El exceso de lluvias puede ocasionar pérdidas en la soja

Agro 10 de enero de 2019 Por
Si continúa la tendencia de aumento de precipitaciones, esto podría comprometer el normal desarrollo de la oleaginosa.
Página 19

La presencia de lluvias por arriba de lo normal que se vio en parte de noviembre y todo diciembre fue de gran ayuda para cultivos como la soja. Sin embargo la continuidad de las precipitaciones para los próximos días comienza a preocupar a partir de que ese exceso de agua atraerá consigo la aparición de enfermedades que le significará al productor un desembolso extra para hacerle frente y evitar así futuras pérdidas en los rendimientos por hectárea.
La Bolsa de Cereales de Buenos Aires remarcó que si sigue la tendencia húmeda durante las próximas semanas, la condición de "excesos hídricos" podría comenzar a dominar el escenario y "comprometer el normal desarrollo de la soja", sobre todo en regiones que actualmente cuentan con los perfiles de suelo bien provistos de agua.
"Si sigue lloviendo como hasta ahora es posible que la planta se sature y termine apareciendo enfermedades y por ende se verán pérdidas", señaló a BAE Negocios, el jefe de Estimaciones Agrícolas en Bolsa, Esteban Copati.
Los pronósticos de la misma Bolsa anticipan que en los siguientes siete días van a seguir "produciendo precipitaciones sobre la mayor parte del norte y el centro del área agrícola, a excepción del centro-norte y todo el sur".
En la misma línea la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) remarcó que por las lluvias el cultivo de soja tiene "muchos problemas". Al respecto señaló que la actual situación climática compromete entre 400.000 y 500.000 hectáreas. Se tratan de siembras y resiembras pendientes que están al "límite de las posibilidades". También sostuvo que hay 2 millones de hectáreas implantados en fechas tardías en condiciones regulares a malas.
Por suerte hay un largo trecho. Si sube la temperatura, esta puede ayudar a que baje la cantidad de agua en los suelos. Lo que sí es seguro es que por la demora en muchas zonas donde se debió volver a sembrar soja, hace que la cosecha se atrase un mes. En vez de empezar en marzo pasará para abril el ingreso de las futuras divisas que suelen verse siempre en los últimos días del tercer mes del año.

Te puede interesar