Lluvias récords: noviembre pulverizó los promedios históricos

Agro 06 de diciembre de 2018 Por
El 23% de Córdoba y el 30% del territorio santafesino cerraron el mes con lluvias mensuales que superan los registros de los últimos 60 años. En nuestra ciudad llovió más de 3 veces que la media histórica.
Página 20

La última semana del mes de noviembre se presentó con mal tiempo. En estos últimos 3 días, Córdoba recibió mayores precipitaciones que las que se esperaban, el centro de su territorio recibió de 50 a 120 mm. Santa Fe también recibió el coletazo, una lengua de lluvias en torno a los 50 a 100 mm volvió a generar preocupación en el área más problematizada del centro de la provincia. La tregua actual de buen tiempo durará poco, un frente muy frío se pondría en acción a partir del viernes.
La media histórica de los últimos 60 años indica que deberían haber llovido poco más de 100 mm en Santa Fe. Pero hay registros que multiplican ese valor por 3 y hasta por 4.
En Rafaela, por ejemplo, dónde los registros van más allá de los 60 años y comienzan en 1931, la media de noviembre es de 103 mm. Pero allí el mes está cerrando con un total de 346 mm.
Más grave es el casi de la localidad de Irigoyen. Allí hay un registro de 453 mm. Muy cerca de allí, Carlos Pellegrini marca 396 mm al 28 de este mes.
La extensión geográfica de estos valores récords también es preocupante, ya que abarcan al 30% de la Provincia. Gran parte de los departamentos del centro santafesino, Castellanos, Las Colonias, La Capital, San Martín y San Jerónimo, están casi cubiertos por la zona que comprende registros mensuales de 300 a 400 mm.
Córdoba ocupa el segundo lugar en este podio de eventos que se descuelgan claramente de la normalidad. El 23% de su área recibió las mayores lluvias de los últimos 60 años.
La localidad de Marcos Juárez termina el mes con el mayor valor pluviométrico de los últimos 100 años para noviembre, alcanzando los 263 mm. Pero hay marcas aún mayores: Noetinger acumuló 320 mm y Bengolea 280 mm.

Las chances de una fase "Niño"

Según el Servicio Meteorológico Nacional, las condiciones actuales son neutrales. La temperatura de la superficie del mar (TSM) en el Pacífico ecuatorial se mantuvo por encima de los valores normales en la mayor parte de la región. Los vientos alisios estuvieron levemente debilitados alrededor de la línea de fecha y el Índice de Oscilación del Sur se mantuvo alrededor de valores neutrales, evidenciando que la atmósfera aún no está respondiendo al calentamiento mencionado.
De acuerdo a los modelos dinámicos y estadísticos, en el trimestre diciembre-enero-febrero (DEF) 2018/2019 hay 80% de probabilidad de que se establezca una fase Niño. En caso de que esto suceda, estaríamos ante un Niño tardío. Esta probabilidad se mantiene alta durante el verano y principios del otoño.
Durante noviembre las anomalías de la temperatura del agua del mar (TSM) en el océano Pacífico ecuatorial se mantuvieron superiores a las normales en la mayor parte de la región. Se observaron algunos máximos locales de TSM superiores a 1.0°C. En noviembre las regiones Niño en promedio mantuvieron el calentamiento mencionado, quedando con anomalías positivas.
Los niveles sub-superficiales del Pacífico ecuatorial se observaron anomalías positivas desde superficie hasta 200 m de profundidad aproximadamente, entre 140°E y la costa Sudamericana. Dichas anomalías cálidas tuvieron un comportamiento cuasi - estacionario a lo largo del mes.
Expresado en valores probabilísticos, existe una probabilidad de 80% de que se establezca una fase Niño durante el trimestre DEF 2018/2019. Esta probabilidad se mantiene alta durante el verano y principio del otoño.

Te puede interesar