Ruidosa movilización de la UOM Rafaela

Locales 07 de diciembre de 2018 Por
La Seccional Rafaela de la Unión Obrera Metalúrgica realizó a media mañana de ayer una fuerte movilización, que inició en su sede de calle Arenales y llegó hasta el Centro Comercial e Industrial, ubicado en calle Necochea.
Ver galería PAGINA 8 FOTO
1 / 2 - - N. Gramaglia

 En medio del deterioro de la situación salarial de los empleados de las empresas metalúrgicas, la conducción nacional convocó a movilizaciones y actos con el fin de lograr la reapertura de la paritaria para discutir nuevas condiciones salariales y complementar lo acordado en mayo pasado. La protesta se replicó en Rafaela con la decisión adoptada ayer mismo en la mañana de concretar la movilización.
Luego de una ruidosa caminata que los llevó hasta el CCIRR, el secretario general del sindicato, Roberto Oesquer, pronunció un áspero discurso contra los empresarios y dirigentes de ese sector, criticando la falta de cumplimiento de algunos acuerdos. Los conceptos más duros apuntaron al presidente del CCIRR, Andrés Ferrero –quien fue presidente de la Cámara de Industriales Metalúrgicos local- a quien acusó de "destratar" a sus empleados, denunciando que les brinda muy malas condiciones laborales.
"El contador Ferrero tiene una empresa a que le va re bien, pero tiene que fijarse más en sus trabajadores, que los tiene en el hambre y la miseria", sentenció.
En el discurso que pronunció en la misma calle, frente a la sede del CCIRR, Oesquer fustigó el proyecto aprobado en el Senado de la provincia para declarar en estado de emergencia a la industria metalúrgica. "¿Quieren la emergencia metalúrgica? ¿Para qué, para favorecerlos a ellos? ¿Para pagar la luz en doce cuotas, el gas en doce cuotas, pavimento gratis, la policía gratis, los bomberos gratis? Y de los trabajadores no se habla. Los legisladores que quieren llevar adelante leyes para proteger a la industria metalúrgica, ¿hablaron con los trabajadores, saben que ganan 15 ó 16 mil pesos?", disparó.
El secretario general de la UOM apuntó que "somos agradecidos de que haya empresas que den trabajo, pero tiene que haber respeto, un sueldo acorde. Para salvaguardar un poco la situación este gobierno que no favorece en nada a la industria nacional creó un bono, que es ley. Es ley, lo tienen que pagar. Pero algunos señores no quieren pagarlo. No se pueden creer dueños del país. Estamos reclamando un salario lógico, con responsabilidad, no estamos pidiendo cosas exhorbitantes. Estamos viendo que vamos a perder mínimo 10 puntos contra la inflación, pero a los señores empresarios no se les mueve un pelo".
Oesquer también apuntó contra la ley de las ART a la que la FISFE pidió que la Provincia adhiera. "Todos saben cómo nos manejamos acá, acompañamos a las empresas cuando hay problemas, intercedemos ante la Provincia, se buscan procedimientos preventivos de crisis. Y así nos agradecen. Cuando un trabajador tiene un problema por un accidente, lo mandan de un curandero para que no le cargue costos a la ART: Viene un tornado, les tumba un galpón, tienen seguros... ah, pero la Provincia me tiene que dar la plata para hacerlo de nuevo. Cuando el viento levanta el techo de un trabajador, nadie se acuerda. Si a un trabajador se le incendia la casa, nadie se acuerda. Si el trabajador no paga la cuota del pavimento, le embargan la casa. A ver si estos empresarios que facturan millones se ponen a pensar un poco en sus empleados. Hay muchos empresarios que están dispuestos a reconocer esto, pero parece que el señor Ferrero los lleva de las narices y hay que hacerle caso a lo que hace ADIMRA".
Furioso, Oesquer dijo que "de nada sirve tener diálogo con esta gente que paga de esta manera".
En cuanto a los reclamos concretos, la UOM está pidiendo una recomposición salarial para el primer trimestre del año próximo, del 5% en enero, otro tanto en febrero y un 3% para marzo, incorporando el bono no remunerativo decretado por el gobierno a los salarios formales. Esto totalizaría un 40,6% aproximadamente para el año, entre mayo del 2018 y abril del 2019. ADIMRA sería la cámara más dura en la negociación, y por eso la contundencia de la protesta en los lugares del interior donde las cámaras están afiliadas a esa entidad. En la movilización de ayer, la UOM tuvo el apoyo de otros gremios: algunos de manera testimonial, y otros de forma personificada en la figura de sus presidentes, como el caso de Marcelo Lombardo (SOIVA).

Te puede interesar