Crean un Registro y prohíben la actividad de nuevos lavacoches

Locales 08 de diciembre de 2018 Por
La norma legal entrará en vigencia el lunes y regirá para la ZEC. Solo podrán trabajar los lavacoches autorizados por un registro especial.
Ver galería Página 4
1 / 2 - - CASTELLANOS

No lo podrán hacer los que tengan antecedentes penales o hayan consumido alcohol u otras sustancias. La GUR y un equipo interdisciplinario al que se sumarán agentes de Protección Vial y Comunitaria serán los primeros en ejercer el poder de policía, pero ante casos de rebeldía se dará intervención a la Policía provincial o a la Gendarmería.

El Departamento Ejecutivo Municipal publicará el próximo lunes un decreto del intendente Luis Castellano a través del cual se dispone la "prohibición de efectuar la actividad de lavado de vehículos en la vía pública en la Zona de Estacionamiento Controlado". No obstante, esto no implica que los lavacoches desaparezcan de un día para el otro de la ZEC, la "mancha" urbana donde más densidad de lavacoches por cuadra existe. Concretamente, el decreto dispondrá el otorgamiento de "permisos especiales a las personas que actualmente desarrollan la actividad y obtengan la pertinente registración y también deja constancia de que "los permisos no se renovarán o transferirán a otros cuando su titular deje de cumplir definitivamente la actividad".
El anuncio fue efectuado ayer por el jefe de Gabinete, Marcos Corach, y por la subsecretaria de Empleo y Economía Social, Mariana Alassia. Corach admitió que el texto del decreto no fue elevado al Concejo ni siquiera informalmente. "Los concejales se enterarán de esta disposición como lo hará el resto de los ciudadanos, ya que el Concejo no se mostró comprometido con este tema. De hecho, nos han devuelto el proyecto de ordenanza que enviamos en su momento, diciendo que este tema era una responsabilidad del Ejecutivo", señaló Corach.
El registro será obligatorio, gratuito y los "lavacoches" a registrar deberán "acreditar el desarrollo actual de la actividad, indicando sector o ubicación; ser mayor de 18 años; tener al menos 5 años de residencia comprobable en la ciudad y residencia efectiva; no contar con trabajo formal y presentar certificado de buena conducta". Se cree que con estos requisitos una parte de los lavacoches que han protagonizado incontables hechos en la zona céntrica no podrá siquiera aspirar a integrar la nómina de los que reciban autorización para trabajar.
El registro será renovable cada seis meses y contempla tres tipos de sanciones: llamado de atención, suspensión temporaria de la autorización y cancelación definitiva de la misma, según la gravedad del hecho que pudieran protagonizar. Serán causales de cancelación definitiva no ejercer la actividad autorizada personalmente, realizar cualquier tipo de transacción con el permiso otorgado sin autorización de la autoridad competente; consumir bebidas alcohólicas o cualquier tipo de sustancias prohibidas en el lugar de trabajo, así como presentarse a ejercer la actividad en estado de consumo; ser condenado por delito doloso; o incurrir en una nueva causal de suspensión temporal de permiso luego de haber sufrido suspensiones en dos oportunidades anteriores.

Obligaciones y deberes

Será obligatorio para poder desarrollar la actividad del lavado de vehículos: mantener actualizados los datos en el Registro; portar siempre la autorización durante el ejercicio de su actividad y el distintivo que se le provea en lugar visible; usar la pechera de identificación que será entregada por la Municipalidad y contendrá los siguientes datos: número de Registro, nombre y apellido.
Además, se exigirá sujetarse al horario establecido en el permiso; observar buena conducta; no resultar condenado por delito doloso; respetar los términos de la autorización otorgada; mantener limpia la ubicación establecida; no interrumpir ni dificultar el tránsito de vehículos ni peatones; participar en las campañas de difusión y prevención que se promuevan; asistir a los cursos y talleres de capacitación y formación que se dispongan así como a las reuniones programadas por la autoridad de aplicación.
El Decreto también contempla una autoridad de aplicación que será la Secretaría de Gobierno y Ciudadanía a través de la Dirección de Control Público, quien tendrá a su cargo el control del cumplimiento. En tanto que el juzgamiento y sanción de las conductas que constituyan violaciones a sus disposiciones estará a cargo de los Juzgados de Faltas Municipales o los organismos que los reemplacen en el futuro.
Todas estas resoluciones forman parte de un programa que será ejecutado por un equipo interdisciplinario de profesionales de diversas dependencias municipales, que tendrá por objeto realizar labores de asistencia técnica y tutoría social de los beneficiarios que integren el Registro, procurando su fortalecimiento laboral y social, así como su inclusión en los diferentes programas municipales.

Te puede interesar