Guillermo jugó al misterio y reforzó una duda en el ataque

Deportes 08 de diciembre de 2018 Por
El DT no confirmó el equipo para enfrentar a River aunque dio pistas.
Boca

Dirigió la práctica, se duchó y entró a la sala de prensa Luis Aragonés de la Federación española serio pero distendido, atento a lo que se venía. Ya sabía lo que le iban a preguntar y lo que iba a responder. Guillermo Barros Schelotto mantuvo el misterio sobre la formación del equipo para la final pero envió un fuerte mensaje de optimismo.
"Sabemos que si atacamos hacemos un gol. Si Boca ataca, hace goles. No perdimos ese espíritu, quizá cambió un poco el juego pero eso no ha cambiado", dijo cuando promediaba la rueda de prensa. Acerca de quienes tendrán la responsabilidad, no quiso blanquearlo aunque aseguró que "el equipo lo tengo claro pero lo voy a definir el domingo".
"Tuvimos una manera de jugar durante tres años, muy característica y muy clara. Después, en la Bombonera por la lesión de Pavón y la manera de River también nos dio resultados aunque no pudimos ganar. Lo tengo bastante claro y depende de lo que decidamos. El equipo lo voy a definir en el estadio... Pueden especular con cualquier nombre pero lo voy a saber yo solo". Y en esa especulación permitida, asoma con fuerza la chance de que Abila-Benedetto jueguen de entrada respaldados por un medio con Nandez, Barrios y Pérez. Será titular Pavón. Luego insistió en que "los 24 están para jugar". Aceptó que Tevez y Almendra están en los planes. También sostuvo que "lo emocional juega en esos partidos y a cada uno le toca de manera distntina. Influye en el jugador pero no en los técnicos, nosotros miramos el partido, vemos el juego, la gente no nos influye".
Sobre el partido, sobre esa final, explicó que "posiblemente sea un partido distinto al primero. Quizá haya mas roce, ya no hay jugadores que se tengan que cuidar de las amarillas. Me parece que va a ser muy cerrado y hasta puede ser que no sea un buen partido". A sincero, no le van a ganar, parece. Con todo este combo en el retrovisor, Guillermo también lamentó que la final se haya tenido que mudar a España pero solo piensa en los futbolístico. Y de la mudanza señaló que se trató de rodear al plantel de todo el afecto posible. Por eso viajaron familiares de los futbolistas. "Es es el ambiente natural... su familia, su casa... sus amigos... bueno, tratamos de que puedan tener todo eso aquí también".
Recién al final le preguntaron si había miedo a perder. Fue la pregunta que le demandó mas tiempo responder, lo desacomodó, pero salió airoso. "Sabemos que es una final, que habrá un ganador y un perdedor pero no nos preparamos pensando en perder. Nosotros vinimos a ganar, igual que seguramente pensará el rival". Y también dijo que el resultado "será parte del análisis" propio y de los dirigentes para definir la renovación de su contrato que vence a fin de mes.
Con estas dudas, los 11 para enfrentar a River serían: Esteban Andrada; Julio Buffarini, Carlos Izquierdoz, Lisandro Magallán y Lucas Olaza; Wilmar Barrios; Villa o Almendra o Benedetto, Nahitan Nández, Pablo Pérez; Cristian Pavón y Ramón Ábila.

Te puede interesar