Se agravó la situación en el noroeste provincial

Locales 09 de enero de 2019 Por
Se trata de evitar el ingreso a los cascos urbanos, pero la masa hídrica es cada vez mayor y se temen nuevas lluvias importantes, ya que el Servicio Meteorológico Nacional lanzó una alerta especial para la región.
Página 10
El agua avanza, pese a los mejoramientos temporarios del clima. - Protección Civil Provincial

En menos de un mes cayeron en promedio 800 milímetros de agua en el noroeste de la Provincia. A esto se le sumó una importante masa de agua que drena por suelo santafesino proveniente de Chaco y Santiago del Estero. La situación es crítica y el pronóstico de lluvias para los próximos días es aún más desalentador.
Se trabaja contrarreloj en el refuerzo de las defensas de los cascos urbanos de las localidades más afectadas: Gregoria Pérez de Denis, Santa Margarita y Villa Minetti. El número de evacuados sigue creciendo y la Provincia continúa asistiendo a familias aisladas en las zonas rurales del departamento 9 de Julio.
A pesar del complejo panorama, en la mañana de ayer el secretario de Protección Civil de la provincia de Santa Fe, Marcos Escajadillo, en declaraciones al diario Uno, de Santa Fe, consideró que "la situación está controlada de momento", principalmente en las zonas urbanas. "Los cascos urbanos están preservados. Están trabajando intensamente en fortalecer y apuntalar las defensas", indicó.
Las áreas rurales son las más afectadas, con decenas de familias incomunicadas por la gran cantidad de agua, de las cuales varias debieron ser en las últimas horas evacuadas. De ayer a hoy (martes), ascendió de 21 a 81 el número de personas trasladadas a centros dispuestos en la zona para su asistencia.

Gregoria Pérez de Denis

En esta localidad, más conocida como El Nochero y que se ubica en el extremo noroeste de la Provincia, la situación es muy comprometida. En las últimas 24 horas se vivieron momentos de tensión cuando el agua sobrepasó la línea de defensa del pueblo y debieron evacuar a 18 personas.
"Ayer en El Nochero se vivieron situaciones angustiantes y desesperantes porque la gran cantidad de agua caída en la madrugada del lunes hizo que la situación crítica se agravara aún más", contó Escajadillo.
Por la tarde del lunes comenzaron las tareas de refuerzo con bolsas de arena en la defensa, como así también la ampliación de la alcantarilla que se abrió el pasado viernes en las vías del tren con el debido permiso, a 1 kilómetro al sur del pueblo en paralelo a la ruta provincial 91, para que el agua escurra con mayor facilidad ante el aumento de caudal. Las tareas se extendieron durante toda la madrugada donde además de bolsas también hubo un canto de feliz cumpleaños para uno de los empleados provinciales que se encontraba trabajando en el lugar.
"Gracias a todo un trabajo de vecinos voluntarios, de bomberos voluntarios y de personal de Protección Civil que estuvieron toda la noche viendo las filtraciones en la defensa, tapando alguna grieta, la situación hoy está controlada", destacó Escajadillo.
Unos 10 kilómetros al sur, Santa Margarita vive una situación igual de compleja. "Allí se está trabajando muy bien en el bombeo y el refuerzo de las líneas de defensa con personal y un grupo de empleados comunales y bomberos voluntarios", destacó el Secretario de Protección Civil de Santa Fe.
De nueve evacuados que había en la mañana del lunes, ayer el registro fue de 43 personas asistidas en el centro de evacuación, debido al ingreso de agua en uno de los barrios más bajos de la zona.

Asistencia

Desde el fin de semana se encuentra operativo en la zona el helicóptero provincial a fin de llevar asistencia a las familias de parajes que quedaron aislados por las inundaciones. Asimismo, en los últimos días llegaron nuevos equipos 4x4 de Protección Civil y este martes se sumaron efectivos del Ejército Argentino del Batallón de Ingenieros Anfibios de Santo Tomé.
"Desarrollo Social nos está enviando colchones, frazadas, alimentos, elementos de limpieza; el Ministerio de Salud pastillas potabilizadoras de agua, repelente, medicación", detalló Escajadillo. En este sentido indicó que se realiza un control sanitario en las regiones afectadas para prevenir la proliferación de bacterias y virus que pueden generar enfermedades. "Se envía medicación por ejemplo para la leptospirosis, porque hay personas que han estado aislados, bajo agua y hay que trabajar con ellos por este tema", explicó.

Alerta meteorológica

El Servicio Meteorológico Nacional emitió un informe especial por abundantes precipitaciones que abarca a cuatro provincias: el norte de Santa Fe, sur de Chaco, Corrientes y norte de Entre Ríos.
Ante ésto, Escajadillo manifestó que continúan en alerta monitoreando el pronóstico; pero resaltó que en las últimas horas las condiciones fueron buenas facilitando el trabajo de asistencia.
El informe detalla que entre martes y jueves "la región se verá afectada por precipitaciones en forma de lluvias y tormentas de variada intensidad con mejoramientos temporarios", con "valores de precipitación acumuladas entre 100 y 150 milímetros". Se recomienda mantenerse informado mediante la emisión de los correspondientes avisos de alerta.

Te puede interesar