Excavaciones en Ceres: no habrían encontrado rastros de Maxi Sosa

Sucesos 11 de enero de 2019 Por
La llegada de los investigadores a la vivienda del barrio Juan Pablo II, fue pedido de Daniela Sosa -madre del niño-, quien luego de los dichos de una "vidente" habría solicitado que trajeran los perros para buscar otra vez y excavaran en el patio.
Ver galería maxi excavacion
1 / 3 - Personal policial realizando excavaciones en barrio Juan Pablo de Ceres.

 Mientras tanto la abuela Patricia Sayago y su pareja Ariel Malagueño siguen detenidos con prisión preventiva.

(Fuente Ceres Diario y Ceres Ciudad) Si bien se aguardan datos oficiales, en comunicación con la mamá de Maximiliano Sosa, CeresDiario.Com pudo saber que NO se habría encontrado nada extraño en el lugar. Ésto dejó una especia de tranquilidad en los vecinos del barrio y toda la comunidad porque mantiene la esperanza de encontrar a Maxi con vida.
Según pudimos saber esta tarea se realizó por pedido de la propia madre para descartar esta macabra posibilidad.
Recordamos la entrevista que hicimos en los Estudios de FM CERES con Daniela Sosa el pasado 21 de diciembre donde habla sobre los datos de la vidente que decía que el pequeño estaba enterrado en el patio. Además contó cómo pasa sus días sin Maxi.

La búsqueda

Es la casa donde vivia el pequeño Maxi Sosa, desaparecido el 21 de diciembre del 2015, personal de Trata de Personas, y Policía de Investigaciones realizaron una larga tarea de excavación en el lugar ubicado en barrio Juan Pablo II de la ciudad de Ceres. Al operativo lo llevaron adelante íntegramente personal de la Policía de Investigaciones de Santa Fe por orden del Juzgado Federal interviniente en la causa con asiento en Rafaela.
Los vecinos atestiguaron desde muy temprano los pasos seguidos en el domicilio de la familia Sosa, pero no tuvieron oportunidad de acercarse al sitio debido a las fuertes restricciones que se impuso cercando la zona. Nadie, de quienes estaban a cargo del operativo, brindó detalles del mismo. Pasadas las 14 horas la tarea de los uniformados, quienes usaron perros rastreadores para profundizar la investigación, culminó momentáneamente.
Ceres Ciudad quiso saber los pormenores de los resultados del operativo pero se encontró con mucho hermetismo. Recurriendo a versiones extraoficiales, en el patio de la familia de Maxi Sosa, no se habría encontrado absolutamente nada que permita saber qué pasó con el niño de 3 años desaparecido en diciembre del 2015. Tampoco pudo saberse si las tareas realizadas ya culminaron definitivamente, o pueden llevarse adelante en el lugar nuevamente, más adelante, o se vaya a realizar en otro sitio de la zona. Lo que llamó la atención de la comunidad fue lo imprevisto del operativo, teniendo en cuenta que se desarrolló en plena feria judicial. Hipótesis se manejaron varias, pero por el momento solo se sostienen como lo que son, hipótesis. Sobre qué pasó con Maxi Sosa, habrá que seguir esperando.

A la Justicia Federal

La Corte Suprema de Justicia de la Nación había resuelto en junio del año pasado que era de competencia federal la investigación iniciada por el Ministerio Público de la Acusación (MPA) de Santa Fe por la desaparición de Maximiliano Sosa, ocurrida en 2015, cuando el niño tenía tres años. La resolución del máximo tribunal del país estableció que la investigación debía salir de la órbita de la justicia provincial para ser tramitada ante el Juzgado Federal de Rafaela, e implicaba que los sospechosos debían ser investigados por el delito de trata de personas.
En aquel momento la fiscal Hemilce Fissore quien investigó en profundidad el caso junto a la fiscal adjunta Silvina Verney y el por entonces fiscal Diego Vigo -actual titular de la Fiscalía Regional de Rafaela-, había sostenido que "la decisión del máximo tribunal del país confirma" lo que se venía sosteniendo desde el MPA.
La fiscal dijo que en 2006 le plantearon por primera vez al juez la "falta de jurisdicción federal", y agregó que "ya en ese momento contábamos con elementos que indicaban que no se trataba de una desaparición común. Nosotros agotamos todos los recursos posibles para encontrarlo, con Gendarmería, con la policía, incluso con la recompensa para que nos brinden datos pero nunca obtuvimos uno útil", precisó la funcionaria judicial.

Fundamentos

El fallo final de la CSJN ordenaba que "por los fundamentos y conclusiones del dictamen del Procurador General de la Nación interino, a los que corresponde remitirse en razón de brevedad, se declara que deberá entender en la causa en la que se originó el presente incidente el Juzgado Federal de Rafaela, al que se le remitirá".
En tanto, el dictamen del Procurador (de fecha 27 de febrero de 2018) sostenía que "teniendo en cuenta que mantener y promover la competencia del fuero federal para investigar la posible comisión de la trata de personas resulta de fundamental importancia (…), la justicia federal no puede declinar su competencia ni rechazar la que se le pretenda atribuir, sin antes realizar las medidas necesarias para establecer si se halla configurado o no ese ilícito". Además, agregaba: "Opino que corresponde al Juzgado Federal de Rafaela proseguir el trámite de estas actuaciones y adoptar -con la premura que el caso amerita- las medidas pertinentes para ubicar el paradero del menor y constatar su situación actual, todo ello sin perjuicio de cuanto surja ulteriormente".
El Procurador también advertía la gravedad del caso porque el menor aún no aparecía a pesar de la búsqueda y se apoyaba en las pruebas colectadas en el caso por la Fiscalía reflejadas en el dictamen de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas.

Siguen detenidos

La abuela del niño desaparecido, Patricia Daniela Sayago (41) y la pareja de ésta, Ariel Malagüeño (37) continúan en prisión preventiva. A los dos se les imputó la coautoría del delito de sustracción de persona menor de 10 años. Por su parte, a la abuela del niño también se le atribuyó la autoría del delito de falsa denuncia. Acerca del tema, la fiscal Fissore precisó que "de acuerdo a las pruebas colectadas, la abuela del niño y su pareja deben ser imputados por la coautoría del delito de trata de persona calificado (por el medio y por la edad de la víctima; y por el vínculo, en relación a la abuela). Y, de acuerdo a lo previsto en las leyes argentinas, la trata de personas es un delito que debe investigar la justicia federal".

Te puede interesar