Comercio local analiza cómo cumplir el acuerdo paritario

Locales 07 de diciembre de 2018 Por
En plena caída de ventas y en medio de una ola de procedimiento preventivo de crisis, el ajuste de las paritarias de Comercio fijó un aumento adicional de 20% en tres cuotas y llevó al convenio colectivo del sector a una suba salarial del 45%.
Pagina 4 abajo - d. camusso
- Foto: D. Camusso

Poco después de cerrarse el acuerdo con el gremio liderado por Armando Cavalieri, comenzaron los chispazos entre los empresarios.
El nuevo acuerdo salarial fue firmado por la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), la Coordinadora Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Unión de Entidades Comerciales de la Argentina (UDECA) por el lado empresarial, y por la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECyS) en el sector sindical.
Para muchos, esto supone una consecuencia negativa, no solo para empresarios sino también para algunos trabajadores. Fernando Aguirre, vocero de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS) y la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA), apuntó que "hay preocupación porque muchas empresas no puede pagar ese aumento".
Muchas empresas comenzaron las quejas ya que dicen que nunca fueron consultadas antes de firmarse el acuerdo, que de todas maneras, las obliga a hacer frente al compromiso. Todavía queda pendiente la homologación por parte del Ministerio de Producción y Trabajo, mientras tanto, el sector empresarial está analizando los pasos a seguir.
En este sentido, los empresarios saben que deben cumplir con el convenio firmado entre las tres cámaras y el gremio, que implicará un 20% de aumento salarial a pagar en tramos desde febrero hasta abril, pero analizan cómo.

Rafaela no es excepción

Consultado por CASTELLANOS, un alto dirigente de una cadena minorista de la ciudad admitió que hay muchas quejas dentro del sector y que la caída de ventas pone en jaque el cumplimiento.
Por otro lado, desde un negocio mucho más pequeño fueron inclusive más duros: "es ridículo tener que pagar un 45% de aumento paritario anual en un sector donde los volúmenes de venta han caído a partir de julio alrededor de 40% y en noviembre ya superan el 50% de caída".
Pero todo parece ser un círculo vicioso, si la gente no tiene plata no puede comprar, los supermercados venden menos, y entonces no puede pagar más sueldos, y si no paga más sueldos, la gente no puede comprar. Entonces por alguna parte hay que empezar a frenarlo.

Optimistas

De todos modos, el sector es optimista de cara a lo que resta del año. Diciembre siempre fue el mes donde se motoriza el mercado, la fiesta de Navidad y año nuevo activan a todos los comercios. Un mes donde los negocios y supermercados rebalsan de gente, y las ventas aumentan.
Se esperan buenos resultados para lo que resta del año, después de un 2018 con un comercio en recesión. Es por eso que la entrada de diciembre se vio con buenos ojos y se espera un mes con buenos resultados para cerrar un año malo.

Te puede interesar