Las fuerzas de seguridad podrán hacer escuchas por narcotráfico

Nacionales 09 de enero de 2019 Por
El máximo Tribunal habilitó locutorios online en la sede de la Policía Federal y hará lo mismo con la Gendarmería, la Prefectura y la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Las mismas deberán ser ordenadas por un juez.
locutorios federal

La Corte Suprema de Justicia de la Nación autorizó a la Policía Federal a intervenir líneas de teléfono, desde locutorios online, en investigaciones por narcotráfico, secuestros u otros delitos graves. También lo hará con Gendarmería Nacional, la Prefectura y la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).
Hasta el momento las escuchas se hacían desde la sede de la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado (Dajudeco) pero por el incremento de causas contra narcotráfico las fuerzas de seguridad pidieron tener locutorios en sus propias sedes para poder intervenir en forma más rápida, reveló el diario Clarín.

Once boxes

La primera fase del proceso fue la instalación de once boxes en el Departamento Central de la Policía Federal. Continuarán ahora instalando más líneas en las otras fuerzas, una vez que la Corte lo autorice. La instalación se llevó a cabo "siguiendo un estricto protocolo y siempre bajo la orden de un juez", explicaron las fuentes. Por ejemplo, la Gendarmería pasó de intervenir en 600 a mil casos de narcotráfico y sus investigadores necesitan "pinchar", en promedio, 50 teléfonos por día.
La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, sostuvo en setiembre de 2018 que las fuerzas de seguridad nacionales tienen en curso unas siete mil investigaciones "en las cuales se necesitan interceptar comunicaciones, y en todas ellas las fuerzas federales coordinan con la Dirección en el marco de los protocolos y la ley".
Hasta antes de esta nueva medida, las escuchas se hacían desde 28 boxes que funcionan en la sede de la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado (Dajudeco, ex OJOTA) ubicada en la Avenida de los Incas 3834.

Incremento de casos

El incremento de casos de narcotráfico, secuestros, desapariciones, prófugos y otros delitos graves, hizo que las fuerzas de seguridad solicitaran tener los boxes para escuchas en su propia sede, para de esta manera poder intervenir con más rapidez ante cada episodio. La Dajudeco mantiene unas 5 mil líneas telefónicas intervenidas por orden de jueces federales y provinciales. Según explicaron fuentes de la Justicia a Clarín, de esas 5 mil "unas 300 necesitan de un escucha online por la gravedad de los casos".

Requerimientos

La intervención de un teléfono debe ser "pedida por un juez, quien debe especificar a qué fuerza delega la tarea y el nombre de los efectivos que tendrán acceso a las escuchas en un estricto marco de confidencialidad", indicaron las fuentes judiciales a Clarín. También, para entrar a los boxes de escuchas hay que pasar un control biométrico y registros de aquellos que estén autorizados a escuchar o desgrabar las cintas.

En la época del Kirchnerismo

La Dajudeco es la dependencia creada por la Corte. Por decreto del presidente Mauricio Macri, el Gobierno actual heredó las escuchas judiciales que históricamente habían estado en manos de los servicios de inteligencia en la llamada oficina Ojota.
Según recuerda Clarín, Ojota fue utilizada, en varias ocasiones desde la vuelta de la democracia para escuchas telefónicas ilegales a periodistas y opositores.
En el gobierno kirchnerista, el juez federal Sebastián Casanello confirmó que fueron interferidos teléfonos de diputados opositores y periodistas. La causa aún está abierta. Dicha causa terminó con la expulsión del director de Operaciones Antonio Stiuso, por parte de Cristina Fernández, acusado de haber sido supuestamente autor de algunas de esas operaciones.
Por otra parte, el año pasado la Dajudeco fue criticada por abogados kirchneristas, por la filtración de las escuchas a Cristina Kirchner y al extitular de la Side Oscar Parrilli, en la causa por la protección política a Ibar Pérez Corradi.

Te puede interesar