzó en 2014 y de acuerdo con datos de la Secretaría de Comercio Interior ya acumula más de 339.000 millones de pesos en ventas canalizadas a través del programa.

Las expectativas

La expectativa para la temporada de verano es que ayude a impulsar el consumo interno. Sobre todo teniendo en cuenta que habrá mucho turismo interno a raíz del encarecimiento de los viajes al exterior por una devaluación acumulada de 107 por ciento en el 2018.
El golpe al bolsillo a lo largo del año fue uno de los principales motivos por los que se decidió mantener activo el plan de cuotas, ya que un grueso de los productos en Ahora 12 tienen insumos importados o son del rubro alimenticio, que desde el Gobierno entienden estuvieron entre los más impactados por la caída del consumo.
Los datos más recientes de ventas navideñas relevados por la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) indicaron una caída de poco más del 9 por ciento en unidades respecto del año pasado.

¿Cuánto cuesta renovar una tarjeta de crédito?

La renovación de una tarjeta de crédito puede implicar un dolor de cabeza en algunos casos, no solo por el trámite en sí que puede implicar dicho proceso, sino - y sobre todo - por su elevado costo: en algunas entidades financieras puede llegar a superar los $ 3.000 (incluido el IVA).
Según datos relevados por el BCRA a enero de 2019 (en virtud del Régimen Informativo establecido en la Comunicación "A" 5993), el servicio por la renovación de un plástico (internacional) puede alcanzar los $ 3.016,53 (Banco Hipotecario) como máximo, mientras que el costo promedio roza los $ 1.800.
Esta última cifra marca la importante dispersión de precios que existe entre las entidades bancarias por dicho servicio: la brecha entre el menor costo relevado y el más alto llega a los $ 2.170,74.
La gran amplitud de valores se extiende además a las tasas (efectivas anuales), que cobran los bancos por el financiamiento a través de las tarjetas: desde un piso de 52,33% (Banco Nación), puede tocar el 155,37% (Hipotecario).
Para el caso de la reposición o reimpresión de la tarjeta por robo o extravío, los bancos pueden llegar a cobrar hasta $ 300 (Galicia), mientras que el costo promedio se ubica en los $ 219.
Por último, en lo que respecta al mantenimiento mensual de la cuenta corriente, el valor oscila entre un mínimo de $ 257,73 (Banco Ciudad), y un tope de $ 476,15 (Supervielle). El promedio se sitúa en los $ 360, dado que en varias entidades el costo por este servicio no baja de los $ 400, como los casos de Francés o Galicia.

Te puede interesar