Las impresoras 3D y el CENTEC, sinónimo de orgullo e innovación

Anuario 01 de enero de 2019 Por
En dos máquinas de última generación, importadas desde Alemania, se invirtieron más de 15 millones de pesos. La que imprime sobre metales es única en la Argentina. Están al servicio de pymes de todo el país, y especialmente de la región de Rafaela.
Ver galería Página 6
1 / 2 - - N. Gramaglia

Dos máquinas alemanas de última generación ya están instaladas y prestando servicios en el Centro Tecnológico de Mecatrónica y Prototipado Rápido de Rafaela, que funciona en instalaciones del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).
La primera de las máquinas, que llegó sobre finales del año pasado, es una impresora de 3D de polímeros, en tanto que la segunda, más sofisticada y e instalada a inicios de 2018, imprime en 3D sobre metales.
Se trata de un proyecto que ya tiene 85% de ejecución y que implica un desembolso total de 22 millones de pesos, de los cuales 17, 7 millones fueron otorgados en el marco de la línea CENTEC del Fondo Tecnológico Argentino (FONTAR).
El resto, unos 4,5 millones de pesos, son aportados por la Asociación Civil para el Desarrollo y la Innovación Agencia Rafaela (ACDICAR), que actúa como contraparte.
Todos estos detalles pudieron conocerse a mediados de febrero, cuando las máquinas fueron exhibidas a un grupo de invitados especiales y a la prensa.
De la recorrida participaron el intendente Luis Castellano; el senador nacional Omar Perotti; el presidente del Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región, Andrés Ferrero; el titular de la agencia ACDICAR, Gabriel Gentinetta; el presidente del Concejo Municipal, Raúl Bonino; el presidente de la asociación PAER, Diego Turco; el titular de la Cámara de Industriales Metalúrgicos, Mauricio Rizzotto; el director del INTA Rafaela, Jorge Villar; el rector de la UNRaf, Rubén Ascúa, entre otros.
Como se sabe, el Centro Tecnológico de Mecatrónica y Prototipado Rápido es administrado por ACDICAR, una asociación conformada por la Municipalidad de Rafaela, el Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región y el Gobierno provincial. El objetivo del mismo es atender la demanda de servicios de fabricación de prototipos y matricería, incluyendo sistemas inteligentes y electrónica embebida, a través de la articulación de diversas áreas del conocimiento como ingeniería electrónica, mecánica, informática, neumática y sistemas de control, entre otras. Asimismo, el proyecto total prevé el desarrollo de capacidades, tanto en equipamiento como en recursos humanos, para asistir las instancias de diseño, desarrollo de productos y procesos.
Una vez completado el equipamiento, la oferta del CENTEC alcanzará la digitalización de partes y piezas; el diseño mecánico modelado 3D y simulación virtual de condiciones físicas sobre productos y partes; el análisis funcional de equipos, productos e instalaciones y sistemas, mediante el uso de la realidad virtual; la construcción de prototipos 3D y matrices por mecanizado o por fabricación directa; desarrollos en electrónica e informática para introducir automa­tización y sistemas inteligentes en productos y procesos; ensayos de seguridad eléctrica para productos, instalaciones y sistemas industriales; y ensayos de consumo energético de productos e instalaciones.

Nuevos desafíos

Gabriel Gentinetta, presidente de ACDICAR, recordó que "en marzo de 2015 se firmó un convenio con el FONTAR para llevar adelante este proyecto, que tiene una duración de tres años, por lo cual en mayo se cumplirá el plazo para el mismo. Si hoy es innovador, hace tres años este proyecto lo era más aún. Me toca ahora tratar de colaborar en la puesta a punto y en marcha, y hacerlo de la manera más rápida posible, porque es necesario empezar a generar y brindar servicios. Es una tecnología que sigue siendo de punta, pero todas las tecnologías van mutando, por lo que ya tenemos que hacer unas actualizaciones de software".
Gentinetta señaló que "ya estamos en un 85% de ejecución. Solo las máquinas que se han incorporado suman una inversión de 15 millones de pesos. Para cualquier pyme que quiera desarrollar un prototipo o hacer un análisis metalográfico sería muy complicado, por eso la función de este centro es que pymes de todo el país puedan venir a hacer sus estudios y sus análisis de innovación. Esta máquina sigue siendo la única impresora metálica de estas características que hay en el país, y es la segunda en toda Latinoamérica. Como ACDICAR estamos muy agradecidos al INTI, y a todas las entidades que colaboraron".
Anticipó también que "el desafío es reformular el proyecto del FONTAR, porque desde que se autorizó la compra de las máquinas hasta que se efectivizó hubo una incidencia del componente inflacionario. Pensábamos invertir 10 millones de pesos y terminamos pagando 15 millones. Estamos tratando de ver si podemos lograr que nos reconozcan estas diferencias, porque ese dinero que usamos de más es el que nos está faltando para el resto del equipamiento".
Además, Gentinetta adelantó que existen en carpeta otras iniciativas, destinadas a vincular al CENTEC con el Instituto Tecnológico de Capacitación y con la Escuela Municipal de Oficios.

La innovación está aquí

Por su parte, el intendente Luis Castellano aseguró que "estamos pegando un salto de calidad en la innovación y un servicio a nuestro desarrollo productivo en un momento complejo, pero en donde tenemos claro el modelo público-privado que tiene la matriz de nuestra ciudad. La innovación está acá en Rafaela. Se están abriendo las barreras del desarrollo en base a un trabajo que viene haciéndose hace mucho tiempo, de muchas gestiones que había iniciado y sigue trabajando el senador Omar Perotti junto con las instituciones de la ciudad".
En este caso, "nuestra Agencia de Desarrollo, el INTI, el Centro Comercial, la Sociedad Rural, todo el sector científico-tecnológico, al Universidad Nacional de Rafaela. Este conglomerado de instituciones se une bajo un único objetivo que es la innovación, el desarrollo y el futuro productivo de nuestra ciudad y región".
En tanto, el senador Omar Perotti dijo que "la articulación público privada, que no es casual que se exprese aquí, en muchos otros lugares se ha gastado, pero aquí en Rafaela se renueva, aquí no solamente se renueva sino que también se refuerza, porque uno gestiona sabiendo que van a venir concreciones y compromisos para llevar adelante este tipo de proyectos, que hay argumentos sobra­dos para mostrar por qué la ciudad, y por qué la región tiene que tener acceso a este tipo de centros".
"Los argumentos planteados que jugaron a favor de Rafaela para la decisión de crear este centro, fue su historia, el trabajo público privado, la capacidad de gestión y de resoluciones favorables en cada uno de los proyectos de financiamiento internacional que se desarrollaron. Se llevaron a cabo todos, y se cumplieron todos, eso no es un dato menor cuando alguien se presenta a solicitar fondos internacionales como en este caso. Y el elemento final fue la reciente creación de una universidad con un perfil de innovación. Esos elementos definieron la posibilidad de que Rafaela tuviera aquí este centro tecnológico", agregó.

Te puede interesar