Incumplió otra vez las medidas y ahora irá nuevamente a prisión

Sucesos 05 de diciembre de 2018 Por
Se trata de Diego Acuña, un jovencito jaqueado por las drogas y casi un abonado a las crónicas policiales del que el Estado no se hace cargo.
audiencia Acuña 1
Nuevamente le decretaron preventiva a Diego Acuña. - Castellanos

En abril el Dr. Mognaschi le había dado medidas alternativas y fue internado en un instituto contra las adicciones desde donde escapó el primer día. Se decidió en una de las tantas audiencias realizadas en la jornada de ayer.

(Por Nilo Peretto) EXCLUSIVO ÚNICO MEDIO, con Diario CASTELLANOS presente en cada una de todas las audiencias que tuvieron lugar ayer en las distintas salas de la Oficina de Gestión Judicial de los Tribunales locales. A partir de las 11 se desarrolló una presidida por el Juez de la IPP Alejandro Mognaschi, desempeñándose como fiscal la Dra. Lorena Korakis y como defensor Carlos Flores. En ésta, estuvo una vez más sentado en el banquillo Diego Emiliano Acuña, un jovencito atravesado por las drogas y por el que el Estado nunca hizo absolutamente nada. En esta oportunidad la fiscal Korakis le imputó a Acuña dos nuevos hechos ilícitos: el robo de una bicicleta desde calle Cossettini al 900 y un teléfono celular desde calle Flaminio del Signore. Ocurre que el imputado se encontraba obligado a cumplir medidas alternativas que le había decretado el magistrado en abril pasado por un hecho de Robo por escalamiento.
Acuña fue alojado en la Alcaidía local y luego derivado a un instituto de rehabilitación ubicado en la ciudad de Cañada de Gómez, del que se escapó a las pocas horas de llegar, siendo encontrado a la noche por la policía de Bustinza a bordo de una bicicleta que, obviamente, había robado. Fue llevado nuevamente a la Asociación Nazareth desde donde escapó otra vez librándose entonces la orden de captura.

Algunos números

A Diego Acuña le decretaron la preventiva en marzo de 2016. Eso fue revisado y le morigeraron la pena con arresto domiciliario. En mayo de ese mismo año recibió otra vez medidas alternativas y lo mismo ocurrió en abril del año siguiente, además de ordenarse un tratamiento contra sus adicciones. En medio peleó con sus familiares; con algunos internos de la Alcaidía; con personal policial y lo que uno pueda imaginar. También se le realizó una Junta Médica por parte de personal del equipo de Salud Mental provincial.

La decisión

Hubo un enorme esfuerzo de la defensa para tratar de revertir la situación de Acuña. Ingentes gestiones por parte de personal perteneciente al Servicio Público Provincial de la Defensa Penal efectuando gestiones para que el imputado esté definitivamente en un lugar donde pueda ser asistido. Pero aquí se da una vez más esa ausencia del Estado ya que no existe en la Provincia ninguna institución que pueda aportarle a Acuña los cuidados que necesita. Y si es que hay, está abarrotada, lamentablemente. Lo que queda claro es que Acuña no puede estar en libertad; pero tampoco en un sitio con presos comunes. Por ello finalmente el Dr. Mognaschi decidió decretar nuevamente una prisión preventiva; y ordenar la realización de una nueva Junta Médica para que determine si el encartado es o no capaz de direccionar sus acciones. Mientras tanto desde todos los sectores se aguarda una respuesta definitiva del Estado completamente ausente.

Te puede interesar